Dólar estadounidense – Dirección en 2023: Ranking de siete divisas y sus catalizadores


  • El dólar podría ampliar sus pérdidas si la Reserva Federal se ve obligada a recortar las tasas.
  • Un cambio en la cúpula del Banco de Japón sitúa al yen japonés en la pole position para 2023.
  • La geopolítica seguirá siendo importante, especialmente para el Euro y la libra esterlina.

Todo lo que sube tiene que bajar. El dólar estadounidense ha tenido un excelente 2022 a costa de poner en riesgo el comercio y el crecimiento mundiales. A pesar de los vaivenes geopolíticos, la moneda del Tío Sam se utiliza en la mayoría de las facturas, por lo que su encarecimiento es un lastre. La ayuda está en camino.

En 2023, espero que la inflación en la mayor economía del mundo prolongue su descenso, presionando a la Reserva Federal (Fed) para que afloje el pie del acelerador de los tipos de interés. Es probable que el cambio de tendencia completo no se manifieste hasta la primavera, pero podría convertirse en una tendencia alcista a largo plazo para otras divisas, lo que permitiría al mundo recuperarse.

No obstante, no todas las divisas son iguales, y aunque el dólar estadounidense va camino de retroceder, puede haber importantes ganadores y perdedores. He aquí mi lista clasificada de las siete principales divisas.

1.- Yen japonés (JPY)

Japón ha destacado entre el resto de países del mundo desarrollado, al mantener una política monetaria ultra-flexible mientras otros subían las tasas. Las intervenciones para impulsar el yen han tenido un efecto limitado y han resultado costosas para las reservas de divisas del país. Con la inflación empezando a llegar a las costas de Japón, el Banco de Japón (BoJ) podría tener que subir finalmente las tasas desde terreno negativo, y poner fin a su "control de la curva de rendimientos" en el que limita los rendimientos a 10 años al 0.25%.

Es probable que la subida tenga que esperar hasta que el Gobernador del BoJ, Haruhiko Kuroda, abandone su cargo en abril. Sin embargo, la especulación sobre este movimiento podría obligar al banco central a cambiar de rumbo antes. Los inversores podrían apostar por el yen antes de la jubilación de Kuroda, lo que podría revertir una parte significativa de las enormes pérdidas del yen en 2022.

La nueva cúpula del Banco de Japón podría dudar antes de subir los tipos, que probablemente no superarán el 1%. No obstante, la salida del territorio de tasas negativas sería sustancial. Cuando el último que se resiste capitula, es una señal para que otros bancos centrales cambien de rumbo en la otra dirección.

La especulación sobre la política del Banco de Japón seguirá siendo decisiva para el yen, pero esta vez en la otra dirección: al alza.

2.- Dólar australiano (AUD)

Al igual que es sólo cuestión de tiempo que la Fed cambie de rumbo en los costes de endeudamiento, es sólo cuestión de tiempo que China se reabra, impulsando su economía, y lo que es bueno para China es bueno para Australia (y el Aussie) de quien importa una cantidad sustancial de sus materias primas. La aprobación del tercer mandato del Presidente Xi Jinping, rompiendo las normas, le permite cambiar su política hacia la importación de vacunas de ARNm y optar por un estímulo aún mayor.

Aunque la reapertura de China siga siendo desordenada e incoherente, el mensaje para los mercados es claro: China está abierta a los negocios.

Las restricciones relacionadas con el covid han venido a sumarse a una ofensiva contra el sector inmobiliario chino, altamente endeudado. Los vientos de cambio también están llegando a ese campo, con los primeros intentos de apuntalar el sector. Son excelentes noticias para Australia.

El país austral será el principal beneficiario como exportador de metales a la segunda economía mundial. Además, la suerte del dólar australiano seguirá ligada a los mercados bursátiles mundiales, que se recuperarán con la relajación de la Reserva Federal (véase más abajo).

3.- Euro (EUR)

La moneda común ha sufrido en 2022 debido a la guerra de Rusia en Ucrania, que se tradujo en una escalada de los costes energéticos y una pérdida de confianza. Sin embargo, el viejo continente ha demostrado ser capaz de evitar apagones y mantenerse políticamente. El mero hecho de resistir le da ventaja.

