Previsión Inflación de EE.UU.: Se espera estabilidad en la lectura principal y subyacente del IPC

  • Se espera que el IPC general y el IPC subyacente de EE.UU. se mantengan sin cambios en diciembre.
  • Una inflación estable para apoyar la nueva cautela en las tasas de la Fed.
  • Las probabilidades de una subida de las tasas en la primera mitad disminuyen.

El Departamento de Trabajo de EE.UU. publicará su informe del Índice de Precios al Consumidor para diciembre el viernes 11 de enero a las 13:30 GMT.

Predicciones: La inflación está justo por encima del objetivo de la Fed

Se espera que el índice de precios al consumidor se mantendrá en el 2.2% interanual en diciembre y que la tasa mensual haya caído un -0.1%, desde el 0% de noviembre. También se pronostica que la tasa del IPC subyacente, que excluye el precio de los alimentos y la energía, se mantendrá sin cambios en el 2.2% interanual y en el 0.2% mensual.

La tasa de inflación anual total se ha reducido drásticamente en los últimos cinco meses, después de haber alcanzado el 2.9% en junio y en julio, el nivel más alto desde febrero de 2012, debido a la caída de los precios del crudo. Desde un máximo de 76.80$ a principios de octubre, el West Texas Intermediate WTI había caído un 45%, a 42.54$, hasta el 24 de diciembre. El aumento intermensual de la inflación promedió un 0.2% desde julio a octubre. Desde entonces, el WTI ha recuperado casi la mitad de sus pérdidas, cerrando en 52.43$ el miércoles 9 de enero.

La inflación subyacente ha visto menos variación este año. Alcanzó un 2.4% en julio, que ha sido el nivel más alto desde octubre de 2008. Las tasas mensuales han cambiado en un rango estrecho entre un 0.2% y un 0.1% desde enero.

La política monetaria de la Reserva Federal, la inflación y el dólar

La Reserva Federal se ha retirado de su normalización de tasas agresiva de 2018. Las proyecciones emitidas con la decisión del FOMC de diciembre estiman dos subidas de 25 puntos básicos en 2019, menos que los tres subidas anticipadas en septiembre. El pronóstico para la tasa al final de año es ahora del 2.9% en lugar del 3.1%.

Varios presidentes regionales de la Fed han reforzado la nueva cautela del banco central sobre la política de tasas. En discursos y entrevistas durante los últimos días, han enfatizado que con la inflación contenida y una larga lista de desafíos económicos y políticos en todo el mundo, el FOMC puede permitirse ser paciente con las subidas adicionales de las tasas.

La estabilidad de los precios es uno de los dos mandatos ordenados por el Congreso a la Fed, el otro es el empleo. La Fed y sus economistas siguen la inflación a través del índice de precios del gasto de consumo personal subyacente, el PCE subyacente, para abreviar. Esta es una versión más moderna del índice de precios al consumidor, que al igual que con el IPC subyacente excluye los precios volátiles de los alimentos y la energía para centrarse en las tendencias subyacentes de los precios.

Históricamente, el papel de la Reserva Federal ha sido controlar la inflación para evitar que llegue a estar muy por encima de su objetivo del 2%. Desde la crisis financiera y la recesión de hace una década, eso se ha invertido. El banco central se ha esforzado por llevar la inflación hasta el objetivo del 2%. Su éxito ha sido mixto. Durante la mayoría de estos últimos diez años, la inflación, específicamente el indicador de PCE subyacente, ha estado muy por debajo del 2%. En agosto y septiembre de este año alcanzó el 2% por primera vez desde 2012. En noviembre fue del 1.9%.

La inflación en o cerca del objetivo del 2% y el crecimiento económico del 3% le da a la Fed un margen de maniobra en las tasas. Las minutas de la reunión del FOMC del 18 al 19 de diciembre, publicadas el miércoles, señalaron que muchos participantes pensaron que el banco podría permitirse tener paciencia con las tasas y que la política futura debería guiarse por los datos entrantes.

Dólar estadounidense

El dólar ha estado respaldado desde mediados del verano por la agresiva política de normalización de tasas de la Fed y por la demanda de activos de refugio seguro, ya que el Brexit, el presupuesto italiano, la disputa comercial entre Estados Unidos y China y las caídas en los mercados bursátiles han afectado a los mercados globales. El euro cayó desde 1.2500, a mediados de marzo, a menos de 1.1300 antes de su reciente recuperación. El yen ha bajado desde 105.00 hasta más de 114.00, desde entonces ha aumentado hasta alrededor de 108.00.

La nueva cautela de la Fed sobre las tasas de interés ha reducido la ventaja del dólar. Pero como la economía europea continúa debilitándose, se aproxima un Brexit caótico, y los Estados Unidos siguen creciendo de manera inteligente, es poco probable que el cambio en las circunstancias de las tasas disminuya seriamente la fortaleza del dólar.

La información en estas páginas contiene declaraciones a futuro que implican riesgos e incertidumbres. Los mercados e instrumentos perfilados en esta página son sólo para fines informativos y no deben de ninguna manera aparecer como una recomendación para comprar o vender estos valores. Usted debe hacer su propia investigación minuciosa antes de tomar cualquier decisión de inversión. FXStreet no garantiza de ninguna manera que esta información esté libre de errores, errores, o incorrecciones materiales. Tampoco garantiza que esta información sea de naturaleza oportuna. Invertir en Forex implica un gran riesgo, incluyendo la pérdida de toda o parte de su inversión, así como angustia emocional. Todos los riesgos, pérdidas y costos asociados con la inversión, incluyendo la pérdida total del capital, son su responsabilidad.