Las salidas de divisas de los mercados emergentes pueden encender una recesión en el mundo desarrollado

  • Los fondos están saliendo de los mercados emergentes, grandes y pequeños.
  • El fortalecimiento del dólar estadounidense pesa sobre el comercio no relacionado con los Estados Unidos.
  • La economía global disfrutó de un crecimiento robusto, pero el máximo puede estar cerca.

La Rupia india (INR) ha alcanzado un mínimo histórico frente al dólar estadounidense. El yuan chino está siendo devaluado diariamente. Argentina ha pedido al FMI que le ayude a detener la caída del peso local. Estos son solo tres ejemplos de un fenómeno más amplio de dinero que sale de los mercados emergentes.

Las tasas más altas de EE.UU. y las preocupaciones comerciales alejan el dinero

Hay varias razones para el movimiento. La Reserva Federal de los Estados Unidos continúa subiendo las tasas de interés (y señalando más subidas de ahora en adelante), haciendo que sea menos atractivo correr riesgos en el exterior cuando los rendimientos pueden ser más altos en los EE.UU. Los préstamos denominados en dólares estadounidenses son menos atractivos de lo que solían ser. Se toman menos préstamos mientras más se devuelven.

Además, los nuevos aranceles de Trump también están contribuyendo a las salidas. Si bien las disputas más candentes son con Canadá, México, la Unión Europea y China, otros países también se ven afectados. Los mercados emergentes más pequeños son parte de la cadena de suministro global. Si una empresa china obtiene partes de Vietnam para sus exportaciones a los EE.UU., la fábrica vietnamita también sufre. Las expectativas de barreras comerciales ya afectan a las decisiones de inversión mucho antes de que se impongan.

El dólar más fuerte y las barreras comerciales tienen otro efecto adverso. El dólar estadounidense es la moneda de reserva mundial y también se usa en transacciones entre países que no usan el dólar. Un importador brasileño de productos argentinos recibirá su factura en dólares estadounidenses, en lugar del peso argentino o el real brasileño. Cualquier aumento en el valor del dólar hace que el comercio entre ambos países sudamericanos sea más caro y, por lo tanto, reduce el comercio. Lo mismo ocurre con el comercio entre Asia y el comercio mundial en general.

Por lo tanto, un dólar más fuerte es perjudicial para el comercio, incluso si las transacciones no involucran a los EE.UU.

Los países desarrollados han disfrutado de un sólido crecimiento en los últimos años. El Reino Unido y la eurozona han experimentado una desaceleración en el primer trimestre, pero eso pareció temporal. A la economía canadiense le va bien, la economía de EE.UU. está ganando fuerza, y Australia no ha sufrido una recesión desde principios de los años 90.

El foco de atención ha cambiado, de encontrar un trabajo a obtener un salario decente. Esta es una situación mucho mejor que a principios de la década.

Pero, ¿es esto tan bueno como se supone?

¿Haciendo máximos?

Si los países desarrollados están en plena forma, no necesariamente significa que seguirán creciendo. Tal vez hayan llegado al máximo, y ​​es más fácil caer desde un terreno más alto.

La globalización ha acercado al mundo, con cadenas de suministro distribuidas en múltiples destinos y los mercados bursátiles moviéndose en tándem. Lo que sucede en Camboya o Bolivia puede ser ignorado por las economías desarrolladas. Si esto se extiende a Indonesia y Brasil, las cosas tal vez puedan continuar tal como son. Pero, ¿qué sucede cuando India y China se unen a la lista de países con problemas?

La situación actual puede pasar rápidamente del crecimiento global sincronizado a una recesión global sincronizada.

La información en estas páginas contiene declaraciones a futuro que implican riesgos e incertidumbres. Los mercados e instrumentos perfilados en esta página son sólo para fines informativos y no deben de ninguna manera aparecer como una recomendación para comprar o vender estos valores. Usted debe hacer su propia investigación minuciosa antes de tomar cualquier decisión de inversión. FXStreet no garantiza de ninguna manera que esta información esté libre de errores, errores, o incorrecciones materiales. Tampoco garantiza que esta información sea de naturaleza oportuna. Invertir en Forex implica un gran riesgo, incluyendo la pérdida de toda o parte de su inversión, así como angustia emocional. Todos los riesgos, pérdidas y costos asociados con la inversión, incluyendo la pérdida total del capital, son su responsabilidad.