Este artículo ha sido escrito por Thomas Bopp, experto y proveedor de señales

Negociación de éxito con warrants inLine

La mayoría de los traders no tienen acceso a los mercados de futuros, ni tienen el conocimiento de cómo implementar con éxito las estrategias con opciones. Nosotros le mostraremos de manera sencilla una estrategia para que se beneficie de los movimientos laterales.

La situación inicial

En los mercados laterales podrá tener éxito si usa técnicas variadas. Por ejemplo, operando a través de una inversión directa en acciones (preferentemente acciones con dividendos) y por otro lado a través de la compra de productos apalancados. Nuestro objetivo: un 25% de retorno. La oferta de los llamados certificados de apalancamiento exótico ha estado aumentando durante los últimos años. Éstos incluyen al warrant inLine que se utiliza para asegurar que el precio del instrumento subyacente se mueve entre una barrera inferior y una barrera superior hasta el vencimiento sin tocarlas. Si lo conservas, y el precio permanece en este canal, siempre recibes el importe máximo de 10 euros por inLine al vencimiento. Si el precio toca o rompe las barreras, el certificado vence sin valor.

Por lo tanto, en el peor de los casos, usted obtendrá una pérdida total del capital empleado. Se pueden encontrar los mejores candidatos a través de las herramientas de filtrado de los propios emisores o bolsas de valores. Por ello, el gráfico semanal se limita a los valores que se pueden negociar con éxito mediante los warrant inLine, incluso en el caso de que se den fluctuaciones parciales. En la figura 1 se ve la franja ideal en la que el valor subyacente debe moverse a ambos lados, de modo que el certificado se aproxime lentamente pero de forma segura al límite máximo de los 10 euros. Si desde el principio se mueve de forma muy volátil hacia adelante y hacia atrás, hay que tener una mayor precaución ya que se podrían alcanzar las barreras más rápidamente. La ventaja de esta estrategia reside en el hecho de que usted tome sólo una decisión y, después de adquirir el derivado, sólo tendrá que comprobar a diario desde la barrera si todo sigue funcionando según lo previsto. La estrategia tiene una duración extrema de 6 a 7 meses. Sin embargo, a menudo es posible cerrar la posición 3 meses antes del vencimiento con casi todo el beneficio posible.

Primer paso: El filtro

El primer paso es averiguar qué emisores ofrecen warrants inLine. En sus sitios web suelen tener herramientas de filtrado con la que determinar un rendimiento mínimo. Buscaremos un 25 %, no al año, sino del capital invertido. La distancia entre las barreras y el subyacente también debería ser del 20 %. El plazo se limita por lo menos de 4 a 7 meses como máximo. Durante este período, el margen de negociación correspondiente, en el que se podría mover el instrumento de inversión, debería tener el ancho suficiente.

Segundo paso: examinar los gráficos

Después del primer paso, los gráficos entran en juego. Cualquier programa gráfico gratuito online es suficiente. En primer lugar, representaremos los subyacentes filtrados en el gráfico semanal. Entonces, dibujaremos las barreras inferiores y superiores del subyacente. En la Fig. 2 se puede ver el ejemplo del DAX, el cual fue un candidato prometedor a mediados de mayo. El uso de warrant inLine nos proporcionó un rango de negociación de 7.800 a 12.000 puntos (límites horizontales rojos) con una duración de hasta mediados de diciembre de 2016. La línea azul discontinua vertical muestra la semana en la que se compró el inLine con WKN SE3BXQ a 7,50 euros. La línea vertical verde discontinua marca la fecha de liquidación de la posición el 16 de diciembre de 2016, si la posición se hubiese mantenido hasta el final. Si hubiese mantenido el índice bursátil alemán entre las líneas rojas, el emisor pagaría 10 euros, un beneficio de poco menos del 33 % y por lo tanto un poco más que el beneficio mínimo del 25%. Después de dibujar las barreras, encontramos un triángulo de información dentro de las líneas rojas del subyacente (resaltado en amarillo). Es una indicación de que otros participantes del mercado están comprando en la línea del triángulo azul inferior y vendiendo en la línea superior del triángulo azul, debido a los gráficos. Se supone que el valor subyacente al que se refiere el InLine permanece dentro de la zona amarilla. Como se puede ver fácilmente, es un gráfico a largo plazo con precios desde el 2011. Utilizamos este largo historial para encontrar un triángulo a largo plazo. Entonces seleccionaremos al candidato sólo si existe una formación de triángulo.

