El repunte de los tipos de interés de largo plazo ha generado cierta ansiedad en los mercados, desplazando incluso por momentos el foco puesto de manera permanente en la COVID-19. Antes de pronunciarse sobre lo justificado o no de esta preocupación, pongamos un poco de perspectiva y veamos qué hay detrás de este movimiento. El tipo de interés de la deuda americana a 10 años tocó recientemente el nivel de 1,50%, tras subir 60 puntos básicos desde principios de año (con un movimiento más brusco en la última semana). La misma referencia para Alemania llegó al -0,23%, tras aumentar unos 40 puntos básicos. Y el bono español ha alcanzado el 0,48%, en un movimiento casi en paralelo con el alemán. En esencia, los tipos han recuperado sincronizadamente sus niveles de hace un año, previos a la crisis, abandonando la zona baja del rango a la que se movieron con el estallido de la pandemia, pero lejos todavía de la parte alta del rango de cotización en los años previos a la crisis cuando el bono americano superó el 3%, el alemán alcanzó el 0,70% y el español el 1,70%.

¿Qué hay detrás de estas subidas? Los tipos de interés iniciaron una moderada tendencia alcista desde verano, en paralelo con la constatación del fuerte rebote de la actividad económica. Pero se ha acelerado desde principios de año, consecuencia del enorme paquete fiscal americano anunciado por la nueva administración. La fuerte apuesta del Tesoro de EE. UU. por reactivar la economía, con J. Yellen a la cabeza, tanto por su tamaño (9% del PIB, que se suma a otro casi 4% aprobado en diciembre) como por su composición (muy concentrado en transferencias directas) ha generado un intenso debate. Académicos tan acreditados (y tradicionalmente favorables a estímulos fiscales) como L. Summers y O. Blanchard están alertando del riesgo de sobrecalentamiento de la economía, del aumento de la inflación e, incluso, de inestabilidad financiera. Se estima que el estímulo fiscal podría ser varias veces mayor que la brecha de producto (output gap) actual de la economía americana, lo que unido a la demanda embalsada por el mayor ahorro durante la crisis puede ser el detonante de un repunte de la inflación que ha estado ausente por más de una década. Esta percepción también ha tenido su reflejo en mercados, con un repunte del componente de expectativas de inflación (a la zona del 2% en EE. UU.), al que recientemente se ha sumado el componente real de los tipos. Con todo ello, se entiende el movimiento alcista de tipos como un proceso de cierta normalización en consonancia con la expectativa de recuperación económica y (no olvidemos) con el aumento significativo de oferta de deuda pública.

Es importante recordar que, a diferencia del famoso taper tantrum de 2013 con fuerte impacto en los mercados internacionales, el actual movimiento de tipos no ha tenido nada que ver con anuncios de retirada de estímulos monetarios por parte de la Reserva Federal (Fed). Todo lo contrario. Por ahora, los miembros de la Fed se han mostrado tranquilos, ni han dado señales de preocupación por un escenario inflacionista (más bien al contrario, defienden que sabrían cómo atajar la inflación, tienen herramientas para ello), ni han intensificado las compras de activos para revertir las subidas de tipos.

Los niveles actuales de tipos de interés no deberían representar una amenaza para el crecimiento global, ya que no han tensionado en exceso las condiciones de financiación. Ahora bien, sí hay algunos elementos a vigilar. Por ejemplo, que las subidas de tipos generen un fuerte efecto arrastre en otras geografías, como Europa, donde la recuperación va algo más retrasada y pudiera provocar una ampliación de primas de riesgo (algo que por ahora no ha ocurrido). Así como movimientos bruscos y acompañados de mucha volatilidad que pueden poner a prueba los mercados. Y por supuesto, otra historia es que se llegaran a materializar presiones persistentes de la inflación en EE. UU. que obliguen a algún tipo de reacción de política monetaria; sería el primer test para que la Fed demuestre su mayor tolerancia a la inflación.

Descárgate el informe completo con gráficos 

El presente documento ha sido elaborado por el Servicio de Estudios del Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA) por cuenta propia y de sus sociedades asociadas (cada una de ellas del Grupo BBVA) para su distribución en Estados Unidos y en el resto del mundo, y se ofrece a título meramente informativo. La información, opiniones, estimaciones y pronósticos aquí contenidos se refieren a esa fecha específica y están sujetos a cambios sin previo aviso debido a las fluctuaciones del mercado. La información, opiniones, estimaciones y pronósticos contenidos en este documento han sido recopilados u obtenidos de fuentes públicas que la Compañía considera correctas en cuanto a su exactitud, integridad y/o exactitud. Este documento no es una oferta de venta ni una solicitud de adquisición o enajenación de una participación en valores.

Analysis feed

Últimos Análisis


Últimos Análisis

CONTENIDO RECOMENDADO

EUR/USD Pronóstico Semanal: Un Powell poco impresionante golpea al dólar

Las minutas del FOMC mostraron que los responsables de la formulación de políticas monetarias siguen siendo optimistas pero cautelosos. La actividad en el sector de servicios mejoró más de lo previsto en EE.UU. y la UE. El EUR/USD se recuperó, pero está lejos de ignorar su debilidad intrínseca.

EUR/USD Noticias

GBP/USD Pronóstico Semanal: ¿Ha terminado la corrección? El consumidor estadounidense y las vacunas son clave

Incluso si la inflación estadounidense se mantiene moderada y las cifras del coronavirus en el Reino Unido extienden la tendencia bajista, unas sólidas ventas minoristas estadounidenses y las crecientes preocupaciones sobre el Brexit podrían mantener la presión sobre el par GBP/USD.

GBP/USD Noticias

USD/JPY continúa subiendo hacia 110.00

El par USD/JPY conservó su momento alcista en los inicios de la sesión estadounidense y tocó un nuevo máximo diario de 109.96 antes de entrar en una fase de consolidación. Al momento de escribir, el par subió un 0.45% en el día a 109.73.

USD/JPY Noticias

Wall Street sigue de fiesta, el dólar no encuentra rumbo

Los distintos informes macroeconómicos conocidos en las últimas semanas, y los discursos del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y del presidente de la Fed, Jerome Powell, no hicieron más que, durante la semana que termina, el rally de la bolsa de Nueva York. El alza de las acciones líderes parece no tener fin.

Mercados Noticias

¿Se acerca un rally en el dólar? La claridad de Clarida y el potente IPP apuntan a que la Fed aumentará las tasas antes

El vicepresidente de la Fed, Richard Clarida, ha dicho que si la inflación no baja a fin de año, podría ser más que transitoria. Los precios al productor IPP se dispararon al alza en marzo, más allá del efecto base. El dólar puede beneficiarse de las crecientes expectativas de una subida de tasas.

Mercados Noticias

PARES PRINCIPALES

PETRÓLEO

ORO