Todo a favor del dólar

Hola Amigos, buen día, bienvenidos a esta semana de noviembre. Las cifras de empleo de Estados Unidos conocidas el viernes le dieron un nuevo impulso, aunque esta vez modesto, al dólar, en todos los frentes.

El mercado laboral estadounidense reafirmó su solidez con 250 mil nuevas nóminas creadas en octubre, manteniendo a la vez una tasa de desempleo en su menor nivel de los últimos casi 49 años, y un ingreso promedio aumentando un 0.2% en el período.

Estos datos solo confirman lo que la Reserva Federal anunciará el jueves, al momento de publicar su comunicado de política monetaria: habrá aumento de tipos de interés en diciembre, pero también en los próximos trimestres, es decir, ya en 2019.

La inflación aún no es un problema, aunque la tasa se mantiene en un punto casi de equilibrio. La necesidad de evitar rebrotes inflacionarios, y también un recalentamiento de la economía, no le dejan salida alguna a la Fed, que protagonizará el evento más importante de la semana.

De todas formas, este lunes también será importante en cuanto a datos: se conocerá el ISM de servicios, un dato clave, para sacudir la pausa en que suele entrar el mercado los días lunes, sobre todo después de los datos de empleo.

Ya en la sesión asiática del martes, el Banco de la Reserva de Australia dará a conocer su propio anuncio de política monetaria. Esta vez es particularmente importante el comunicado: si bien no se esperan cambios en la tasa de interés, que quedará por un largo tiempo en el 1.5%, el dólar australiano fue una de las monedas con mejor desempeño la semana pasada, teniendo en cuenta su habitual estabilidad. Ante la caída que sufrió el dólar entre el miércoles y la mañana del viernes, el Aussie recuperó más de 180 puntos, para ceder posiciones luego, de la mano del alza del dólar.

También el Banco de la Reserva de Nueva Zelanda publicará su tasa de interés, el miércoles, sin cambios previstos, por lo que quedaría en el 1.75%.

Tanto el dólar australiano como el neocelandés se favorecieron no solo por un dólar algo débil, sino por la expectativa de que Estados Unidos y China lleguen a un acuerdo que haga terminar al menos parcialmente el conflicto comercial que los enfrenta.

Este lunes además entran en vigencia las sanciones económicas de Estados Unidos contra Irán, que perjudicarían casi en su totalidad las exportaciones de petróleo del país persa. Esto podría provocar una recuperación fuerte del petróleo, que el viernes llegó a un mínimo desde inicio de abril pasado, y darle algo de aire a las monedas vinculadas al mismo, como el dólar canadiense, el peso mexicano y el peso colombiano. Estas últimas dos divisas visitaron en los últimos días, y por distintos motivos, mínimos de mucho tiempo. En particular, el peso colombiano llegó a un mínimo desde marzo de 2016.

Pero saliendo del ámbito de las finanzas, las elecciones de medio término en Estados Unidos, previstas para el martes, serán el evento global más importante del mes. Una victoria demócrata en el Congreso podría condicionar parcialmente las políticas del Trump, que se ha volcado al proteccionismo decididamente desde el inicio de su gestión.

El dólar inicia la semana al alza ante las monedas europeas, ante las cuales se recuperó sobre el cierre del viernes, aunque sin muchos cambios ante el yen y la onza de oro. Si bien estos últimos también han cedido terreno, lo hicieron en una medida mucho menor que las divisas europeas.

Comienza entonces una semana importante, con movimientos y noticias fuertes, y con un dólar que comienza a perfilarse como ganador.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, nos vemos el martes.

 

Nota legal Este reporte, así como sus datos, informes y recomendaciones, está elaborado con el objeto de proporcional información general y no constituye una invitación a la compra o venta de divisas. El presente informe se basa en informaciones tomadas de fuentes que se consideran fiables pero que no han sido objeto de verificación independiente por parte de Adrian Aquaro. Confiar en el contenido del reporte o en las opiniones vertidas en el mismo corre por cuenta exclusiva del lector. Adriann Aquaro no participa con este informe del asesoramiento financiero a persona alguna, y no se responsabiliza por las ganancias o las pérdidas que se realicen tomando como base las opiniones vertidas en el mismo.