Una nueva ola de temor hacer caer a las bolsas; y resurge el oro

Hola Amigos, buen día. Una fuerte caída están experimentando las bolsas de valores en todo el mundo, en una corrida que se inició la semana pasada en China, y que fue pasando a otras latitudes.

Así, el índice DAX 30 de Alemania está cayendo, mientras promedia la sesión europea del martes, a su mínimo desde diciembre de 2016, habiendo dejado un gap importante en el inicio de la rueda. El FTSE 100 de Londres está ahora recuperando terreno, aunque después de abrir la sesión con una importante pérdida, y los futuros del índice Dow Jones se encuentran en un soporte límite: si caen de los actuales 25040 puntos, quebrarán una línea de tendencia alcista de mediano plazo medida en gráficos diarios, lo que equivale a un cambio de dirección para el futuro próximo, aunque, por supuesto, nadie puede saber si se trata del final de un ciclo alcista más importante.

La caída de las bolsas europeas responde al temor que se ha instalado en los mercados respecto a la cuestión del presupuesto de Italia, un conflicto que mantiene con la Unión Europea y que cuya existencia era sencilla de deducir antes de que el actual gobierno asumiera su mandato: las bravatas del Vice Primer Ministro Salvini dejaban ver que impulsaría medidas populistas, contrarias a los principios de la UE. El presupuesto que Italia propone incluye un déficit fiscal muy por encima de lo permitido por la UE, y la falta de resolución está haciendo retroceder la calificación de la deuda de Italia, que ya quedó apenas unos escalones por encima de ser considerada en default.

Las monedas europeas sienten el impacto. El euro volvió a caer el lunes, y también en lo que va del martes, esta vez hasta 1.1438, donde frenó, por ahora, su baja cerca de un soporte clave como lo supone 1.1430, el mínimo anterior y que, de ser vulnerado, expondría a la moneda única a su más bajo precio del año, en 1.1300, del 15 de agosto pasado.

Como si no fuera suficiente lo que sucede en Italia, la cuestión del Brexit, más enmarañada que nunca, está llenando de dudas a las autoridades de Reino Unido, que buscan por un lado ejecutar la salida de la UE a como de lugar, por otro postergar los plazos, por otro sacar provecho para no caer, y también tratan de hacer frente a la presión popular que pide un nuevo referendo, que termine con esta zaga de papelones. La libra, más sensible que en otros tiempos, cae por ahora en forma moderada, recuperando terreno desde el mínimo del día establecido en 1.2936, aunque sin mucha fuerza para superar 1.3000 nuevamente.

Este contexto favorece a los activos considerados “de refugio”. Por ello, no extraña que el yen haya ganado espacio en estas horas, buscando nuevamente la zona de 112.00, que logró quebrar momentáneamente la semana pasada; pero tampoco es sorpresa que el oro se haya posicionado en su máximo desde el 17 de julio pasado, al superar los 1236 dólares. El gráfico diario del oro muestra una figura de continuación de tendencia alcista, cuyo alcance se acerca a los 1245 dólares en una primera instancia.

En cambio, no logra consolidarse el petróleo, que otra vez busca mínimos de varias semanas, en la zona de 68 dólares. La proximidad de la entrada en vigencia de las sanciones comerciales de Estados Unidos contra Irán, con fecha 4 de noviembre, mantiene en baja al petróleo, que por ahora no ofrece señales de recuperación.

El calendario de noticias no es especialmente atractivo este martes, por lo que el comportamiento de las bolsas de valores, sobre todo la de Nueva York, cuyos papeles principales se posicionan a la baja antes del inicio de actividades, será el catalizador más relevante para observar la marcha del dólar en todos los frentes.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, nos vemos el miércoles.

 

Nota legal Este reporte, así como sus datos, informes y recomendaciones, está elaborado con el objeto de proporcional información general y no constituye una invitación a la compra o venta de divisas. El presente informe se basa en informaciones tomadas de fuentes que se consideran fiables pero que no han sido objeto de verificación independiente por parte de Adrian Aquaro. Confiar en el contenido del reporte o en las opiniones vertidas en el mismo corre por cuenta exclusiva del lector. Adriann Aquaro no participa con este informe del asesoramiento financiero a persona alguna, y no se responsabiliza por las ganancias o las pérdidas que se realicen tomando como base las opiniones vertidas en el mismo.