Si algo está claro en estos tiempos turbulentos, es que los mercados se están moviendo en una dirección distinta a la de otras épocas, cuando la marcha de la economía tenía especial impacto sobre las bolsas de valores y el dólar.

La política monetaria de la Reserva Federal, y también la del gobierno de Joe Biden, están consolidando algo que viene de lejos: la bolsa sube si hay liquidez, y cae si se presume que no la habrá. Es verdad, siempre tuvo incidencia este factor, pero el divorcio entre los mercados y la economía ahora mismo es total.

Prueba de ello es lo que sucedió este miércoles, con los datos de inflación. El índice general, que agrupa a todas las variables de la economía, arrojó un insólito 4.2% anual, muy por encima de las metas del banco central, que se encuentran apenas por arriba del 2%, tal como lo manifestó en Jackson Hole el presidente Jerome Powell en octubre pasado.

La Fed prefiere tomarse de la medición que excluye a los alimentos y la energía. No le falta razón en parte, dado que el galón de gasolina casi duplicó su valor en los últimos meses, luego de un desastroso 2020 para el petróleo, que fue revirtiendo su histórica caída de abril de ese año, para llegar a máximos de dos años exactamente 12 meses después.

Pero, como sea, la inflación es que la que se ve -tal vez un poco mayor en algunos ítems- y los consumidores la sufren. El banco central insiste en que ya va a caer, y que con el paso del tiempo todo volverá a la normalidad.

Uno se pregunta si estas afirmaciones, que todos los miembros del Comité de Política Monetaria repiten a coro como si fuera un equipo deportivo, están basadas en estudios serios, o son expresiones de deseos. Viendo el nivel de inyección de dinero en la economía, podríamos pensar en la segunda opción.

El gobierno de Biden, apoyado por gran parte de la prensa internacional y, por lo tanto, por buena parte de la opinión pública, ha encarado dos proyectos faraónicos, que implican billones de dólares, en asistencia e infraestructura. El segundo no incluirá emisión de deuda en su totalidad, sino que saldrá de un fenomenal aumento de impuestos.

En este contexto, la bolsa de Nueva York sufrió una fuerte corrección el miércoles, aunque termina la semana nuevamente al alza, en la presunción de que la Fed mantendrá su discurso de manos abiertas y dólares fáciles. El billete, naturalmente, vuelve a caer en todos los frentes, y hasta el yen, siempre prudente y conservador, se anima a apuntar al alza. También el oro apunta alto, para superar en las próximas sesiones la incómoda barrera de 1860 dólares.

Las ventas minoristas borraron las sonrisas, pero no apagaron la búsqueda de riesgo. Como cuando las cosas empeoran a la bolsa le llega liquidez gratis, la baja en las ventas en abril dispararon a las acciones en la apertura de la sesión del viernes, algo que probablemente se mantenga por varios días.

En otro orden, la aceleración en los planes de vacunación en Europa le dio sustento al euro en estos días. Por fin, el viejo continente se puso a la altura de la situación, como lo está Reino Unido y Estados Unidos, y la moneda única se acomoda sobre 1.2100, con chances de seguir unos días en estos niveles, y aún más, superarlos. La libra esterlina supera 1.4100, aunque no parece tener mucho más para ofrecer en el corto plazo.

El calendario de la semana próxima no tiene mucho para ofrecer, y cuando esto sucede, los fundamentales que mueven los mercados cambian de eje. La angustiosa situación en Medio Oriente, donde Israel y Palestina reanudaron su milenario enfrentamiento, se está agravando, y puede tener un peso decisivo en los mercados. Habrá que prestar especial atención al petróleo, y a sus monedas vinculadas. Recuerde que los fines de semana no suelen ofrecer buenas noticias a los mercados financieros.

Nota legal Este reporte, así como sus datos, informes y recomendaciones, está elaborado con el objeto de proporcional información general y no constituye una invitación a la compra o venta de divisas. El presente informe se basa en informaciones tomadas de fuentes que se consideran fiables pero que no han sido objeto de verificación independiente por parte de Adrian Aquaro. Confiar en el contenido del reporte o en las opiniones vertidas en el mismo corre por cuenta exclusiva del lector. Adriann Aquaro no participa con este informe del asesoramiento financiero a persona alguna, y no se responsabiliza por las ganancias o las pérdidas que se realicen tomando como base las opiniones vertidas en el mismo.

Analysis feed

Últimos Análisis


Últimos Análisis

CONTENIDO RECOMENDADO

EUR/USD Pronóstico Semanal: El foco vuelve a la Fed en medio de una inflación cada vez mayor

El BCE es optimista pero cauteloso y revisó al alza sus previsiones de crecimiento e inflación. La inflación estadounidense aumentó en mayo a su ritmo más rápido en casi trece años. El EUR/USD se ha vuelto bajista en su gráfico diario, podría poner a prueba el nivel crítico de 1.2000.

EUR/USD Noticias

GBP/USD Pronóstico Semanal: ¿Hora de que brille la libra? Datos del Reino Unido y la Fed pueden echar más leña al fuego

El GBP/USD ha superado el Brexit y los temores en torno a la reapertura para mantenerse firme. La decisión de la Fed, la reapertura del Reino Unido y los datos económicos británicos de primer nivel prometen acción. El gráfico diario de mediados de junio muestra que los alcistas van por delante.

GBP/USD Noticias

USD/JPY actualiza máximos semanales, se acerca a 110.00 gracias a la fortaleza del USD

El par USD/JPY continúa subiendo antes del fin de semana con el dólar preservando su fuerza durante el horario comercial estadounidense. Al momento de escribir, el par operan en su nivel más alto en una semana en 109.84, aumentando un 0.48% en el día.

USD/JPY Noticias

La Fed y una reunión muy esperada

Después de conocidos los datos de inflación de mayo en Estados Unidos, con niveles récord en muchos años, la pregunta que sigue es que clase de discurso ofrecerá la Reserva Federal en su reunión de la semana próxima.

Mercados Noticias

EE.UU.: Confianza del consumidor sube más de lo esperado en junio

El indicador principal de confianza del consumidor del reporte elaborado por la Universidad de Michigan mostró una mejora en la lectura preliminar de junio a 86.4 desde el 82.9 de mayo. El dato fue mejor al esperado que era de 84.

Indicador Económico Noticias

PARES PRINCIPALES

PETRÓLEO

ORO