AUD/USD Previsión 2019: Daños colaterales de la guerra comercial entre Estados Unidos y China

  • La ralentización del crecimiento en todo el mundo y particularmente en China, mantendrá al AUD/USD bajo presión a principios de 2019.
  • El Banco de la Reserva de Australia está demostrando que su postura cautelosa tiene mejores efectos en la economía que apresurarse por ajustar la política monetaria.

El Dólar Australiano cayó por los temores de ralentización del crecimiento

El dólar australiano fue una víctima de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, y está llegando al final de 2018 unos 1.000 pips por debajo de su máximo anual en comparación con el dólar estadounidense. Estando entre las naciones más ricas en términos de riqueza per cápita, la economía australiana sufrió los altibajos, principalmente los bajos, de la decisión de la administración estadounidense de aplicar el proteccionismo. El deterioro del mercado de vivienda doméstico, resultado del endurecimiento de las condiciones crediticias y el debilitamiento de la demanda, también está detrás del colapso del AUD. A pesar de que el Banco de la Reserva de Australia ha mantenido su tasa de efectivo en el 1.5% desde agosto de 2016, las hipotecas se han vuelto más caras, mientras que los precios de las viviendas se han disparado gracias al dinero barato que se destina a la compra de una casa como inversión. De hecho, los precios de las casas han bajado recientemente, pero con el estancamiento de los salarios, el progreso en el sector es demasiado lento, lo suficiente como para generar preocupación entre los responsables políticos.

En su última reunión de política monetaria del año, el RBA dejó la tasa de efectivo sin cambios como se ha dicho anteriormente, mientras que el gobernador Lowe dijo que "la economía se está desempeñando bien", pero agregó que el consumo de los hogares sigue siendo una "fuente continua de incertidumbre", en medio del desequilibrio entre los ingresos débiles y los niveles de deuda aún elevados. Si bien está de acuerdo en que el próximo movimiento en las tasas probablemente será al alza, el RBA no ve razón para un ajuste a corto plazo en la política monetaria, con el interés especulativo descontando una próxima subida de tasas en 2020.

Una luz de esperanza proviene del sector de empleo, que mantuvo un ritmo sólido de crecimiento en noviembre, ya que la economía agregó 37.000 empleos nuevos, con un aumento en la tasa de participación del 65.7%. Sin embargo, la mayor contribución provino de empleos a tiempo parcial.

La guerra comercial seguirá pesando al AUD a la baja en el primer trimestre de 2019

China es el mayor socio comercial de Australia, con más del 30% de las exportaciones australianas hacia la segunda economía más grande del mundo, con el dólar australiano directamente relacionado con el crecimiento chino. Las tensiones comerciales han alimentado la desaceleración económica del gigante asiático, que en el tercer trimestre de 2018 creció solo un 6.5%, el crecimiento interanual más débil del PIB trimestral desde el primer trimestre de 2009. En los tres meses hasta septiembre, la economía australiana creció un 0.6%, el ritmo de expansión más débil en dos años.

Los Estados Unidos han estado tratando de reducir su déficit comercial con China, hasta ahora sin éxito, ya que el déficit comercial de EE.UU. con China durante los primeros 10 meses de 2018 coincide con el déficit total de 2017, a pesar de los aranceles. Ambos países acordaron una tregua de 90 días que finalizará el próximo febrero. El optimismo inicial sobre el reinicio de las conversaciones ya ha empezado a desvanecerse, a pesar de algunos signos positivos provenientes de ambas partes. El interés especulativo en este momento cree que una mayor escalada de la guerra comercial vendrá después, lo que alimentará la crisis económica mundial. Dicho esto, hay poco espacio para una recuperación del AUD en el próximo trimestre. Lo más probable es que la moneda continúe sufriendo por los temores de lo que vendrá y las suaves cifras de crecimiento. Sin embargo, Australia tiene la oportunidad de salir victoriosa, incluso en el caso de un conflicto cada vez más profundo entre los Estados Unidos y China. Pekín podría volver a mirar a su vecino australiano para reemplazar los productos agrícolas que provienen de los Estados Unidos si éste persiste con su política de aranceles.

Perspectiva técnica del AUD/USD

El dólar estadounidense es el ganador general de este año, con el par AUD/USD haciendo máximo en 0.8135 en enero, para cotizar en ese momento aproximadamente 100 pips por encima del mínimo anual de 0.7020 alcanzado en octubre. El rebote de este último se ha estancado justo por debajo del 38.2% de retroceso de Fibonacci de la caída anual en torno a 0.7440, un nivel que demostró ser fuerte varias veces entre junio y agosto, ya que el par no ha podido recuperarse por encima de este nivel desde que lo perforó. Los gráficos a largo plazo indican que el riesgo está sesgado a la baja, ya que en los gráficos semanales y mensuales, el par se está moviendo por debajo de todas sus medias móviles. El caso bajista es más firme en el gráfico mensual, con una ruptura por debajo del mínimo anual confrimando más caídas por delante, primero hacia 0.7032, mínimo de diciembre de 2016, y luego hasta 0.6826, mínimo anual de 2016. En este momento, el dólar estadounidense no parece tener la fuerza suficiente como para romper este último. El 61.8% de retroceso de Fibonacci de la caída anual se encuentra en 0.7710, un nivel que el AUD/USD puede alcanzar en una recuperación firme por encima del nivel de 0.7440 mencionado, pero no se superará si la guerra comercial continúa.

Punto y figura para el AUD/USD

Gonçalo Moreira by Gonçalo Moreira, CMT


Este mercado ha estado en una posición débil durante varios años, tras las advertencias tempranas en forma de los conteos 1 y 2 establecidos en 2011. Después de jugar alrededor del nivel de la paridad durante un año, a principios de 2013, el par AUD/USD sucumbió nuevamente dejando una gran columna de Os. El conteo vertical 3 se estableció después, con un objetivo de 0.6000: el mínimo de la crisis de 2008 y la relajación del carry trade. Más recientemente, la reversión desde los mínimos de 2016 generó un objetivo alcista en 0.9600, que se ve amenazado por una ruptura por debajo del nivel de 0.6800. Solo una ruptura de los niveles de 0.8100 cambiaría la tendencia a modo alcista y ofrecería esperanzas de alcanzar el objetivo del conteo 4 de 0.9600.


USDJPY punto y figura

 

La información en estas páginas contiene declaraciones a futuro que implican riesgos e incertidumbres. Los mercados e instrumentos perfilados en esta página son sólo para fines informativos y no deben de ninguna manera aparecer como una recomendación para comprar o vender estos valores. Usted debe hacer su propia investigación minuciosa antes de tomar cualquier decisión de inversión. FXStreet no garantiza de ninguna manera que esta información esté libre de errores, errores, o incorrecciones materiales. Tampoco garantiza que esta información sea de naturaleza oportuna. Invertir en Forex implica un gran riesgo, incluyendo la pérdida de toda o parte de su inversión, así como angustia emocional. Todos los riesgos, pérdidas y costos asociados con la inversión, incluyendo la pérdida total del capital, son su responsabilidad.