• Los sondeos indican que el Partido Laborista ganará probablemente las elecciones generales del 4 de julio en el Reino Unido.
  • El resultado de las elecciones podría tener consecuencias para la economía británica, la política del Banco de Inglaterra y la cotización de la Libra esterlina
  • Algunos economistas han sugerido que la remuneración escalonada en el BoE podría ser una fuente de ingresos adicionales para el Gobierno.

Las elecciones británicas se celebrarán el 4 de julio y probablemente se vestirán de rojo. Según las casas de apuestas, el Partido Laborista, de tendencia izquierdista, tiene un 90% de posibilidades de ganar. Aunque esto sugiere un cambio político significativo tras casi 15 años de gobiernos liderados por los conservadores, los analistas dudan que altere drásticamente las perspectivas de la economía.

Aun así, cualquier matiz sobre la política económica podría modificar las expectativas de crecimiento, las perspectivas de tipos de interés del Banco de Inglaterra (BoE) y, por tanto, afectar a la valoración de la Libra esterlina (GBP).

La última encuesta de la BBC sitúa a los laboristas en cabeza con un 45% y a los conservadores en segundo lugar con sólo un 24%, lo que supone una diferencia de 21 puntos porcentuales.

El sistema de votación británico "de escrutinio mayoritario uninominal" tiende a recompensar indebidamente al partido ganador cuando se trata de la alquimia de transformar votos en escaños. Esto significa que si los laboristas obtienen realmente el 45% de los votos obtendrán una victoria aplastante. Según Electoralcalculas, con el 44,3% de los votos, los laboristas obtendrían 479 de los 650 escaños del Parlamento británico, una mayoría holgada.

Aunque el resultado de las elecciones británicas parece un hecho, ¿qué significará para el Banco de Inglaterra (BoE) y su trayectoria de política monetaria? Además, ¿cómo podría afectar a la Libra esterlina (GBP) y a los mercados financieros en general?

Elecciones en el Reino Unido: Impacto en la política del Banco de Inglaterra

A pesar de que las elecciones en el Reino Unido se presentan como una victoria fácil para los laboristas, el partido ha anunciado escasos detalles sobre sus intenciones en materia de política fiscal, lo que hace difícil evaluar qué impacto tendrán las elecciones en los mercados, si es que tienen alguno. Aparte de su reciente promesa de reducir las listas de espera del Servicio Nacional de Salud (NHS) a un máximo de 18 semanas al final de su primer mandato, no ha dado a conocer ningún plan de gasto detallado.

Sin embargo, los laboristas sí apoyan los planes del BoE de lanzar su propia moneda digital del banco central, la "Libra digital", según la aplicación de inversión Stocklytics.

Es poco probable que una victoria laborista altere las expectativas del mercado en torno a la política monetaria del BoE sobre los tipos de interés, según los expertos, que afirman que, gane quien gane, tendrá que mostrar un alto grado de contención fiscal.

"Los mercados no necesitan preocuparse por si las elecciones conducen a una reducción repentina de la productividad a largo plazo, como hicieron antes de las elecciones de 2017 y 2019. Y como no habrá mucho margen de maniobra en política fiscal para ninguno de los dos partidos después de las elecciones, es poco probable que los planes fiscales del ganador alteren significativamente las expectativas de tipos de interés del mercado o los rendimientos de los Gilt", según explica a FXStreet Ruth Gregory, economista jefe adjunta para el Reino Unido de Capital Economics.

Gregory no es la única persona que espera un impacto mínimo de las elecciones británicas en el mercado.

"La volatilidad implícita de la Libra esterlina puede aumentar antes de la votación, pero las consecuencias del resultado de las elecciones para la Libra esterlina y los gilts deberían ser triviales", afirma en una nota de investigación Kenneth Broux, estratega de divisas de Société Générale (SocGen).

Un riesgo para la Libra esterlina y los mercados de deuda sería un parlamento indeciso, "en el que ningún partido obtuviera la mayoría, lo que sería negativo para la divisa y los tipos", afirma SocGen.

Los programas electorales británicos serán clave

Sólo en el caso de que alguno de los partidos mostrara "despilfarro fiscal" en sus programas electorales, los mercados financieros podrían reaccionar.

