Este artículo de Sebastián Schmidt fue publicado originalmente en el número de abril  de 2016 de la revista TRADERS'

  • Sebastián Schmidt comenzó a operar en 2003 y ahora es trader a tiempo completo intradía, formador y escritor independiente. Su enfoque de trading está recogido en su libro “On the Pip - Elliott Wave in practice” y se expone en detalle a partir de 2015 en el grupo de ondas de Elliott www.ewpips.de.

Si desea utilizar a su favor los posibles puntos de acumulación de los diferentes mercados fi nancieros, es posible que tenga que recurrir a una herramienta de análisis técnico. Mediante los recuentos de las ondas de Elliott, incluyendo los recuentos alternativos, se pueden identifi car áreas de interés que concentren varias líneas de Fibonacci. La explicación está presumiblemente en el gran intercambio de posiciones que se produce entre los participantes del mercado. Estas zonas, sobre todo las áreas de soporte y resistencia, pueden ser utilizadas para realizar posibles entradas al mercado. En nuestro artículo de portada, explicaremos la preparación básica necesaria para obtener una confi guración válida y lucrativa mediante las ondas de Elliott en base a un recuento de ondas que cumpla con dichas reglas, que incluya además a los recuentos alternativos e identifi que los pasos necesarios para operar.
La historia de éxito de la teoría de ondas es misteriosa y data de hace más de un siglo y no ha perdido nada de su fuerza original. Los mercados se mueven en ondas identifi cables debido a los fenómenos psicológicos de las masas. Este fenómeno fue descubierto por Ralph Nelson Elliott, autor de la teoría. Las ondas de Elliott son una rama del análisis técnico para la detección y predicción de las tendencias del mercado. Se pueden estudiar todas las clases de activos que se comercializan a la gran base de participantes del mercado. Lo que la teoría de las ondas de Elliott no revela es cómo el trader consigue su mejor configuración de entrada. Para ello utilizaremos los niveles de Fibonacci. 

En primer lugar, el conocimiento básico 

Elliott clasificó 2 tipos principales de movimientos dentro de un ciclo de mercado (Figura 1). En primer lugar nos ocuparemos de “la formación de las ondas de impulso” en 5 partes, la cual está en la parte izquierda del ciclo de mercado de la figura, para después pasar a la parte derecha del ciclo que tiene 3 ondas “movimiento correctivo”. 

La conductora - la onda impulsiva 

Como se puede ver en la Figura 1, la onda impulsiva consta de 5 ondas parciales individuales subordinadas (1-2-3- 4-5). Toda onda impulsiva se representa a su vez en otra onda de nivel temporal superior. Esto revela las estructuras sistemáticas de las ondas fractales. Con el término “fractal” nos referimos a que todas las formaciones y patrones, que existen en la teoría de Elliott, se repiten en cualquier unidad temporal, pudiendo ser visualizadas y encajadas en un marco temporal superior. No importa si estamos en un gráfico mensual o en un gráfico de 5 minutos. Al mismo tiempo la onda de impulso representa, en la unidad de tiempo observado, la dirección principal de la tendencia. Este movimiento del mercado de 5 partes es generalmente poderoso y dinámico y está impulsado por las ondas internas 1, 3 y 5, que en términos estructurales también son movimientos impulsivos. Las reglas que determinan si las ondas de impulso son válidas se resumen en el cuadro de información 1. Las ondas 2 y 4 están dirigidas contra la tendencia, y son ondas correctivas dentro de un movimiento impulsivo. Aunque estas ondas correctivas son parciales, se añaden para mantener la integridad de la onda impulsiva completa. 

El retroceso - la onda de corrección 

La parte derecha de la figura 1 es la parte correctiva; es decir, contiene sus movimientos correctivos. Mientras que la formación de la onda impulsiva tiene una estructura de 5 ondas, los siguientes movimientos son correctivos y tienen, en principio, una estructura de 3 ondas. Se habla de una estructura correctiva. La dificultad de distinguir entre el impulso y los movimientos correctivos comienza en las estructuras internas de las ondas parciales individuales. Incluso las ondas correctivas individuales pueden seguir la estructura de un movimiento impulsivo de 5 ondas. Siempre que los movimientos impulsivos, ondas 1, 3 y 5, cumplan la condición de que éstos se manifiesten exclusivamente en la estructura impulsiva, aunque los movimientos correctivos permitidos puedan tener estructura correctiva o impulsiva. Así, por ejemplo, la onda A que es la onda básica de una corrección a la formación general, representa por un lado un movimiento correctivo de 3 ondas. También sería posible que la onda A inicie una fuerte corrección, mostrando una bajada en 5 ondas impulsivas, según el ejemplo. 

Después de la A viene una B 

Mientras la onda correctiva A termina el impulso anterior e inicia una corrección en sentido contrario a la tendencia, la onda B correctiva posterior se ejecuta de nuevo contra la dirección de la tendencia. Es importante que la onda B se ejecute únicamente en su estructura correctiva, que es diferente de las ondas impulsivas. Lo cual crea la idea en muchos participantes del mercado que se reanudará la tendencia principal y por ello, se posicionarán en consecuencia y conducirán el movimiento, incluso por encima de la onda impulsiva, aunque el mercado se encuentre todavía en el modo de correctivo. En estos casos se habla de una onda “B excesiva”, abreviado “UB”. Posteriormente, la onda C, en forma de la onda impulsiva, seguirá este movimiento y marcará la fi nalización de la corrección.  


W-X-Y en lugar de A-B-C 

Otra excepción a los 3 movimientos correctivos muestra otra estructura en 3 ondas. En este caso la formación WX- Y se convierte en una corrección A-B-C. Una formación que contiene movimientos correctivos en su estructura. Esa es la única diferencia importante que se necesita observar. La determinación del precio objetivo, a los que nos referiremos más adelante, es en ambos casos idéntica. Además del conteo de la onda clásica en este ciclo de mercado, también hay recuentos alternativos especiales (véase cuadro 2). Cuando se completa la corrección, después de la de 5 impulsos (1-2-3-4-5), se ha fi nalizado un ciclo completo de mercado de 8 ondas. Ahora es el momento de integrar este movimiento completo (impulso y corrección) en el contexto global, por lo que así habremos completado el panorama general. Un único ciclo de mercado aislado del resto del movimiento no tiene ningún signifi cado en particular.