Los mercados globales están viviendo un clima de inestabilidad e incertidumbre que hace que tomar posiciones sea una tarea complicada. Durante el verano empezó a calar la idea de una corrección necesaria en las bolsas pero probablemente pocos inversores esperaban desplomes del calibre que vemos ahora, a pesar de que las materias primas estén protagonizando una de las caídas más bruscas que hemos visto en mucho tiempo, arrastrando a los emergentes con ellas.

Sin embargo, si hubiésemos analizado los principales selectivos europeos mediante Ondas de Elliott, esta caída no debería habernos sorprendido tanto, ni en momento ni en magnitud. De hecho, la principal pregunta ahora mismo es en cuál, de los varios niveles posibles, terminará la corrección para comenzar un nuevo ciclo alcista. Si observamos los futuros del DAX, veremos que los niveles más factibles serían los 9.000 puntos, los 8.000 puntos o los 7.000 puntos, que coinciden con el 38,2%, el 50% y el 61,8% de Fibonacci del impulso alcista principal. Los 8.000 y los 7.000 se antojan demasiado lejanos, aunque no es mala idea mantenerlos controlados por si acaso, pero los 9.000 están demasiado cerca como para descartarlos, tanto por Fibonacci, como por el soporte marcado a principios de 2014 como por la indudable importancia de los números tan redondos.

Dicho esto, también es cierto que en las últimas sesiones hemos estado viendo ciertas ganas de subir. No hay muchas razones tangibles para asegurarlo y, de hecho, los indicadores macro están lejos de resultar esperanzadores, pero se puede apreciar una relativa tensión alcista todos los días que podría llevarnos a pensar en un rebote, temporal o definitivo, en torno a los niveles actuales, que además son de soporte importante (9.300).

Dax Graphic

Si quisiésemos aprovechar este escenario tendremos que plantear las opciones:

1) El mercado sigue subiendo, confirmando el suelo de los 9.300 puntos. Si esto ocurriese, la subida sería intensa, tanto por la fuerte sobreventa de las últimas semanas, como por el rebote técnico en la zona de soporte y en la directriz alcista. En este caso no sería descabellado apostar por subidas holgadas por encima de los 10.000 puntos.

2) El mercado no consigue contagiarse de la presión alcista y finalmente rompe niveles a la baja. En este caso la caída también sería, muy probablemente, brusca, por la rotura de niveles importantes, la cercanía del 38,2% de Fibonacci y el desánimo general por no haber conseguido rebotar al alza.

Esto nos deja con un rango interesante entre los 10.000 y los 9.300 puntos. ¿El precio conseguiría quedarse dentro de ese rango? Mi opinión es que no, por las razones expuestas anteriormente: cualquier movimiento que resulte del contexto actual va a ser intenso, ya sea al alza o a la baja. Por eso una estrategia muy lógica sería operar una combinación de opciones binarias: concretamente una compra con strike en la zona superior del rango y una venta en la zona inferior. Usaremos el vencimiento más largo disponible para el DAX, una semana, para darle tiempo a reaccionar y tomar una dirección con claridad.

Dax Graphic

Una vez tomada la decisión tendremos que estudiar las primas de las opciones binarias por si tuviésemos que ajustar ligeramente los niveles del rango para mejorar la gestión del riesgo. En nuestro caso, las cifras mejoran apreciablemente si utilizamos el rango 9.475 – 10.075 y la idea general seguiría teniendo sentido. La estrategia quedaría así:

Germany30 semanal

Señales

Con esta combinación, tendríamos dos patas a controlar en la estrategia. La pata larga nos dará un beneficio igual a 100 menos la prima de compra, siempre que el mercado quede por encima de 10.075 puntos. En caso contrario tendremos una pérdida igual a la prima pagada. La pata corta, por el contrario, nos dará un beneficio igual a la prima pagada si el mercado cierra la semana por debajo de los 9.425 puntos. En caso contrario perderemos una cantidad igual a 100 menos la prima. Si estructuramos estos escenarios en una tabla tendríamos lo siguiente:
Escenario
Lo podemos ver mucho más claro en un gráfico:

Escenario 2

Con esto quedaría establecida una estrategia definida con opciones binarias, en la que apostaríamos por que el DAX acaba la semana fuera del rango 9.425 – 10.075. Las probabilidades de que se cumpla nuestro escenario son mayores, estadísticamente hablando. Desde el punto de vista técnico también se sostiene la hipótesis y desde el punto de vista monetario, nuestro potencial beneficio es mayor que la posible pérdida.

Más información sobre cómo operar con opciones binarias