Oro Previsión 2019: La atención se centra en las tasas de interés reales de los Estados Unidos

El oro puede enfrentar presiones bajistas, especialmente en la primera mitad de 2019, ya que es probable que las tasas de interés reales en los Estados Unidos aumenten.

El metal de refugio  seguro de rendimiento cero permaneció a la defensiva durante gran parte de 2018, a pesar de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, la inestabilidad de los mercados emergentes y las tensiones políticas en la Eurozona y el Reino Unido. Eso obligó a muchos a concluir que el oro ha perdido su atractivo de refugio seguro.

Además, el dólar estadounidense, el mayor enemigo del oro, fue el refugio seguro preferido durante 2018. Por lo tanto, el oro sintió la fuerza de la gravedad, a pesar de una serie de problemas que generaron aversión al riesgo en todo el mundo.

Resumen de 2018: Los bajistas gobernaron el gallinero

La acción del precio del oro en 2018 podría clasificarse de la siguiente manera:

Las barreras técnicas clave limitan las ganancias: El oro capturó algunas compras en enero, alrededor de 1.300$, habiendo establecido un patrón alcista de mínimos crecientes en diciembre de 2016 y diciembre de 2017. Sin embargo, el movimiento al alza subsiguiente no logró superar la media móvil de 100 meses en los siguientes tres meses hasta abril.

Trump inicia una guerra comercial, el oro sufre una paliza: Estados Unidos impuso un arancel del 25% a todas las importaciones de acero el 23 de marzo. En represalia, China impuso aranceles a 128 productos estadounidenses por un valor de 3 mil millones de dólares. En los siguientes cuatro meses hasta agosto, ambas partes continuaron imponiendo aranceles de represalia, lo que llevó a la aversión al riesgo. El oro, un activo de refugio seguro clásico, cayó fuertemente desde 1.365$ hasta 1.160$ durante el mismo período.

Surgen dudas sobre el camino del ajuste de la Reserva Federal: El banco central de EE.UU. señaló que las tasas podrían subir tres veces en 2019. Los mercados nunca creyeron ese pronóstico optimista. Como resultado, la pendiente del movimiento alcista del dólar estadounidense se aplanó a finales de septiembre y octubre. Eso ayudó a que el oro se moviera por encima del nivel de 1.200$.

Las tensiones comerciales entre EE.UU. y China disminuyen, los temores de inversión en la curva de rendimientos perjudican al USD: La demanda de refugio seguro por el dólar estadounidense disminuyó en el último trimestre, a medida que disminuían las tensiones comerciales entre EE.UU. y China. Además, los mercados redujeron las expectativas de subidas en las tasas de la Fed en 2019, por temores de que el estímulo fiscal se agotaría en 2019 y la economía podría caer en recesión. Además, una sección de la curva de rendimientos (5 años – 2 años) se invirtió en noviembre, provocando temores de recesión. Todo esto ayudó al oro a realizar un repunte de recuperación hacia la media móvil de 200 días en 1.257$.

En el momento de escribir, el metal amarillo cotiza en 1.245$, subiendo un 7.3% desde el mínimo de agosto de 1.160$, pero continúa perdiendo un 8.8% desde el máximo reciente de 1.365$ visto en abril.

¿Qué nos espera?

Las tasas reales de EE.UU. aumentarán de manera negativa para el oro: A lo largo de 2018, el presidente Trump criticó a la Fed por subir demasiado las tasas. De hecho, el banco central ha subido las tasas nueve veces en los últimos tres años.

Sin embargo, las tasas de interés reales (ajustadas a la inflación) siguen siendo cercanas a cero. Eso podría cambiar en 2019, ya que la mayoría de los economistas esperan que la inflación (índice de precios al consumidor) caiga el próximo año, cortesía del petróleo y la gasolina baratos y del descuento de las compras online.

Por un lado, el banco central de EE.UU. espera que la inflación anual descienda del 2% al 1.9% a finales de 2018 y se mantenga en ese nivel para finales del próximo año. Además, la caída de la inflación podría ser mayor de lo esperado si EE.UU. y China logran un acuerdo comercial permanente antes de marzo.

