Estrategia: La vuelta del martes

Este artículo ha sido escrito por André Stagge, gerente de carteras, distribuidor oficial certificado de Eurex, Certified Financial Technician (CFTe) y Chartered Financial Analyst (CFA)

Martes largo en el mercado bajista DAX

El DAX tiene un efecto conocido como la vuelta del martes. Por ello, los traders compran el mercado bajista el lunes por la noche. En este artículo le presentamos esta simple estrategia.

La estrategia

Los mercados se mueven constantemente al alza y la baja. Gran parte de lo que sucede a diario en el mercado bursátil es errático y difícil de predecir. Por el contrario, la psicología humana sigue siendo la misma durante los últimos milenios. Al principio reaccionábamos ante ciertas situaciones con miedo y cuando las cosas empeoraban, entrábamos en pánico. Era lo que ocurría en la Edad de Piedra cuando el tigre dientes de sable se acercaba al Neanderthal. Y sigue siendo así el caso en el mercado bursátil de hoy en día, cuando los precios bajan y se produce un colapso en el cual los traders venden sus acciones conducidos por el pánico. Esta ansiedad ocasionada por dichas pérdidas es el principio de la estrategia de la vuelta del martes. Los traders inteligentes obtienen una ventaja estadística aprovechando el miedo y la perplejidad de los participantes del mercado, desinformados y emocionalmente sensibles. Esta estrategia solo funciona en mercados bursátiles que caen y especialmente en situaciones de crac cuando el miedo a las pérdidas es muy grande. En este caso a la mayoría de los inversores les resulta difícil mantener la cabeza fría. Para beneficiarse de la estrategia, primero tenemos que distinguir si el DAX está en un mercado alcista o bajista. Para ello, observaremos si el último precio de cierre del DAX está por encima o por debajo de la media móvil simple (MA) * durante 34 días. El resultado no tienen que ser un número exacto. La estrategia también produce resultados similares con otras medias de periodos de 30 o 40 días. Entraremos en un mercado alcista cuando el precio de cierre esté por encima de la media de 34 días a las 17:30. De acuerdo con esta estrategia, no hay nada que hacer en este caso y es fácil esperar. La estrategia solo se activa si estamos en un mercado bajista. Para ello, el último precio de cierre del DAX debe estar por debajo del promedio de 34 días. Si se da este caso, compraremos el DAX el lunes a las 5:45 p.m. La posición larga se mantendrá hasta las 09:00 de la mañana del miércoles. Excepto el lunes por la noche, martes y miércoles por la mañana, la estrategia no nos mantiene dentro del mercado. No tenemos límites de pérdidas o de beneficios. Sería posible controlar la pérdida máxima mediante la optimización del límite de pérdidas, pero así no se mejoraría significativamente la rentabilidad ajustada al riesgo (ratio Sharpe).

Números, datos, hechos

Si se hubiese aplicado esta simple estrategia, se habrían realizado un total de 278 operaciones desde principios de 2003. Lo cual se corresponde con una media de 20 operaciones al año. Para una estrategia que ha logrado un beneficio de más del 142% desde el 2003, parecen pocas operaciones. Pero 171 de ellas ganaron y sólo 107 perdieron. Lo que nos da una tasa de aciertos de al menos el 62 %. El factor de ganancia, es decir, la relación entre el beneficio total y la pérdida total, también es bueno, de 1,75. La prueba retrospectiva se hizo teniendo en cuenta un margen de un punto y no se tuvieron en cuenta las comisiones ni los desplazamientos.

¿Por qué funciona la vuelta del martes?

El día perfecto para un cambio de humor positivo es el martes. A medida que los precios caen, los traders recojen las ganancias de las posiciones largas existentes el viernes y hacen caja mediante las salidas potenciales. Además, los profesionales que operan un mercado bajista no quieren tomar riesgos innecesarios durante el fin de semana. Durante los días que el mercado está cerrado, los traders privados se enfrían durante el fin de semana cuando escuchan por los medios de comunicación que el mercado bursátil ya ha caído. Se asustan y venden sus acciones el lunes. Luego, el mercado cae aún más y se alcanzan los límites de pérdidas predefinidas. La presión de venta aumenta durante el día hasta que se reduce por la noche. Los profesionales aprovechan las caídas del lunes por la noche y el martes para volver a entrar a corto plazo, con lo cual el mercado se vuelve en contra de la tendencia ya que las ventas producidas por el pánico del lunes redujeron demasiado los precios.

