Previsión ISM no manufacturero PMI de EE.UU.: Un aumento puede desencadenar la reanudación del movimiento alcista del dólar estadounidense

  • El ISM no manufacturero PMI proporciona una visión de futuro del amplio sector de servicios.
  • Un aumento en el indicador puede ayudar a que el dólar estadounidense se estabilice después de la reciente caída.

El PMI no manufacturero de ISM generalmente es solo una pista antes del informe de las nóminas no agrícolas NFP. Esta vez, el NFP ya se ha publicado y la encuesta prospectiva tendrá todo el protagonismo como el indicador más importante de la semana. Los servicios es el sector más grande de la economía y cualquier cambio hace la diferencia.

En abril, la cifra se redujo a 56.8 puntos, por debajo de las expectativas, pero aún muy por encima del umbral de 50 puntos que separa la expansión de la contracción. Esa caída fue acompañada por una paralela en el sector de manufacturas. Para el mes de mayo, ya sabemos que el ISM manufacturero PMI aumentó en 1 punto y alcanzó el nivel de 58.7, por encima de las expectativas.

El pronóstico para el ISM no manufacturero PMI de mayo se encuentra en un aumento hasta los 57.5 puntos. Las expectativas parecen razonables dada la medida de manufacturas mencionada anteriormente y otros indicadores. No se puede descartar un número mejor de lo esperado.

¿Cómo podría reaccionar el dólar estadounidense?

El dólar estadounidense no pudo aprovechar ni el ISM manufacturero PMI ni el informe más importante de las nóminas no agrícolas NFP. El importante informe de empleo mostró un aumento de 223.000 puestos de trabajo y un aumento del 0.3% en los salarios mensuales, ambos por encima de las expectativas. La moneda estadounidense está a la baja al inicio de la nueva semana.

Una subida de las tasas en junio ya estaba descontada en el precio, por lo que los datos alentadores no alteran las expectativas. Sin embargo, hay otra cosa que perjudica al dólar.

La principal decepción del dólar es la tensión en el comercio global. La Administración Trump implementó aranceles sobre el acero y el aluminio para la UE, México y Canadá, poniendo en peligro las negociaciones del TLCAN y la alianza transatlántica. Las restricciones al comercio chino también están en juego. Los aranceles significan un menor volumen de comercio en los EE.UU., y esto pesa sobre el dólar estadounidense.

Si bien no se espera una solución inmediata en torno al comercio, las inquietudes se valoran a medida que pasa el tiempo. Mientras tanto, los datos optimistas no tienen precio.

Por lo tanto, un tercer golpe consecutivo en unos datos de primer nivel no puede ser ignorado.

Un PMI no manufacturero ISM mejor de lo esperado podría reanudar la tendencia alcista del dólar estadounidense y convertir la caída reciente en otra corrección, un rebote en el esquema general de las cosas.

¿Y qué pasa si las cifras fallan en las expectativas? La reacción inmediata será una caída, pero si las cifras salen por debajo de las expectativas de 57.5 pero por encima de la última de 56.8, el dólar podría mantener su posición. Unas cifras alrededor de 57 en el sector más grande de Estados Unidos sigue siendo una buena noticia.

La información en estas páginas contiene declaraciones a futuro que implican riesgos e incertidumbres. Los mercados e instrumentos perfilados en esta página son sólo para fines informativos y no deben de ninguna manera aparecer como una recomendación para comprar o vender estos valores. Usted debe hacer su propia investigación minuciosa antes de tomar cualquier decisión de inversión. FXStreet no garantiza de ninguna manera que esta información esté libre de errores, errores, o incorrecciones materiales. Tampoco garantiza que esta información sea de naturaleza oportuna. Invertir en Forex implica un gran riesgo, incluyendo la pérdida de toda o parte de su inversión, así como angustia emocional. Todos los riesgos, pérdidas y costos asociados con la inversión, incluyendo la pérdida total del capital, son su responsabilidad.