Tipos de Interés - Curso de Forex

3. Tipos de Interés

Los tipos de interés son uno de los componentes clave de la política monetaria y están fuertemente relacionados con la oferta y la demanda de divisas. Si bien la importancia de los indicadores fundamentales varía en el tiempo, los tipos de interés siempre parecen ser relevantes. Son importantes para el crecimiento económico, para los mercados y en última instancia para el propio trading, y pronto entenderá por qué. En el anterior Módulo 2 [enlace a Midiendo una Operación Unidad A Capítulo 3] hemos aprendido que las ganancias y las pérdidas también se ven afectados por el rollover, compuesto por los diferentes tipos de interés del par de divisas, la fecha de liquidación, y la duración de la posición. En esta sección abordaremos el tema desde una perspectiva fundamental más profunda.

El papel del gobierno en la economía es influir en el ciclo económico manteniendo los precios estables y trabajando por un crecimiento sostenido. El primer medio para lograr esto la política fiscal, y el segundo - y tal vez el más importante para nosotros como traders - es la política monetaria, que significa ejercer el control sobre la oferta monetaria. Esto tiene una relación directa con los tipos de interés.

En una sociedad, algunas personas tienen más dinero del que requieren sus necesidades inmediatas, mientras que otros tienen necesidades que requieren de más dinero del que tienen. Una economía puede crecer más rápido si la gente que tiene dinero se lo presta a los que lo necesitan para lograr sus objetivos. Aquí subyace el concepto de interés: los prestamistas no prestarán su dinero a cambio de nada; para lograr que la gente preste dinero, los prestatarios deberán pagarles intereses.

Los tipos de interés son, básicamente, el pago que el prestamista exige a cambio de prestar dinero a un prestatario. Normalmente, este pago se expresa como un porcentaje del importe del dinero prestado. Por ejemplo, si un prestatario recibe un préstamo de 1.000 USD por 1 año a una tasa de interés nominal del 5%, entonces el coste de ese préstamo para el prestatario, el llamado "pago de intereses", es de 50 USD. El interés es el valor o “precio” del dinero. Al igual que los precios de prácticamente casi cualquier cosa, también se determina por la oferta y la demanda.

En la mayoría de los países desarrollados, el gobierno tiene una gran influencia en la cantidad de dinero que se crea o destruye y en su valor como medio de intercambio. En términos técnicos ello se define mediante la oferta monetaria y los tipos de interés. El gobierno puede aumentar la oferta monetaria mediante la inyección de dinero en la economía, o por medio de políticas monetarias, alentando a la población a ahorrar o a gastar dinero. Sin embargo, hay un límite a la cantidad de dinero que un gobierno puede poner en circulación antes de que la economía sea dañada. El dinero debería tener siempre un valor relativamente estable, de lo contrario la gente perderá la fe en él como medio de intercambio con consecuencias nefastas para la economía.

Cada economía tiene un banco central que maneja la política monetaria. En EEUU el banco central es la Reserva Federal, o "Fed", como a menudo se la denomina. Cuando un banco central inyecta dinero en la economía a través del sistema bancario, los bancos empiezan a prestar ese dinero. Tenga en cuenta que esta no es la única manera que un gobierno tiene de inyectar dinero en la economía. También puede ser inyectado directamente en la economía real mediante la promoción del sector público, creando infraestructuras, (por ejemplo, escuelas, hospitales, etc.)
El hecho es que una gran parte de la demanda de dinero es para los préstamos de particulares y empresas, sobre todo porque las personas tienen prácticamente deseos ilimitados. Y cuanto más dinero hay disponible en una economía, mayores cantidades habrá para prestar. Los bancos, en este caso, ganarán dinero prestando y cobrando intereses y comisiones.

