Este artículo ha sido escrito por Álvaro Cabeza, Country Head de UBS AM Iberia

  • La subida de los precios en Estados Unidos ha llegado. La inflación aumentó un 4,2% interanual en abril y está subiendo más de lo previsto. Sin embargo, no creemos que se prolongue
  • Una cifra mensual no apoya ni desmiente la tesis de la Fed de que las presiones inflacionistas serán transitorias
  • En nuestra opinión, esta espiral alcista y sostenida de la inflación supone un riesgo de cola para los activos de riesgo
  • El impulso de las presiones sobre los precios está vinculado a áreas de la economía que son a la vez de oferta restringida y de alta demanda y, a sectores relacionados con la reapertura económica
  • Esto debería favorecer los flujos desde los activos que se benefician de la desinflación -los valores growth, los bonos soberanos y el dólar estadounidense- hacia los activos que se benefician de un repunte de las presiones sobre los precios: los valores cíclicos/value y las divisas de los mercados emergentes
  • Las limitaciones de la oferta que empujan al alza la inflación y frenan un poco la actividad serán transitorias
  • Este punto de vista apoya nuestro posicionamiento procíclico, en el que esperamos que el dólar se debilite, que la renta variable más sensible al ciclo (activos value, Europa y Japón) obtenga mejores resultados y que las curvas soberanas se eleven conforme aumenten los rendimientos de los bonos a largo plazo.

La subida de los precios en Estados Unidos ha llegado. En nuestra opinión, una espiral alcista y sostenida de la inflación supone un riesgo de cola para los activos de riesgo, pero no es nuestro escenario base. Dicho esto, los datos de inflación de abril en EE.UU. son una señal de que el crecimiento y la inflación serán probablemente más sólidos durante este ciclo frente al que siguió a la crisis financiera de 2008. Así, creemos que esta dinámica debería animar a los inversores a alejarse de los activos de larga duración y se centren en aquellos valores mejor posicionados para obtener una mayor rentabilidad en un escenario de mayor riesgo de inflación.

La inflación general aumentó un 4,2% en términos interanuales en abril. El IPC subyacente -un indicador menos volátil de las presiones sobre los precios- aumentó a una tasa anual del 3%, su ritmo más rápido desde 1996. La inflación está subiendo más de lo previsto. Sin embargo, esto no es motivo suficiente para esperar que se prolongue. En 2020, el IPC subyacente disminuyó de febrero a mayo. Este efecto de base está proporcionando un potente impulso a las lecturas anuales de la inflación subyacente. Dicho esto, las frecuencias más cortas de la variación del IPC subyacente también muestran una importante subida de la inflación. Gran parte de este aumento a corto plazo de las presiones sobre los precios está vinculado a áreas de la economía que sufren a la vez de oferta restringida y de alta demanda - como los coches de segunda mano - así como a sectores relacionados con la reapertura económica - como los alojamientos turísticos, las tarifas aéreas y las entradas a eventos deportivos.

1

Hay que tener en cuenta que una cifra mensual no apoya ni desmiente la tesis de la Fed de que las presiones inflacionistas serán transitorias. De cara al futuro, nos centraremos en los componentes del IPC que son más cíclicos y están vinculados a la recuperación del mercado laboral para valorar hasta qué punto será duradero este nivel elevado de inflación. Como la vivienda tiene un gran peso en este índice, merece un seguimiento más específico. El diferencial entre los bonos del Tesoro estadounidense a dos años y a 10 años aumentó, el dólar se fortaleció y los futuros de la renta variable estadounidense se suavizaron tras la publicación de estos datos.

Teniendo todo esto en cuenta, debemos preparar las carteras para un aumento de la inflación. Por primera vez en, al menos una década, la balanza de riesgo de presiones inflacionistas a medio plazo se inclina más al alza que a la baja. Es posible que los inversores tengan que seguir ajustando su posicionamiento para tener en cuenta este cambio de percepción del riesgo de inflación. Esto debería favorecer los flujos desde los activos que se benefician de la desinflación -los valores growth, los bonos soberanos y el dólar estadounidense- hacia los activos que se benefician de un repunte de las presiones sobre los precios: los valores cíclicos/value y las divisas de los mercados emergentes.

