Uno de los temas sobre los que más me preguntan y de seguro, de los que más trabajo toma aprender a entender es el uso de marcos de tiempo (timeframes) para el seguimiento de tendencias. Siempre sabemos que hay que seguir la tendencia del timeframe que tenemos frente a nuestros ojos y decidimos trabajar. Entre las estrategias usadas para trading con Price Action es la de tomar el sesgo de dirección desde un timeframe mayor y buscar entrada en uno menor. Hasta aquí todo se ve fácil, simple, sigues una tendencia y te apoyas con otro timeframe donde los datos se descomprimen y permiten mayor nivel de detalle. El problema surge cuando el trader al comprimir y descomprimir datos, esto es, ver timeframes lentos (comprimir) o timeframes rápidos (descomprimir) encuentra diferentes lecturas de tendencias, zonas de soporte o resistencia, mensajes de velas y vacíos de movimiento disponibles, lo que lo lleva a la parálisis por sobre análisis o a querer buscar una operación perfecta que armonice con todas las tendencias que tiene ante sus ojos. Veamos un ejemplo en la siguiente figura del EURUSD, donde se muestran las tendencias semana, diaria, 4 horas y 60 minutos. 

relatividad tendencia

El gráfico semanal de la figura se encuentra claramente bajista, sin señal alguna, por lo tanto una persona que negocie en este timeframe debe tener claro que por el momento no hay nada disponible para operar y que debe bien sea esperar o utilizar otro marco de tiempo.

Siguiendo el recorrido, se observa en la parte superior derecha el gráfico diario, con clara tendencia bajista, donde hay un movimiento que de momento es a la baja, lleva 2 impulsos bajistas que resaltan las líneas amarillas punteadas y la última vela es bajista con cierre en mínimos, luego de superar un máximo previo de vela. Esto podría indicar el final del retroceso de corto plazo y el inicio del tercer impulso bajista, ante lo cual el trader debería bien sea confirmar con sincronismos de timeframe menores o asumir el riesgo total de la última vela roja. 

La parte inferior izquierda muestra el gráfico de H4, donde se observa una sana tendencia bajista con un patrón de venta en pleno. Lo que el trader de este timeframe se debe preguntar es si vende con el actual Risk/reward ofrecido o si considera el uso de un sincronismo con timeframe menores, buscando ganar el mismo espacio de bajada pero con menor riesgo en pips.

Finalmente se encuentra en la parte inferior derecha el gráfico de 60 minutos. Allí hay tendencia bajista en pleno, luego de romper dos zonas mayores importantes a la baja, con vacío de precios. El trader entrenado por go4pips (curso Price action) sabe que debe esperar el retroceso a una zona de techo para vender en este timeframe, donde el recorrido potencial termina al llegar al mínimo de la vela previa del gráfico diario que inició el movimiento alcista de un día. Solo en caso de shock al alza el trader consideraría los largos.

Como pueden ver, elegir el timeframe de trabajo es bien importante a la hora de planear los trades que se podrían tomar en un determinado activo, ya que de esto resulta la estrategia técnica, temporal y de lectura que el trader debe usar para sacar porvecho del mercado de manera objetiva y efectiva, tal como lo enseñamos en go4pips.