Previsión de la Fed: El bueno, el malo y el feo. Los factores que determinan la reacción del dólar

  • Después de cambiar a un modo neutral, la Fed está preparada para dejar su política monetaria sin cambios.
  • Los mercados esperan que el próximo movimiento sea un recorte de las tasas, pero no necesariamente está sobre la mesa.
  • Tres factores determinarán la reacción: el empleo, la inflación y nuevas cifras de crecimiento.

La Reserva Federal anuncia sus decisiones sobre la política monetaria el 1 de mayo, a las 18:00 GMT. El presidente de la Fed, Jerome Powell, da una conferencia de prensa a las 18:30 GMT.

El banco central más poderoso del mundo completó su giro a moderado al eliminar por completo el sesgo optimista y señalar que no habrá subidas de tasas en 2019. Además, anunciaron que el programa de reducción de balance terminaría en septiembre.

El modo neutral pesó sobre el dólar estadounidense por un corto tiempo, antes de que los mercados recordaran que EE.UU. está superando al resto del mundo. Otros bancos centrales también han dado pasos hacia el lado moderado, y la economía estadounidense está bien.

Los mercados esperan que el próximo movimiento de la Reserva Federal sea un recorte de tasas, pero este no es necesariamente el caso. Si bien el banco central cambió a neutral, se mantuvo optimista sobre la economía, y esta opinión ahora ha sido reivindicada.

Es probable que la declaración de política monetaria contenga cambios sutiles, al igual que los comentarios de Powell. Los mercados analizarán tres factores. El tono en cada uno de ellos se tendrá en cuenta para pintar la imagen completa y guiará a los especuladores sobre el próximo movimiento de la Fed. ¿Subida o recorte?

Aquí hay tres factores:

1) El bueno: El empleo

La economía de los Estados Unidos continúa creando empleos a un ritmo rápido. El lento crecimiento de febrero fue un hecho aislado. Los aumentos de aproximadamente 200.000 nuevos empleos son alentadores y la tasa de desempleo es del 3.8%. Otros indicadores, como la tasa de participación y la tasa de subempleo (U-6) también van en la dirección correcta.

Los salarios también se están moviendo al alza. El crecimiento salarial conquistó el 3% de incremento anual hace varios meses y parece estar cómodo por encima de este nivel. Con un crecimiento del 3.2% interanual, los salarios aumentan más rápido que el frustrante 2.5% que duró años.

Sin embargo, como un mercado laboral robusto finalmente se traduce en un aumento salarial, ¿no se supone que el crecimiento del empleo se desacelerará? Los avances actuales muestran que muchas personas todavía están al margen y todavía hay un alto nivel de holgura. El empleo aún tiene que llegar a sus límites.

¿Cómo ve la Fed el empleo? ¿Pondrá un énfasis en el mercado en auge o la holgura potencial?

Las expectativas aquí son altas, por lo que cualquier precaución en el empleo se consideraría moderada y pesaría sobre el USD.

2) El malo: La inflación

Los precios no van a ninguna parte rápidamente. A los salarios les tomó mucho tiempo responder al incremento del empleo, y no se observa un aumento de la inflación. Además, los precios están cayendo.

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) subyacente de marzo se desaceleró al 2.0%, por debajo de las expectativas. Los datos empujaron hacia abajo las proyecciones para el PCE subyacente, un indicador de inflación diferente que utiliza una metodología diferente. También aquí, el resultado llegó por debajo de las expectativas, al 1.6%. Esta última cifra es observada de cerca por el banco central. Solo pudo alcanzar la cifra mágica del 2% antes de retirarse de nuevo.

¿Cómo lo ve la Fed? Es probable que reconozcan la desaceleración. Si no comentan o expresan preocupación, el dólar podría subir.

Sin embargo, la Reserva Federal podría insinuar que estará lista para tolerar niveles más altos de inflación durante algún tiempo, a fin de compensar la lenta inflación del pasado. En este momento, tal pensamiento está más allá del ámbito de la política monetaria ortodoxa. Sin embargo, la Fed ha sido audaz en el pasado y podría sorprender en el futuro.

En general, un reconocimiento de una inflación débil ya está descontado en el precio. Ignorarla, favorecería al dólar, mientras que abrir la puerta para tolerar precios más altos sería negativo para el USD.

3) El feo: El crecimiento

Después de discutir el empleo y la inflación, los dos mandatos de la Fed, es hora de pasar a la visión general de la economía: el crecimiento del PIB.

La última cifra sorprendió al alza, con un crecimiento del 3.2% anualizado, por encima de las expectativas y por encima de lo normal para el primer trimestre del año, que es propenso a los efectos del mal clima.

Sin embargo, la respuesta no fue tan cálida. Fue parcialmente un evento de comprar el rumor y vender el hecho, pero también hubo dos componentes preocupantes en la cifra de crecimiento.

Primero, se basaba en una inflación débil, lo que hacía que el PIB nominal fuera menos impresionante que el PIB real. En segundo lugar, los inventarios contribuyeron con un sustancial 0.65% a la cifra del 3.2%. Cuando los inventarios se reponen en un trimestre, tienden a agotarse en el siguiente. Con todo, es un poco más complicado.

La imagen global tampoco está tan clara. Europa no está bien, pero China, la segunda economía más grande del mundo, ya está cosechando los frutos de su nuevo programa de estímulo. Los vientos globales en contra pueden no ser tan fuertes.

¿Qué piensa la Fed sobre los recientes números de crecimiento? Las expectativas aquí están más equilibradas.

Si la Fed ve el vaso medio lleno, al decir que la economía de Estados Unidos está "muy bien", el USD tiene espacio para subir. Si permanecen cautelosos con las cifras y con el crecimiento global, hay espacio a la baja.

Conclusión

El punto de vista de la Fed sobre el empleo (en general, se ve bien), la inflación (debilitándose) y el crecimiento (complicado) es fundamental para comprender si es más probable que la Fed aumente las tasas o las recorte, lo que afecta al dólar estadounidense en general.

La información en estas páginas contiene declaraciones a futuro que implican riesgos e incertidumbres. Los mercados e instrumentos perfilados en esta página son sólo para fines informativos y no deben de ninguna manera aparecer como una recomendación para comprar o vender estos valores. Usted debe hacer su propia investigación minuciosa antes de tomar cualquier decisión de inversión. FXStreet no garantiza de ninguna manera que esta información esté libre de errores, errores, o incorrecciones materiales. Tampoco garantiza que esta información sea de naturaleza oportuna. Invertir en Forex implica un gran riesgo, incluyendo la pérdida de toda o parte de su inversión, así como angustia emocional. Todos los riesgos, pérdidas y costos asociados con la inversión, incluyendo la pérdida total del capital, son su responsabilidad.