"Los inversores evaluarán los programas electorales en busca de indicios de despilfarro fiscal y de respuestas al inverosímil recorte previsto del gasto público. Nuestra hipótesis es que una caída de la inflación del IPC por debajo del objetivo del 2,0% llevará al Banco de Inglaterra a reducir los tipos de interés del 5,25% actual al 3,00% en 2025. Creemos que esto hará que el rendimiento de los gilts a 10 años caiga del 4,23% actual a alrededor del 3,50% a finales de año y que la Libra se debilite de los 1,28 $ actuales a los 1,22 $ a finales de año", afirma Gregory.

Es poco probable que ninguno de los dos partidos anuncie recortes fiscales radicales. Es más probable que los laboristas suban los impuestos en lugar de recortarlos, y aún está fresco el recuerdo de cómo esas políticas se volvieron en contra de la administración de Lizz Truss. Dicho esto, si los dos partidos "se enzarzan en una carrera a la baja sobre políticas fiscales", la Libra podría debilitarse de 1,28 $ (GBP/USD) a 1,22 $ por debajo de lo previsto, añade Gregory.

Yendo a los bancos pidiendo limosna: "Remuneración escalonada"

Un cambio en la política del BoE que podría proporcionar dinero extra a los laboristas si ganan es la "remuneración escalonada" o "nivelación de reservas".

La remuneración escalonada implica reducir el interés que el BoE paga a los bancos comerciales que mantienen reservas con ellos. Estas reservas, que ascienden a un total estimado de 830.000 millones de libras, fueron acumuladas por los bancos británicos gracias al programa de expansión cuantitativa del BoE entre 2009 y 2021. El QE supuso que el BoE comprara principalmente bonos del Estado a los bancos para proporcionarles liquidez durante la crisis crediticia.

En la situación actual, el BoE paga intereses sobre el importe total de estas reservas al tipo de interés bancario (5,25%). El pago de intereses está respaldado por una garantía estatal firmada por el Gobierno británico en 2009.

El esquema funcionó bien cuando los tipos de interés eran bajos.Sin embargo, desde 2019, cuando el BoE comenzó a subir los tipos de interés para combatir la inflación, el esquema ha dado pérdidas, unas pérdidas que el Gobierno británico ha tenido que tapar con dinero de los contribuyentes.

"El quid está en que el QE crea dinero que va a parar a los balances (reservas) de los bancos en el Banco de Inglaterra, y esas reservas están siendo remuneradas íntegramente al tipo de interés oficial del banco central (Bank Rate)", explica el economista Paul Tucker, ex subgobernador del Banco de Inglaterra para Estabilidad Financiera.

"Dado el volumen pendiente de QE (838.000 millones de libras esterlinas), esto ha desplazado de hecho una gran fracción de la deuda pública del Reino Unido del endeudamiento a tipo fijo (donde los costes del servicio de la deuda están "bloqueados") al endeudamiento a tipo flotante (donde los costes del servicio de la deuda suben y bajan con el tipo de interés bancario). Por lo tanto, los aumentos del tipo de interés bancario conllevan inmediatamente un aumento de los costes del servicio de la deuda para el Gobierno, lo que deja al Estado británico con una gran exposición al riesgo de subida de los tipos de interés", afirma Tucker en el capítulo 7 de su libro de 2022 "Quantitative easing, monetary policy implementation, and the public finances" (Flexibilización cuantitativa, aplicación de la política monetaria y finanzas públicas).

Con la remuneración escalonada, sin embargo, el BoE sólo pagaría intereses sobre una fracción de estas reservas, eliminando la carga del Gobierno. Este sistema lo utilizan el Banco Central Europeo (BCE), el Banco Nacional Suizo (SNB) y los bancos centrales de Dinamarca y Suecia.

El diputado retirado y Primer Ministro Gordon Brown ha lanzado la idea de utilizar este dinero extra como forma de financiar una reducción de los elevados niveles de pobreza infantil que se registran actualmente en el Reino Unido. Sin embargo, el líder del partido laborista, Keir Starmer, no la ha adoptado formalmente. Fue rechazada por el actual Ministro de Hacienda, Jeremy Hunt, porque podría "afectar a la competitividad de los bancos británicos", y el Gobernador del Banco de Inglaterra, Andrew Bailey, la describió en su día como un "impuesto a los bancos".

Más de 100.000 millones de libras de ahorro

Sin embargo, según la Oficina de Responsabilidad Presupuestaria (OBR), una política de nivelación de reservas ahorraría al Gobierno 103.000 millones de libras.