2

La Reserva Federal ha indicado sistemáticamente que la magnitud de las presiones sobre los precios a corto plazo es menos importante que su persistencia. Por ello, no creemos que una inflación sostenida a corto plazo deba servir de impulso positivo para el dólar. De hecho, esta dinámica debería seguir manteniendo los rendimientos reales controlados y favorecer la debilidad del dólar. Los datos de inflación de abril, tras un crecimiento de los salarios más leve de lo esperado, pueden provocar cierta preocupación por un cambio desfavorable en la combinación crecimiento/inflación de EE.UU. Seguimos creyendo que las limitaciones de la oferta que empujan al alza la inflación y frenan un poco la actividad serán transitorias, a medida que la vacunación siga permitiendo una recuperación más amplia en Estados Unidos y en todas las economías desarrolladas. Este punto de vista apoya nuestro posicionamiento procíclico, en el que esperamos que el dólar se debilite, que la renta variable más sensible al ciclo (activos value, Europa y Japón) obtenga mejores resultados y que la pendiente de las curvas de tipos aumente a medida que aumenten los rendimientos de los bonos a largo plazo.

This publication is for your information only and is not intended as an offer, or a solicitation of an offer, to buy or sell any investment or other specific product. The analysis contained herein is based on numerous assumptions. Different assumptions could result in materially different results. Certain services and products are subject to legal restrictions and cannot be offered worldwide on an unrestricted basis and/or may not be eligible for sale to all investors. All information and opinions expressed in this document were obtained from sources believed to be reliable and in good faith, but no representation or warranty, express or implied, is made as to its accuracy or completeness (other than disclosures relating to UBS and its affiliates). All information and opinions as well as any prices indicated are current as of the date of this report, and are subject to change without notice. Opinions expressed herein may differ or be contrary to those expressed by other business areas or divisions of UBS as a result of using different assumptions and/or criteria. At any time UBS AG and other companies in the UBS group (or employees thereof) may have a long or short position, or deal as principal or agent, in relevant securities or provide advisory or other services to the issuer of relevant securities or to a company connected with an issuer. Some investments may not be readily realizable since the market in the securities is illiquid and therefore valuing the investment and identifying the risk to which you are exposed may be difficult to quantify. UBS relies on information barriers to control the flow of information contained in one or more areas within UBS, into other areas, units, divisions or affiliates of UBS. Futures and options trading is considered risky. Past performance of an investment is no guarantee for its future performance. Some investments may be subject to sudden and large falls in value and on realization you may receive back less than you invested or may be required to pay more. Changes in FX rates may have an adverse effect on the price, value or income of an investment. We are of necessity unable to take into account the particular investment objectives, financial situation and needs of our individual clients and we would recommend that you take financial and/or tax advice as to the implications (including tax) of investing in any of the products mentioned herein.

Analysis feed

Últimos Análisis


Últimos Análisis

CONTENIDO RECOMENDADO

EUR/USD Pronóstico Semanal: El foco vuelve a la Fed en medio de una inflación cada vez mayor

El BCE es optimista pero cauteloso y revisó al alza sus previsiones de crecimiento e inflación. La inflación estadounidense aumentó en mayo a su ritmo más rápido en casi trece años. El EUR/USD se ha vuelto bajista en su gráfico diario, podría poner a prueba el nivel crítico de 1.2000.

EUR/USD Noticias

GBP/USD Pronóstico Semanal: ¿Hora de que brille la libra? Datos del Reino Unido y la Fed pueden echar más leña al fuego

El GBP/USD ha superado el Brexit y los temores en torno a la reapertura para mantenerse firme. La decisión de la Fed, la reapertura del Reino Unido y los datos económicos británicos de primer nivel prometen acción. El gráfico diario de mediados de junio muestra que los alcistas van por delante.

GBP/USD Noticias

USD/JPY actualiza máximos semanales, se acerca a 110.00 gracias a la fortaleza del USD

El par USD/JPY continúa subiendo antes del fin de semana con el dólar preservando su fuerza durante el horario comercial estadounidense. Al momento de escribir, el par operan en su nivel más alto en una semana en 109.84, aumentando un 0.48% en el día.

USD/JPY Noticias

La Fed y una reunión muy esperada

Después de conocidos los datos de inflación de mayo en Estados Unidos, con niveles récord en muchos años, la pregunta que sigue es que clase de discurso ofrecerá la Reserva Federal en su reunión de la semana próxima.

Mercados Noticias

EE.UU.: Confianza del consumidor sube más de lo esperado en junio

El indicador principal de confianza del consumidor del reporte elaborado por la Universidad de Michigan mostró una mejora en la lectura preliminar de junio a 86.4 desde el 82.9 de mayo. El dato fue mejor al esperado que era de 84.

Indicador Económico Noticias

PARES PRINCIPALES

PETRÓLEO

ORO