Si bien las presiones de los precios se reducen, se espera que los costes de los préstamos aumenten el próximo año. La Fed subió las tasas de interés en 25 puntos básicos el 19 de diciembre, pero también señaló que las tasas de interés podrían aumentar en 50 puntos básicos en 2019. En particular, se cree que la Fed subirá las tasas de interés en 25 puntos básicos en marzo y junio y podría detenerse por el resto del año.

De hecho, es probable que la Reserva Federal detenga las subidas de tasas en el primer semestre, si la economía global y la estadounidense se desaceleran más de lo esperado. Sin embargo, una desaceleración más profunda podría producir una mayor caída de la inflación. Por lo tanto, el caso de un aumento en las tasas de interés reales parece sólido. Esas son malas noticias para los activos de refugio seguro de rendimiento cero como el oro.

Además, es probable que el dólar recupere fortaleza por el refugio seguro si la economía de EE.UU. continúa manteniéndose fuerte en medio de los signos de estrés en la economía global.

Factores que podrían apoyar al oro en 2019

Las tasas reales se vuelven negativas: El oro tiende a tener un buen desempeño cuando la tasa de inflación es más alta que la tasa de interés nominal. La inflación puede aumentar muy por encima de las tasas de interés si la guerra comercial entre Estados Unidos y China se intensifica, restaurando el atractivo del oro como una reserva de valor.

La economía de EE.UU. decepciona: Los flujos monetarios hacia el refugio seguro del USD visto en 2018 probablemente se revertirá, empujando al metal amarillo hacia arriba, si la economía más grande del mundo tiene un desempeño inferior al de la economía mundial.

Volatilidad del mercado: La demanda del oro como cobertura puede aumentar si los mercados bursátiles, las materias primas y las divisas de los mercados emergentes continúan siendo volátiles.

Perspectiva técnica del oro:

El gráfico mensual favorece a los bajistas

Como se ve en el gráfico, el oro rompió el triángulo ascendente en julio, lo que indica el final del movimiento al alza desde el mínimo del 15 de diciembre de 2015 de 1.046$.

La perspectiva bajista debido a la ruptura a la baja del triángulo seguirá siendo válida siempre que los precios coticen por debajo de la resistencia del borde inferior de ese triángulo, actualmente en 1.285$.

Mientras tanto, la media móvil de 100 meses, en 1.354$, es el nivel a batir para los alcistas. Un movimiento convincente por encima de ese nivel abriría el camino al alza hacia 1.500$.

Punto y figura para el Oro

Gonçalo Moreira by Gonçalo Moreira, CMT


Desde los máximos de 2011, proyectados previamente a partir del movimiento de continuación en 2008 (cuenta 1), el precio del oro en dólares estadounidenses empezó a subir y bajar en rango hasta que finalmente se derrumbó en 2012. El primero de estos severos movimientos desde el máximo de 1920.00$ estableció un recuento a la baja (2) hacia el nivel de 840.00$. Existe la posibilidad de que este objetivo no cumplido se convierta en realidad en un futuro próximo. Se ha infligido un daño técnico significativo cuando el precio se negó a dar una señal de compra por un triple techo en 1380.00$ durante 2018. La cuenta 3 alcista permanece activa mientras que el oro esté por encima de 1050.00$, con un objetivo de 1950.00$.


USDJPY punto y figura

 

La información en estas páginas contiene declaraciones a futuro que implican riesgos e incertidumbres. Los mercados e instrumentos perfilados en esta página son sólo para fines informativos y no deben de ninguna manera aparecer como una recomendación para comprar o vender estos valores. Usted debe hacer su propia investigación minuciosa antes de tomar cualquier decisión de inversión. FXStreet no garantiza de ninguna manera que esta información esté libre de errores, errores, o incorrecciones materiales. Tampoco garantiza que esta información sea de naturaleza oportuna. Invertir en Forex implica un gran riesgo, incluyendo la pérdida de toda o parte de su inversión, así como angustia emocional. Todos los riesgos, pérdidas y costos asociados con la inversión, incluyendo la pérdida total del capital, son su responsabilidad.