Los dos principales países de habla inglesa – Estados Unidos y el Reino Unido – tienen sectores financieros descomunales y tienen los mercados de capital más profundos y líquidos del mundo. Por coincidencia, estos son los dos poderes hegemónicos principales de los últimos dos siglos y medio. Sus activos financieros exagerados significan que tienen cifras de PIB nominalmente altas en comparación con los países que dependen de la manufactura y el turismo. ¿Pero es esto real?

Gran Bretaña se convirtió en el país más influyente de Europa a lo largo del siglo XVIII. Anteriormente ese cargo había sido ocupado por España. La riqueza de España se derivó del descubrimiento y la explotación de las Américas, pero fue precisamente esta misma riqueza la que llevó a su declive. En lugar de fabricar por sí misma, España pudo aprovechar el oro y la plata de América para comprar bienes fabricados en el norte de Europa. Los países del norte adquirieron así habilidades técnicas y una base para la innovación continua, mientras que España perdió estos mismos atributos.

Francia era el heredero natural de España como el país más poderoso, pero a lo largo del siglo XVIII Francia se involucró en guerras que agotaron sus recursos y Gran Bretaña estaba esperando su momento para aprovecharse. Así, en el siglo XIX, Gran Bretaña fue el primer país industrial y, con mucho, la más grande potencia industrial del mundo. En el siglo XX, Gran Bretaña pasó la batuta a los Estados Unidos, que durante ese siglo fue la mayor economía industrial.

Ahora, dos décadas después del comienzo del siglo XXI, tenemos una situación en la que ambos países han tenido grandes déficits comerciales que se remontan a antes del cambio de milenio y van perdiendo sus bases manufactureras. Esto ha sido compensado por sectores financieros sobredimensionados, pero ¿en qué consiste exactamente?

Si un país tiene un déficit comercial, pide prestado en una moneda extranjera y esto debe devolverse de los ingresos en moneda extranjera de las exportaciones. Esto obliga a una disciplina en la mayoría de los países del mundo a mantener su comercio exterior en equilibrio, de lo contrario se verían obligados a reducir el consumo y aceptar la austeridad. El otro lado de eso es que necesitan invertir continuamente en sus sectores comercializados internacionalmente para impulsar la competitividad.

Por razones históricas, tanto los Estados Unidos como el Reino Unido pueden pedir prestado en sus propias monedas. Esto significa que pueden tener déficits comerciales sin tener un problema de divisas ya que los pagos están en $$ y ££. También pueden usar sus bancos centrales para crear dinero a través de la flexibilización cuantitativa (quantitative easing). Por lo tanto, se benefician del dinero de otros países y pueden crear dinero mágico para devolverlo. La mayoría de sus activos son financieros y los déficits comerciales hacen que sus activos reales se deterioren.

Sin embargo, la desventaja de esto es que les falta la disciplina forzada a otros países a corregir las causas subyacentes de los desequilibrios al controlar el consumo e invertir en sus sectores de exportación. Así, la complacencia se establece y sus sectores manufactureros continúan disminuyendo. Sus sectores financieros de gran tamaño solo valen la confianza que los extrajeroos depositan en ellos y, si eso desaparece, se encontrarán con una gran conmoción. Es un poco como una acción empresarial que se valora muy por encima de lo que sugerirían los fundamentos.

El declive de España se debió a tener demasiados activos financieros y dejar que la fabricación desapareciera y a España necesitó bastante tiempo (varios siglos) para dejar eso atrás y encontrar el camino del progreso una vez más. Si comparamos a España y Gran Bretaña hoy, lo que podemos ver es que España lidera en activos reales (trenes de alta velocidad, puertos, viviendas, etc.) mientras que Gran Bretaña lidera en activos financieros. El sector externo de España está, en general, en equilibrio, ya que su déficit comercial de bienes está cubierto por su superávit turístico. Gran Bretaña tiene un gran déficit comercial que se cubre a través del sector financiero de Londres, pero como se mencionó anteriormente, esto depende de la confianza.

La reciente guerra comercial de Estados Unidos con China es un reconocimiento tardío de que necesita hacer algo con respecto a su déficit comercial, pero los aranceles no funcionarán por sí solos. Necesitan controlar el consumo y aumentar los ahorros y la inversión, pero esto es poco probable sin abordar varios problemas internos de la economía de los Estados Unidos, como el sector de la salud.

Una forma de abordar los déficits comerciales sería que Estados Unidos y el Reino Unido adopten controles de capital y limiten el acceso externo a sus mercados de capital. Esto los obligaría a seguir las disciplinas que siguen otros países, pero también significaría que Estados Unidos renunciaría a sus roles en el mundo. Si no cambian de rumbo, perderán sus roles en cualquier caso, aunque algo mas tarde.

Latin Report no es legalmente responsable de ninguna decisión tomada en base a los puntos de vista ofrecidos aquí o en nuestros Informes.

Analysis feed

Últimos Análisis


Últimos Análisis

CONTENIDO RECOMENDADO

EUR/USD Pronóstico Semanal: ¿Volverá Lagarde a levantar el euro?

Europa gana a los Estados Unidos en la lucha contra el coronavirus y el BCE está haciendo todo lo posible. Si los líderes de la UE llegan a cualquier tipo de acuerdo, el EUR/USD tiene espacio para subir, incluso si el consumidor estadounidense y el coronavirus pesan sobre el sentimiento.

EUR/USD Noticias

Momentos clave para la pandemia y las elecciones

Las monedas líderes se movieron con ritmo errático, y si bien terminan este viernes ganando, tanto el euro, como la libra esterlina no tuvieron rallíes decisivos. De las dos, el euro parece tener por delante algunas semanas promisorias. Técnicamente, se ha formado un triángulo de continuación de tendencia en gráficos semanales, lo cual podría anticipar ganancias de relativa intensidad durante el resto del mes. 

Mercados Noticias

Predicción Bitcoin, Ethereum y Ripple: La guerra por la dominancia golpea la base del mercado

El Bitcoin intentó recuperar la participación del mercado y activa las ventas en el segmento Altcoin. El BTC/USD, el ETH/USD y el XRP/USD están buscando soporte y un rebote para llevarlos a nuevos máximos relativos. La compresión actual en el gráfico del XRP/USD podría desencadenar un movimiento explosivo.

Criptodivisas Noticias

Momentos clave para la pandemia y las elecciones

Las monedas líderes se movieron con ritmo errático, y si bien terminan este viernes ganando, tanto el euro, como la libra esterlina no tuvieron rallíes decisivos. De las dos, el euro parece tener por delante algunas semanas promisorias. Técnicamente, se ha formado un triángulo de continuación de tendencia en gráficos semanales, lo cual podría anticipar ganancias de relativa intensidad durante el resto del mes. 

Mercados Noticias

Predicción Bitcoin, Ethereum y Ripple: La guerra por la dominancia golpea la base del mercado

El Bitcoin intentó recuperar la participación del mercado y activa las ventas en el segmento Altcoin. El BTC/USD, el ETH/USD y el XRP/USD están buscando soporte y un rebote para llevarlos a nuevos máximos relativos. La compresión actual en el gráfico del XRP/USD podría desencadenar un movimiento explosivo.

Criptodivisas Noticias

PARES PRINCIPALES

CRIPTODIVISAS

ANÁLISIS