Tercer paso:

Comprar y asegurar la posición

Con el fin de no sobrecargar demasiado el depósito, incluso con una pérdida total, el inLine seleccionado se podrá comprar por un máximo de 5 a 7% del capital disponible. Por razones de seguridad, se recomienda un límite de pérdidas del 30 a 35% por debajo del precio de entrada. En nuestro ejemplo, se colocó a 4,90 euros en el warrant inLine. Hay una explicación simple del porqué colocamos al límite de pérdidas tan lejos: si el subyacente se mueve rápidamente hacia adelante y hacia atrás al principio, los precios de las opciones subirán en el mercado de futuros, mientras que el certificado lo reflejará al contrario. Un aumento de la volatilidad significa que aumentará la probabilidad de tocar las barreras. Por ello, el emisor pone un precio significativamente menor al warrant. Con el fin de evitar una pérdida desafortunada, por así decirlo, es aconsejable poner la distancia del límite de pérdidas correspondiente bastante lejos para que tenga holgura. La figura 2 también muestra 2 líneas negras horizontales llamadas líneas de observación que representan una marca para que le llame la atención. Las líneas de observación se localizan a una distancia de 300 a 400 puntos dentro de las barreras e indican que el subyacente está sospechosamente cerca de éstas. Es hora de cerrar la posición antes de que se produzca una pérdida total. La razón: si el DAX cae o sube en la dirección de las líneas negras como en este ejemplo, es porque algo ha cambiado en el comportamiento del mercado. También es muy probable que esto pueda conducir a un contacto muy rápido con la barrera correspondiente y, por lo tanto, a una pérdida total. Aunque no tiene que ser el caso necesariamente, su límite de pérdidas ya debería haber saltado antes. En el caso ideal, sólo hay que mirar el gráfico y no hacer nada más mientras no se haya dejado la zona amarilla.

Podremos cerrar antes las buenas posiciones 
Como se puede ver, a finales de julio de 2016, el DAX alcanzó la línea superior del triángulo azul y rebotó sobre ella. Ahora se podría pensar que el precio inferior del certificado podría haberlo puesto el emisor. La figura 3, sin embargo, demuestra lo contrario. En la parte superior, se indica el precio del warrant Inline del Dax, en la parte inferior del precio correspondiente del índice. La línea punteada vertical verde marca el día de entrada en la posición. En el sub-gráfico, las barreras se muestran en rojo. Aunque el DAX se movió hacia adelante y hacia atrás entre 9.300 y 10.500 puntos desde la fecha de compra, el certificado estuvo sólo 2 veces en pérdidas. Durante las últimas semanas, en el ejemplo de entonces, el precio se acercó al precio máximo de pago y apenas se movió a la baja. Pero, ¿por qué no es más barato ahora, después de que el DAX rebotase en la resistencia? La respuesta es: El movimiento fue demasiado pequeño para ser relevante. Cuanto más cerca del vencimiento, menos relevantes son los movimientos entre las medias. Este caso ideal ocurre en el 90 % de los casos. En sólo unas pocas semanas, será probable que se pague el 90% del beneficio mediante la colocación de una orden de venta en 9,80 euros. Si la venta tiene éxito, la rentabilidad del capital invertido es de un 30% menos las comisiones de negociación. Este capital puede invertirse de nuevo de la misma manera en otros InLines de bajo riesgo.

Otro ejemplo

La estrategia trabaja en las materias primas, índices y acciones individuales. Las divisas suelen ofrecer un rango demasiado estrecho, para generar una alta probabilidad de obtener beneficios. La figura 4 muestra el DAX con una posición adicional. Compramos el warrant WKN HU5181 a 6,90 euros y lo vendimos a 9,50 euros (Fig. 5). En el gráfico semanal vemos:

• Histórico de los últimos 5 años
• Información triangular del desarrollo de precios con su soporte y resistencia
• Barreras, en rojo
• Líneas de observación, en negro
• Fecha de la liquidación de la posición (fin del warrant inLine)


Se recomienda siempre tener el mismo comportamiento, para tener la misma sensación cuando el movimiento de los precios en el instrumento de inversión esté fuera de control. Aquí el índice se salió de la formación, aunque no fue tan trágico porque la línea de observación estaba todavía muy lejos. Además, la duración de la orden fue corta, por lo que la posición podría haberse mantenido. Sin embargo, si el DAX hubiera aumentado rápidamente en más de 12.000 puntos, habríamos tenido que reaccionar.

Conclusión

Con esta estrategia, tendrá la oportunidad de ganar dinero en el mercado, incluso en los mercados laterales. En cualquier caso, la posición debe observarse diariamente o al menos semanalmente, para detectar movimientos peligrosos. Actualmente, hay varios emisores que ofrecen warrant inLine.

En promedio, se puede encontrar un candidato adecuado por lo menos 1 vez al mes. Sin embargo, nunca debería aceptar una pérdida total. Puesto que la probabilidad estará de su lado, usted debería ganar en la mayoría de los casos. Se debe adherir meticulosamente a los pasos necesarios de esta estrategia a fin de desarrollar una rutina. «