Los próximos movimientos dependen en gran medida de la guerra. El fin de las hostilidades hundiría los precios del gas y alejaría los temores de una escalada, lo que daría lugar a un "dividendo de paz". Sin embargo, las esperanzas no son una estrategia.

Suponiendo que las batallas se prolonguen durante largos meses, una recesión es sólo cuestión de tiempo. Asegurar el gas para el próximo invierno sería costoso, lo que obligaría al Banco Central Europeo a detener su política de subidas de tipos y a seguir apuntalando Italia a través del mercado de bonos.

El viejo continente desafía los escenarios más sombríos -especialmente en el frente político-, pero la notable recuperación del Euro podría toparse con obstáculos.

4.- Dólar neozelandés (NZD)       

El "kiwi (pájaro) en la mina de carbón" de la crisis inmobiliaria mundial se debate entre la caída de los costes de la vivienda y la nueva demanda de China. En comparación con Australia, Nueva Zelanda depende menos de China, lo que ha ayudado al dólar neozelandés a capear el temporal en 2022, pero también lo situará en una posición menos favorable en 2023.

Una de las ventajas del dólar neozelandés era estar respaldado por un banco central de línea dura. Esto puede ser un arma de doble filo. El país insular va camino de sufrir una recesión, aunque la reapertura de China está lista para suavizar el golpe.

Espero que el dólar neozelandés tenga un vínculo más débil con los mercados bursátiles mundiales en 2023, y que se quede rezagado con respecto al dólar australiano también en ese sentido. El destino del sector inmobiliario será clave para el NZD.

5.- Dólar canadiense (CAD)

El CAD puede beneficiarse de la subida de los precios del petróleo, pero verse lastrado por la implosión de la burbuja inmobiliaria. La subida de los precios de las viviendas canadienses, impulsada por la pandemia, y la ralentización de la demanda en Estados Unidos van a contrarrestar los beneficios de la exportación del "oro negro".

También puede poner aún más en duda la etiqueta del CAD como divisa vinculada a los precios de las materias primas. Espero que el vínculo entre el crudo y el CAD se afloje, y que la fortaleza de la economía estadounidense y los movimientos de la Reserva Federal tengan un mayor impacto en la divisa. Aproximadamente el 75% de las exportaciones canadienses se dirigen a su vecino del sur.

Las burbujas están estallando en Toronto, Vancouver y otros lugares, aunque parte del dolor ya está amortizado, como ya reconoce el Banco de Canadá.

6.- Libra esterlina (GBP)

El recién nombrado Primer Ministro británico, Rishi Sunak, es sin duda más competente que sus tres predecesores, pero los problemas políticos distan mucho de haber terminado.

El Gobierno tendrá que navegar entre varios niveles de austeridad, eligiendo entre la ira de los votantes y huelguistas y los vigilantes de bonos. Junto con un banco central sombrío y los persistentes problemas del Brexit, la libra esterlina probablemente se quedará rezagada respecto a sus homólogas.

El Brexit volverá a ser un factor importante para la libra esterlina. ¿Llegará el Primer Ministro Rishi Sunak a un acuerdo con la UE? Su tono más conciliador es prometedor, pero sus partidarios siempre pueden rebelarse contra él. La clave para ver una libra esterlina más fuerte sigue estando en los inflexibles con el Brexit, y eso no es un buen augurio.

7.- Dólar estadounidense (USD)

Lo más importante se deja para el final. Una caída del valor de la moneda de reserva mundial ayudaría no sólo al mundo, sino también a Estados Unidos. Aumentaría los beneficios empresariales, fomentaría la producción local y ayudaría a las exportaciones de Estados Unidos.

Espero que el detonante sean dos meses consecutivos de pérdidas de empleo. Ver un lado negativo además de las nóminas no agrícolas (NFP) desviaría la atención de la inflación, permitiendo que los tipos de interés se invirtieran.

