El mapa de calor ofrece una representación gráfica de la fuerza relativa de las principales divisas con respecto a otras, codificando mediante colores toda la información de 20 pares de divisas obteniendo así una visión general de todos los pares negociados en Forex.

La mayor parte de los traders de divisas operan sin tener en cuenta el conjunto del mercado, mirando un solo par y una sola escala temporal. Ello significa, por ejemplo, que podríamos comprar el par GBPUSD esperando que el USD se debilite pero si miramos a otros pares relacionados con el USD podemos encontrarnos con que está subiendo frente a otras divisas por lo que comprar GBPUSD puede no ser una buena elección. Ahora los traders pueden añadir el mapa de calor a su arsenal de herramientas de trading para filtrar las señales de sus estrategias, confirmar sus analisis y operar con más confianza.