Dólar gana en medio de temores crecientes

Hola Amigos, buen día.  El dólar asoma como claro ganador en los últimos días de junio, luego de dos sesiones en las que el temor a un agravamiento de la “guerra” comercial entre Estados Unidos y el resto del mundo pueda hacer colapsar parte de la economía global.

El Presidente Trump ha vuelto a amenazar a China con la implementación de nuevos aranceles a sus importaciones, algo que después fue suavizado por funcionarios del Departamento de Comercio.  Sin embargo, la cuestión de China ya parece estar incluida en la agenda de problemas con que los inversores se encuentran a diario.  Es Europa ahora donde se focaliza la preocupación mayor.  Algunas firmas líderes estadounidenses están incluso planificando la instalación de plantas de producción en territorio europeo, para eludir las sanciones de Estados Unidos contra la Unión.

El ánimo de los mercados está en estos días claramente sesgado por estos conflictos. La bolsa de Nueva York volvió a perder varios centenares de puntos el miércoles, replicando un comportamiento similar de los últimos días de la semana pasada.  La volatilidad se ha adueñado de los papeles líderes en Wall Street, y todo luce con un frágil equilibrio, que puede ser roto en cualquier momento si los anuncios y amenazas se vuelven realidad.

En este complejo contexto, el dólar se impone con fuerza en prácticamente todos los frentes.  Tanto el euro, como la libra Esterlina y el franco suizo prueban mínimos anuales, en parte por la fuerza de la moneda norteamericana, y también, sobre todo en el caso de la libra, por culpas propias.

Si bien el rendimiento de los bonos del Tesoro, principal impulsor del dólar desde mediados de abril, ha cedido y se alejó de sus máximos de más de 7 años (habían superado con facilidad el 3%), la búsqueda de refugio y vuelo a la seguridad se volcó esta vez hacia el dólar, y no hacia el yen como suele suceder.

La libra Esterlina sí tiene motivos propios para estar débil, y probablemente estirar sus pérdidas durante un buen tiempo.  La modificación de la composición del Comité de Política Monetaria del BoE está pegando de lleno a la libra, toda vez que uno de los tres miembros que votaba con insistencia por elevar los tipos de interés ha sido reemplazado por otro que brega por todo lo contrario.  A ello se suma el laberinto del Brexit, un conflicto en el que Reino Unido se metió sin presión alguna, y buscando solo frenar ciertas corrientes migratorias hacia las islas británicas.  Ahora, nadie sabe como terminará el problema, cuya fecha de ejecución se acerca.

Este jueves tendremos la última medición del PBI del primer trimestre, un dato que sirve sobre todo para la estadística, pero que no tiene efecto alguno en los precios, salvo alguna sorpresa que no suele darse.  La información será publicada a las 8:30 del este, en simultáneo con las habituales peticiones semanales de subsidio por desempleo.

Más temprano, en el inicio de la sesión asiática el RBNZ dejó, como se esperaba, sin cambios los tipos de interés de referencia, en el 1.75%, provocando la continuación de la caída del Kiwi, que ya venía muy débil, y alcanzando nuevos mínimos del año, y valores que no visitaba desde junio de 2016.  Significativamente, el gráfico mensual presenta una figura de triple techo (cambio de tendencia), que podría provocar una fuerte baja del dólar neocelandés en los próximos meses.

La otra moneda líder de Oceanía, el dólar australiano, tampoco la pasa bien. En la víspera alcanzó un nuevo mínimo desde mayo de 2017 y, se sabe, los movimientos del Aussie suelen anticipar el comportamiento de otras monedas duras, como el euro, el franco o la misma libra.  ¿Se vendrá un nuevo colapso de todas ellas, y un fortalecimiento masivo del dólar?  No falta mucho para saberlo.

Nos espera una sesión americana de jueves teñida de incertidumbre por las cuestiones expuestas, con movimientos amplios, que probablemente favorezcan al dólar, que podría incluso acelerar su tendencia alcista en sus cruces con monedas europeas.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, nos vemos el viernes.

 

Nota legal Este reporte, así como sus datos, informes y recomendaciones, está elaborado con el objeto de proporcional información general y no constituye una invitación a la compra o venta de divisas. El presente informe se basa en informaciones tomadas de fuentes que se consideran fiables pero que no han sido objeto de verificación independiente por parte de Adrian Aquaro. Confiar en el contenido del reporte o en las opiniones vertidas en el mismo corre por cuenta exclusiva del lector. Adriann Aquaro no participa con este informe del asesoramiento financiero a persona alguna, y no se responsabiliza por las ganancias o las pérdidas que se realicen tomando como base las opiniones vertidas en el mismo.