País Banco Central
Australia Banco de la Reserva de Australia (RBA)
Canadá Banco de Canada (BOC)
China Banco Popular Chino (PBC)
Unión Europea Banco Central Europeo (BCE)
Japón Banco de Japón (BoJ)
Nueva Zelanda Banco de la Reserva de Nueva Zelanda (RBNZ)
Suiza Banco Nacional Suizo (SNB)
Reino Unido Banco de Inglaterra (BoE) 
Estados Unidos Reserva Federal (Fed)

Por esta razón, los gobiernos están muy preocupados por mantener el valor del dinero estable. Mediante el ajuste de los tipos de interés al alza y a la baja, el crecimiento económico puede ser frenado o estimulado. El nivel de tipos de interés o, en otras palabras, el valor del dinero tiene un gran efecto en prácticamente todo en la economía desde el consumo y el empleo a la inflación.

Unos tipos mayores de los Fondos Federales, en el caso de la economía de EEUU, hace que el dinero prestado sea más caro, lo que significa que también será menos probable que la gente emprenda o amplíe un negocio. Esto puede resultar en un aumento del paro, menos ingresos personales, consumo débil, etc. Lo contrario, por supuesto, también es cierto cuando los tipos de interés bajan y los propietarios de las empresas aprovechan un acceso más barato al dinero prestado. El impacto se ve en los mercados financieros, así como con los participantes del mercado tomando dinero prestado para apalancar sus cuentas. Esta dinámica de crecimiento puede ser sostenida en el tiempo, siempre y cuando las personas mantengan la esperanza de que los tipos se mantendrán bajos en el largo plazo.

Es generalmente aceptado que una inflación acelerada suele acompañar al crecimiento económico. Sin embargo, la inflación en exceso puede dañar la economía y es por eso que las autoridades monetarias están manteniendo siempre un ojo vigilando los indicadores económicos relacionados con la inflación, tales como el IPC y el IPP.

Valor Temporal

En circunstancias normales la mayoría de las personas prefiere recibir una unidad monetaria hoy, digamos que un dólar, en lugar de ese mismo dólar dentro de un año. Esto se debe a que un dólar ganado hoy se puede poner a trabajar y, potencialmente, aumentar su valor con el tiempo, y por lo tanto su poder de compra puede aumentar en el futuro. Por esta razón, un prestamista, sea un individuo o una institución, espera ser compensado por no ser capaz de utilizar el dinero durante un cierto período de tiempo. O dicho de otro modo, un dólar recibido en el futuro tiene menos valor que un dólar recibido hoy. Este hecho es lo que da valor temporal al dinero.

Por definición, los tipos de interés son la tasa de crecimiento del dinero por unidad de tiempo. El tiempo determina el valor presente y futuro del dinero. Dado que los activos financieros dependen muchos del valor temporal, las ganancias en intereses son uno de los factores más importantes en las inversiones financieras. Las divisas, al igual que muchos otros activos, pagan intereses, y dicho pago dependerá de su tipo de interés. Por lo tanto el tipo de interés sirve para asignar los recursos económicos de manera más eficiente, ya que proporciona información a los participantes del mercado en cuanto a cuál es el mejor uso del dinero en cualquier momento. Les dice si es mejor mantenerlo o gastarlo, y dónde hacerlo.

Coste de Oportunidad

El valor presente y futuro del dinero permite a una persona o empresa cuantificar y minimizar sus costes de oportunidad en el uso del dinero. El coste de oportunidad, en este contexto, es el beneficio que dejamos de ganar utilizando el dinero de una determinada manera. Un inversor, por ejemplo, puede poner 1.000 USD para trabajar en los mercados financieros en lugar de depositarlo en una cuenta de ahorro que paga un interés anual determinado. De esta manera, el inversor renuncia a los intereses pagados por el banco en favor del beneficio potencial de invertir en los mercados.
Sin embargo, el valor futuro de una inversión especulativa es realmente impredecible. En el caso de las inversiones financieras, sólo puede ser estimada mediante la comparación de inversiones específicas con un tipo de interés que se conoce o se puede estimar de manera razonable utilizando las fórmulas para el valor presente y valor futuro del dinero.