Datos emocionantes sobre la vuelta del martes

La vuelta del martes es un sistema muy simple. Solo distingue si los mercados están alcistas o bajistas y si es el momento adecuado para entrar en una operación alcista. Además, la estrategia es psicológicamente fácil de implementar, porque compra barato en mercados a la baja y se basa en un cambio de sentimiento a corto plazo. Incluso durante la crisis financiera entre 2007 y 2009, cuando el DAX perdió más de la mitad de su máximo valor, los traders pudieron obtener casi un 20 % de ganancias con esta estrategia a largo. La implementación es posible a través de los futuros del DAX, contratos por diferencia (CFD), certificados y warrants. Los traders experimentados pueden implementar de manera óptima la vuelta del martes vendiendo opciones de venta, porque las opciones en el mercado bajista suelen ser más caras: la volatilidad sube bruscamente el lunes, volviendo a la normalidad el martes. No solo se benefician de un DAX ascendente, sino también de la volatilidad decreciente que a menudo se produce en los mercados al alza.

Ejemplos prominentes

La mayoría de los ejemplos destacados de esta estrategia se pueden dar en situaciones extremas. Un ejemplo sorprendente es el del 20 de octubre de 1987. El día anterior, el lunes negro, el Dow Jones había caído un 23 %. El martes, inicialmente cayó aún más, pero luego cerró a 1739 puntos. Al final de la semana, el índice bursátil estadounidense cotizaba nuevamente en los 1952 puntos. El martes resultó ser una oportunidad de compra perfecta. Fue el día de mayor pánico en el que el sentimiento se volvió sostenible. La situación fue similar el lunes 27 de octubre de 1997. El Dow Jones abrió a 7715 puntos y cerró en el mínimo de 7161. El martes 28 de octubre, tocó un mínimo en 6936, pero cerró mucho más alto en 7498. Aquí, también podría beneficiarse del pánico con la estrategia de la vuelta del martes. En 2015, la estrategia se puso en el punto de mira: debido a la rápida devaluación de la moneda china, el DAX sufrió una presión considerable en agosto de 2015. El lunes 24 de agosto de 2015, los precios cayeron bruscamente, marcando un mínimo provisional de 9338 puntos. Con la compra el lunes por la noche al precio de cierre fue de 9648 y la venta del martes se hizo al precio de cierre, con lo cual se podrían haber ganado 480 puntos. En 2016 hubo un cambio muy rentable el 23 de junio después de la votación del Brexit. Aunque los precios se recuperaron de sus pérdidas iniciales el viernes inmediatamente después del Brexit, cayeron bruscamente el lunes con lo cual el DAX cerró en los 9269 puntos. Nos dío un punto de entrada para aplicar la estrategia de la vuelta del martes. Posteriormente el mercado abrió 2 veces seguidas con una gap alcista (gap de precios). Los operadores pudieron cerrar la posición el miércoles por la mañana abriendo a las 09:00 horas con una ganancia de 289 puntos en los 9558 puntos.

Conclusión

La psicología juega un papel muy importante en el mercado de valores. Al comprender cuándo y cómo convergen la oferta y la demanda, se pueden derivar estrategias de trading como la que aquí hemos descrito analizando el comportamiento de ciertos participantes del mercado, como hemos descrito con la estrategia de la vuelta del martes, la cual se basa en una ventaja estadística. 

Leer el artículo completo

Toda información publicada en TRADERS’ es únicamente para fines educativos. No pretende recomendar, promocionar o de cualquier manera sugerir la eficacia de cualquier sistema, estrategia o enfoque de trading. Se recomienda a los traders que realicen sus propias investigaciones, desarrollo y comprobaciones para determinar la validez de un concepto para el trading. El trading y la inversión conllevan un alto nivel de riesgo. Cualquier persona con la intención de operar en los mercados financieros debe entender y aceptar estos riesgos. El rendimiento obtenido en el pasado no es garantía de los resultados futuros.