Es probable que el año que viene se pase de la lucha contra la inflación a la lucha contra una recesión, y ésta podría llegar más pronto que tarde. Aunque la Reserva Federal insiste en que mantendrá los tipos de interés altos en 2023, las promesas anteriores tuvieron que enfrentarse a la realidad. En 2022, la entidad subió los tipos cinco veces más de lo previsto su estimación del 0.90%.

Los mercados de renta fija se niegan a seguir el ejemplo de la Fed y apuntan a una caída generalizada de los tipos a finales de año. Prefiero seguir los mercados de deuda de los pesos pesados. Para ser más generoso, prefiero creer a la Fed cuando dice que depende de los datos - y los datos económicos pueden forzar su mano.

Como ya se ha mencionado, el lado positivo de una economía en deterioro es la rápida actuación de la Reserva Federal, que contribuiría a que la desaceleración fuera superficial y de corta duración.

En definitiva, las malas noticias para el dólar son buenas para el mundo.

La información en estas páginas contiene declaraciones a futuro que implican riesgos e incertidumbres. Los mercados e instrumentos perfilados en esta página son sólo para fines informativos y no deben de ninguna manera aparecer como una recomendación para comprar o vender estos valores. Usted debe hacer su propia investigación minuciosa antes de tomar cualquier decisión de inversión. FXStreet no garantiza de ninguna manera que esta información esté libre de errores, errores, o incorrecciones materiales. Tampoco garantiza que esta información sea de naturaleza oportuna. Invertir en Forex implica un gran riesgo, incluyendo la pérdida de toda o parte de su inversión, así como angustia emocional. Todos los riesgos, pérdidas y costos asociados con la inversión, incluyendo la pérdida total del capital, son su responsabilidad.

Analysis feed

Últimos Análisis


Últimos Análisis

CONTENIDO RECOMENDADO

EUR/USD se mantiene cerca de 1.0900 antes de datos de EE.UU.

EUR/USD se mantiene cerca de 1.0900 antes de datos de EE.UU.

El EUR/USD está operando por debajo de 1.0900 en la previa de la publicación de datos de EE.UU., en una jornada en donde predominan por el momento los recorridos laterales. El par va camino a tener la tercera ganancia semanal consecutiva, la sexta de las últimas siete y el cierre más alto en este temporalidad desde marzo de 2022.

EUR/USD Noticias

GBP/USD se mantiene cerca de su mínimo diario, por debajo de 1.2400 antes del PCE de EE.UU.

GBP/USD se mantiene cerca de su mínimo diario, por debajo de 1.2400 antes del PCE de EE.UU.

El par se mantiene a la defensiva durante la primera mitad de la sesión europea y actualmente se sitúa en torno a la zona de 1.2380-1.3375, apenas unos pips por encima del mínimo diario.

GBP/USD Noticias

USD/JPY se mantiene en negativo por debajo de 130.00, foco en el índice de precios PCE de EE.UU.

USD/JPY se mantiene en negativo por debajo de 130.00, foco en el índice de precios PCE de EE.UU.

El par se mantiene bajo presión durante la primera mitad de la sesión europea y actualmente se sitúa en torno a la zona de 129.80-129.75, con una caída de más del 0.30% en el día.

USD/JPY Noticias

Previa inflación PCE de diciembre en EEUU: ¿Hay margen para una mayor debilidad del dólar?

Previa inflación PCE de diciembre en EEUU: ¿Hay margen para una mayor debilidad del dólar?

Se espera que la inflación PCE de EE.UU. siga moderándose en diciembre. Es probable que el GBP/USD reaccione de forma más significativa a una sorpresa que el EUR/USD.

Mercados Noticias

S&P 500: Futuros recortan parte de las ganancias recientes, el dólar sin grandes cambios

S&P 500: Futuros recortan parte de las ganancias recientes, el dólar sin grandes cambios

Los futuros de Wall Street operan con caídas moderadas antes de nuevos datos de EE.UU., que serán de los últimos antes de la reunión del FOMC de la próxima semana. El dólar opera mixto y el petróleo gana momento.

Mercados Noticias

PARES PRINCIPALES

PETRÓLEO

ORO