Por tanto, uno de los principales objetivos de un sistema financiero es reducir al mínimo el coste de oportunidad a los prestamistas y los prestatarios, facilitando su interacción. Al interactuar, los prestamistas pueden prestar dinero con el tipo más alto posible y los prestatarios pueden pedir dinero prestado al tipo más bajo. Obviamente, el acuerdo dependerá no sólo del coste de oportunidad y del valor temporal, sino también del riesgo asociado.

Expectativas de Inflación y Deflación

A pesar de ser uno de los factores económicos más importantes en los mercados de divisas, centrándose en los tipos de interés actuales no tiene sentido porque el mercado ya los ha incorporado en el precio de la divisa. Lo que los traders hacen con el fin de predecir cambios en los tipos es vigilar la tasa de inflación. La inflación es un aspecto esencial para comprender los tipos de interés, ya que influye en el coste de oportunidad asociado con una divisa. La inflación es el resultado de un aumento en la oferta monetaria, cuando hay más dinero para comprar los mismos bienes. Al comparar las dos monedas, es la tasa de crecimiento de la oferta de una divisa sobre la tasa de crecimiento de la oferta de otra la que determinará el tipo de cambio entre ambas monedas.

Al comparar los tipos de interés utilizando con el modelo del diferencial de tipos de interés reales que vimos al principio de este módulo [link Teorías Básicas del Análisis Fundamental, en el mismo capítulo], los inversores pueden estimar el rendimiento de las inversiones entre varias monedas. Si un país aumenta sus tipos de interés, su moneda se fortalecerá porque los inversores moverán sus activos a los países con mayores tipos de interés a fin de obtener un mayor rendimiento. Un ejemplo es el llamado "carry trade", que consiste en endeudarse en la divisa de un país con bajos tipos de interés para invertir en un país con tipos más altos.

Sin embargo, el modelo detrás de los carry trade no tiene en cuenta la inflación. Aquí es donde los modelos de sustitución de divisa y monetario entran en acción, tomando en consideración las políticas monetarias. Dado que las economías por lo general crecen, la oferta monetaria tiene que crecer con ella para evitar que la economía entre en deflación. Las autoridades monetarias ofrecerán dinero un poco más rápido de lo que la economía está creciendo.
En teoría, cuando la economía crece más rápido que la oferta de dinero, entonces se produce la deflación porque hay menos dinero para la misma cantidad de bienes y servicios y, por tanto, los precios caen. Al principio parece una ventaja, especialmente para el consumidor, pero no lo es, debido a los mismos principios del valor temporal del dinero. Al caer los precios, las personas se aferran a su dinero ya que será más valioso en el futuro de lo que lo es ahora. Con la reducción del gasto, todo el ciclo económico se deteriora tanto como en una inflación severa.

Otro grave problema económico con la deflación es que hace que los préstamos sean prohibitivos. Los pagos de los préstamos siguen siendo los mismos, pero requieren una mayor proporción de ingresos para pagar la deuda. Dado que lo que se produce ahora tiene los precios más bajos, los individuos y las empresas ven caer sus ingresos y se ven obligados a reducir el gasto y la inversión, lo que acelera aún más la espiral deflacionaria.

La información en estas páginas contiene declaraciones a futuro que implican riesgos e incertidumbres. Los mercados e instrumentos perfilados en esta página son sólo para fines informativos y no deben de ninguna manera aparecer como una recomendación para comprar o vender estos valores. Usted debe hacer su propia investigación minuciosa antes de tomar cualquier decisión de inversión. FXStreet no garantiza de ninguna manera que esta información esté libre de errores, errores, o incorrecciones materiales. Tampoco garantiza que esta información sea de naturaleza oportuna. Invertir en Forex implica un gran riesgo, incluyendo la pérdida de toda o parte de su inversión, así como angustia emocional. Todos los riesgos, pérdidas y costos asociados con la inversión, incluyendo la pérdida total del capital, son su responsabilidad.