Tres meses después de haber aprobado el paquete de emergencia de compra de activos para afrontar la crisis de la COVID-19 (el PEPP, en sus siglas en inglés), el BCE casi ha doblado la apuesta. El programa, inicialmente dotado con un importe de 750.000 millones de euros, se ha incrementado en 600.000. Al ritmo actual de compras de bonos, acelerado para frenar las tensiones financieras y el aumento de las primas periféricas, el programa habría durado solamente hasta el mes de octubre, cuando estaba previsto hasta diciembre. Con la nueva cantidad, y con la extensión oficial hasta mediados de 2021, el BCE asegura una intervención reforzada durante un ańo más, hasta que el panorama económico post COVID-19 esté bastante más claro.

La nueva medida significa que el BCE seguirá muy activo en los mercados de deuda soberana y también corporativa. Lagarde además aclaró que continuarán actuando con la máxima flexibilidad; esto es, comprando títulos al ritmo que consideren necesario (no a ritmo constante) para evitar problemas en los mercados atajando cualquier riesgo de cola, como vimos en la crisis de deuda europea en 2012, y adquiriendo en aquellos países que estimen necesario para evitar la fragmentación de los mercados.

Evidentemente, la reacción de estos ha sido muy positiva, la prima de riesgo de los países periféricos se estrechó tras el anuncio, en el caso de la espańola por debajo de los 90 puntos básicos (frente a los 150 que alcanzó hace apenas unas semanas).

El paquete de medidas aprobado la pasada semana se suma a otras precedentes en varios frentes -provisión de liquidez con la aprobación de nuevos programas TLTRO de financiación a largo plazo a tipos de interés muy reducidos-, programas previos de QE y una política de comunicación que deja claro que el banco central va a seguir actuando hasta que la senda de inflación sea consistente, de manera clara, con el objetivo establecido. El BCE no ha tocado estos otros instrumentos; no hacía falta, y ya había dejado claro en su reunión de abril que lo más eficaz en estos momentos era el aumento de compras del PEPP. Los próximos meses van a continuar siendo inciertos -lo recalcó Lagarde- y no se puede anticipar mucho, pero en principio no cabe esperar medidas adicionales sustanciales a no ser que las condiciones de mercado, y económicas, varíen notablemente.

En cuanto a estas últimas, el BCE ha revisado sus previsiones de recesión para este ańo, como ya había dejado claro en su reunión precedente. El nuevo escenario base prevé una caída del PIB del -8,7% este ańo, con dos alternativos de -5,9% y de -12,6%. Está claro que los sesgos del BCE son bajistas, dado el mayor impacto del previsto de la COVID-19 sobre la actividad desde finales de marzo, y la prolongación de las medidas de distanciamiento social. La recuperación llegará de manera consistente en 2021 y 2022 (+5,2% y 3,3% respectivamente en el escenario base), pero sin recuperar totalmente el terreno perdido este ańo. Se confirma así el panorama de una recuperación en V incompleta (o de lámpara de aladino, como se quiera ver).

Además, Lagarde hizo referencia a la polémica creada por la resolución del Tribunal Constitucional alemán, requiriendo al BCE que explique la eficacia y la proporcionalidad de sus programas previos de compra de bonos. En su respuesta, evitó la polémica, sugiriendo que se encontrará una solución satisfactoria; aunque dejó claro que la independencia del BCE no se ve afectada por la resolución alemana. La nueva expansión del PEPP lo confirma.

El banco central también apoya decididamente la propuesta de la Comisión Europea sobre el fondo de recuperación. Es evidente que va en la línea de lo que la institución lleva requiriendo desde hace ańos: una política fiscal más activa que complemente a la política monetaria y alivie su carga como único instrumento contracíclico de política económica. Aunque ese fondo aún tiene que ser debatido y aprobado, la propuesta franco-alemana que lo inspira es una seńal muy clara en la dirección correcta que ha convencido tanto a los mercados como al propio BCE.

Descarga el informe completo

 

El presente documento ha sido elaborado por el Servicio de Estudios del Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA) por cuenta propia y de sus sociedades asociadas (cada una de ellas del Grupo BBVA) para su distribución en Estados Unidos y en el resto del mundo, y se ofrece a título meramente informativo. La información, opiniones, estimaciones y pronósticos aquí contenidos se refieren a esa fecha específica y están sujetos a cambios sin previo aviso debido a las fluctuaciones del mercado. La información, opiniones, estimaciones y pronósticos contenidos en este documento han sido recopilados u obtenidos de fuentes públicas que la Compañía considera correctas en cuanto a su exactitud, integridad y/o exactitud. Este documento no es una oferta de venta ni una solicitud de adquisición o enajenación de una participación en valores.

Analysis feed

Últimos Análisis


Últimos Análisis

CONTENIDO RECOMENDADO

EUR/USD salta a máximos de 6 días cerca de 1.1840

El EUR/USD ha aprovechado la caída de las últimas horas del dólar y ha tomado impulso hacia nuevos máximos de 6 días en 1.1838 después de haber avanzado más de 50 pips en lo que llevamos de jueves.

EUR/USD Noticias

El oro en un camino de ida y vuelta sintomático

El oro cotiza ahora sobre 1927$, luego de llegar en el máximo del día a 1949$, y vuelve a estar en niveles que podríamos calificar de familiares. Es claro que si el oro subió como lo hizo hasta ahora, es porque la emisión de montañas de dinero por parte de los bancos centrales más importantes genera devaluaciones de las monedas principales. 

Mercados Noticias

Predicción Bitcoin, Ethereum y Ripple: La euforia pasa factura, volatilidad en ascenso

El fracaso del Ethereum en el nivel de 400$ desencadenó una corrección técnica muy necesaria. El Bitcoin recupera participación de mercado en una rotación típica de fases de consolidación. Los niveles de sentimiento caen un 10% después de alcanzar niveles extremos de euforia.

Mercados Noticias

El oro en un camino de ida y vuelta sintomático

El oro cotiza ahora sobre 1927$, luego de llegar en el máximo del día a 1949$, y vuelve a estar en niveles que podríamos calificar de familiares. Es claro que si el oro subió como lo hizo hasta ahora, es porque la emisión de montañas de dinero por parte de los bancos centrales más importantes genera devaluaciones de las monedas principales. 

Mercados Noticias

Predicción Bitcoin, Ethereum y Ripple: La euforia pasa factura, volatilidad en ascenso

El fracaso del Ethereum en el nivel de 400$ desencadenó una corrección técnica muy necesaria. El Bitcoin recupera participación de mercado en una rotación típica de fases de consolidación. Los niveles de sentimiento caen un 10% después de alcanzar niveles extremos de euforia.

Mercados Noticias

PARES PRINCIPALES

CRIPTODIVISAS

ANÁLISIS