De entre los factores económicos que menor atención han generado durante los últimos meses, probablemente hay que destacar el incremento en el precio del petróleo. Apenas en octubre, el barril cotizaba en 40 dólares, mientras que la semana pasada se mantuvo alrededor de los 65, un incremento de más del 60%. La inflación ha pasado de estar en negativo (-0,8%) a positivo (1,3% en marzo), principalmente por la contribución de los componentes de vivienda (electricidad) y transporte (carburantes).

Ante esta situación, en otras ocasiones estaríamos quejándonos del aumento que esto podría suponer para el coste de vida de las familias y en la competitividad de las empresas, especialmente en la industria. Esta falta de presencia en el debate se explica por la importancia de otros factores de mayor calado que definirán la velocidad de la recuperación durante los próximos meses, como la rapidez de la vacunación o la ejecución de los fondos europeos. Sin embargo, también existe la impresión de que esta vez es posible que el impacto sobre la economía del repunte en el coste de la energía no sea tan significativo.

En primer lugar, porque es muy probable que una parte importante del incremento en el precio del petróleo se deba a la mejora de las perspectivas sobre la demanda mundial. Aunque ha habido movimientos por parte de algunos países para restringir la oferta de crudo y las empresas de EE. UU. han sido algo más lentas en responder con una mayor producción, parece que cuando menos la mitad del alza se explica por las nuevas medidas aprobadas en materia fiscal que impulsarán la demanda global. Aunque haya una pérdida de competitividad de las empresas españolas, esta se vería compensada por la posibilidad de vender más o por una mayor capacidad de los consumidores para absorber incrementos en los precios. En resumen, el precio del petróleo solo estaría reflejando un entorno favorable para el crecimiento a nivel mundial y la experiencia nos enseña que, en estos casos, el impacto sobre el PIB sería menor.

En segundo lugar, las restricciones necesarias para evitar la expansión de la COVID-19 han obligado a las familias a limitar su movilidad, lo que ha reducido su gasto en transporte. Esto, junto con la incertidumbre relacionada con la actividad económica, ha tenido un impacto negativo en la compra de automóviles, en los gastos de traslado derivados de viajes relacionados con el ocio y en el combustible que utilizan. Es indudable que con la inmunidad de grupo y la recuperación de la demanda se revertirán parte de estos cambios en los patrones de gasto de las familias. Sin embargo, no está claro en qué proporción. Por un lado, las empresas han invertido para que los trabajadores puedan desarrollar sus obligaciones desde casa. Esta tendencia parece difícil de revertir. Por otro lado, después de un año de estar en alerta constante, a muchas personas les costará volver a confiar en desplazarse, sobre todo fuera de España, a países donde no se garantice la inmunidad de grupo.

Existen además otros factores como la robotización o el aumento en la relevancia del sector logístico, que harán cada vez menos necesario el traslado de las personas hacia las fábricas o a los centros comerciales. Es cierto que la digitalización, la automatización de procesos o el teletrabajo también incrementarán la demanda de energía, pero por lo que se ve en indicadores como la venta en las estaciones de servicio (casi un 20% por debajo de los niveles de hace un año), los cambios que estamos viviendo pueden afectar más al consumo de las energías no renovables. Finalmente, no hay que olvidar la apuesta que supone el programa NGEU por la sostenibilidad medioambiental y la transformación que puede traer a la matriz de producción energética en España. Aunque no inminente, los agentes económicos irán adaptando progresivamente su comportamiento ante estos cambios y reduciendo su dependencia del petróleo.

En resumen, aunque la evidencia histórica nos dice que el incremento en el precio del combustible podría ser un freno considerable a la recuperación (alrededor de 1 punto porcentual de acuerdo a BBVA Research), hay motivos para pensar que esta vez puede ser diferente.

Descárgate el informe completo con gráficos 

El presente documento ha sido elaborado por el Servicio de Estudios del Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA) por cuenta propia y de sus sociedades asociadas (cada una de ellas del Grupo BBVA) para su distribución en Estados Unidos y en el resto del mundo, y se ofrece a título meramente informativo. La información, opiniones, estimaciones y pronósticos aquí contenidos se refieren a esa fecha específica y están sujetos a cambios sin previo aviso debido a las fluctuaciones del mercado. La información, opiniones, estimaciones y pronósticos contenidos en este documento han sido recopilados u obtenidos de fuentes públicas que la Compañía considera correctas en cuanto a su exactitud, integridad y/o exactitud. Este documento no es una oferta de venta ni una solicitud de adquisición o enajenación de una participación en valores.

Analysis feed

Últimos Análisis


Últimos Análisis

CONTENIDO RECOMENDADO

Pronóstico del EUR/USD: Sesgo bajista firme antes de las ventas minoristas de EE.UU.

El par EUR/USD terminó el jueves con modestas pérdidas en torno al nivel de 1.2080, ya que el dólar mantuvo su fuerza a pesar de un mejor estado de ánimo del mercado. El dólar estadounidense avanzó durante la primera mitad del día, ya que las acciones mundiales se...

EUR/USD Noticias

Pronóstico del GBP/USD: Aumentan las tensiones sobre las reglas posteriores al Brexit para los servicios financieros

El par GBP/USD extendió su declive semanal a 1.4005 debido a la persistente demanda del dólar, recortando la mayoría de sus pérdidas iniciales antes del cierre para ubicarse alrededor de 1.4040. Reino Unido tuvo un calendario macroeconómico escaso,...

GBP/USD Noticias

Pronóstico del USD/JPY: Los alcistas aún tienen posibilidades de llegar a 110.00

El par USD/JPY extendió su avance mensual en unos pocos pips a 109.78 antes de retroceder hacia la zona de precios de 109.50, moviéndose junto con los rendimientos del Tesoro de EE.UU. El rendimiento a 10 años subió a 1.70% antes de la apertura de Wall Street, apuntalando al par.

USD/JPY Noticias

EE.UU. y Europa en diferentes puntos de la reapertura económica

Las revisiones de las previsiones de crecimiento están relacionadas principalmente con el ritmo de las campañas de vacunación y las medidas de estímulo a corto plazo. En estos dos puntos, los EE.UU. ha ampliado su ventaja sobre otros países desarrollados.

Mercados Noticias

Previa de las ventas minoristas en EE.UU. en abril: La dinámica de la inflación impulsará la acción del precio del USD

Se espera que las ventas minoristas continúen aumentando en abril. El USD supera a sus rivales tras los datos de inflación del IPC. El rendimiento de los bonos del Tesoro de EE.UU. a 10 años sigue en camino de registrar fuertes ganancias semanales.

Indicadores Económicos Noticias

PARES PRINCIPALES

PETRÓLEO

ORO