De introducirse, podría suponer un ahorro de entre el 1,2% y el 1,6% del PIB en 2022-2023 y 2024-2025, respectivamente, según Tucker. Esto equivale al 63%-84% de los costes medios del servicio de la deuda pública británica, o entre el 7,6% y el 10,5% del gasto anual del Reino Unido en defensa, sanidad y educación.

Sin embargo, los beneficios de los bancos se resentirían, según Jason Napier, analista de acciones del banco suizo UBS. Una versión británica del modelo del BCE, por ejemplo, costaría a los principales bancos del Reino Unido unos 200 millones de libras anuales a cada uno, añade el analista.

Sin embargo, Paul de Grauwe, catedrático de economía política de la London School of Economics, sostiene que la remuneración escalonada agudizaría la transmisión de la política monetaria y ayudaría a contener la inflación, según Bloomberg News.

 

La información en estas páginas contiene declaraciones a futuro que implican riesgos e incertidumbres. Los mercados e instrumentos perfilados en esta página son sólo para fines informativos y no deben de ninguna manera aparecer como una recomendación para comprar o vender estos valores. Usted debe hacer su propia investigación minuciosa antes de tomar cualquier decisión de inversión. FXStreet no garantiza de ninguna manera que esta información esté libre de errores, errores, o incorrecciones materiales. Tampoco garantiza que esta información sea de naturaleza oportuna. Invertir en Forex implica un gran riesgo, incluyendo la pérdida de toda o parte de su inversión, así como angustia emocional. Todos los riesgos, pérdidas y costos asociados con la inversión, incluyendo la pérdida total del capital, son su responsabilidad.

Últimos Análisis


Últimos Análisis

CONTENIDO RECOMENDADO

EUR/USD Semanal: El impulso del Dólar estadounidense persistirá antes de la inflación del PCE

EUR/USD Semanal: El impulso del Dólar estadounidense persistirá antes de la inflación del PCE

Estados Unidos publicará la medida de inflación favorita de la Reserva Federal la próxima semana, el PCE. El EUR/USD cotiza cerca de su nivel más bajo en junio, mientras los bajistas apuntan a desafiar el mínimo del año hasta la fecha.

EUR/USD Noticias

GBP/USD Semanal: Los vendedores de la Libra mantienen el control tras la decisión “finamente equilibrada” del BoE

GBP/USD Semanal: Los vendedores de la Libra mantienen el control tras la decisión “finamente equilibrada” del BoE

La Libra cayó a un nuevo mínimo de un mes por debajo de 1.2650 frente al Dólar. El GBP/USD se prepara para una semana relativamente ligera en datos, con la inflación del PCE de EE.UU. como el único evento de riesgo. ¿Extenderá el GBP el rango de juego mientras el RSI diario cae por debajo del nivel de 50?

GBP/USD Noticias

USD/JPY Análisis del Precio: Subiendo en un canal hacia la zona de intervención

USD/JPY Análisis del Precio: Subiendo en un canal hacia la zona de intervención

El USD/JPY está en una tendencia alcista a largo, medio y corto plazo. El par está alcanzando la "zona de intervención" donde las autoridades japonesas intervinieron anteriormente. Como tal, hay un riesgo creciente de que se desarrolle una corrección.  

USD/JPY Noticias

Euro y Libra con signos de debilidad

Euro y Libra con signos de debilidad

Técnicamente, la Libra tiene soportes de corto plazo en 1.2645, 38.2% de retroceso del alza 1.2295/1.2858, mínimo de abril y máximo de junio respectivamente. Dicho nivel podría frenar la caída del GBP en forma momentánea, pero no alcanzaría para detener su marcha bajista durante las próximas semanas.

Mercados Noticias

¿Cómo podrían influir las elecciones británicas en la política del Banco de Inglaterra?

¿Cómo podrían influir las elecciones británicas en la política del Banco de Inglaterra?

Las elecciones británicas se celebrarán el 4 de julio y probablemente se vestirán de rojo. Según las casas de apuestas, el Partido Laborista, de tendencia izquierdista, tiene un 90% de posibilidades de ganar. Aunque esto sugiere un cambio político significativo tras casi 15 años de gobiernos liderados por los conservadores, los analistas dudan que altere drásticamente las perspectivas de la economía.

Mercados Noticias

PARES PRINCIPALES

PETRÓLEO

ORO