Una guerra con fecha de inicio pautada

Hola Amigos, buen día.  Primer viernes de mes, y por supuesto los mercados mantienen puesta su atención en los datos de empleo de junio en Estados Unidos, que se conocerán a las 8:30 del este.  Al respecto, se espera que se hayan generado unos 195 mil puestos de trabajo el mes pasado, frente a los 225 mil de mayo, una cifra menor, pero igualmente optimista para una economía que, al decir de las autoridades de la Fed, se encuentra muy sólida.  En tanto, la tasa de desempleo quedaría en su menor valor de 18 años, en el 3.8%, y las ganancias por hora crecerían un 0.3%, dato similar al de junio.

Estos informes, que han perdido en los últimos años algo de impacto en los precios, siguen siendo los más importantes de cada mes, y los que en verdad ponen en marcha al período en curso, en especial en la fecha, después de una semana de escasos movimientos en los pares principales.

Pero esta vez, lo que desvela a los mercados en mayor medida no es el empleo, que más allá de alguna cifra puntual, seguirá mostrando sólidos guarismos.  En la fecha, 6 de julio, se inicia lo que muchos han denominado “guerra comercial” entre Estados Unidos y el resto del mundo.  China, segunda potencia económica global, ha sido la elegida para el inicio de este conflicto, con la implementación de aranceles comerciales por decenas de miles de millones de dólares, que se irán ampliando progresivamente.  A su vez, China anunció que impondrá medidas similares por más de 500 productos provenientes de Estados Unidos.

La Reserva Federal y el Banco Central Europeo son dos de las entidades más importantes que han dado una señal de alarma respecto a estos movimientos, expresando que se pone en peligro la estabilidad comercial global.

Estados Unidos abarca, punto más o menos, el 25% del comercio internacional.  De allí es que sus medidas proteccionistas son duras para el resto del mundo.  Pero es verdad que el presidente Trump advirtió sobre estos aranceles en su campaña electoral, y las cifras que mensualmente presenta su país en materia de comercio exterior son insostenibles.  En otras palabras, si los demás países pudieran tomar las mismas medidas que Trump, lo harían sin dudarlo;  pero tratándose de Estados Unidos, no se le perdona que quiera dejar de perder dinero ante el resto del mundo.

La sesión americana del viernes se verá entonces fuertemente condicionada por ambos factores, guerra comercial en primer lugar, y datos de empleo, algo eclipsados esta vez.

El dólar llega a este viernes con una ligera baja en todos los frentes, aún cuando conserva su tendencia alcista de mediano plazo.  Es evidente que este no será un día más para los mercados, que se han mostrado muy cautelosos en sus movimientos a la espera de las noticias de hoy.  En cualquier caso, la moneda norteamericana inició un semestre en el cual todo está dado para que gane ampliamente ante sus rivales principales.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, y un muy buen fin de semana, nos reencontramos la semana próxima.  Hasta entonces.

 

Nota legal Este reporte, así como sus datos, informes y recomendaciones, está elaborado con el objeto de proporcional información general y no constituye una invitación a la compra o venta de divisas. El presente informe se basa en informaciones tomadas de fuentes que se consideran fiables pero que no han sido objeto de verificación independiente por parte de Adrian Aquaro. Confiar en el contenido del reporte o en las opiniones vertidas en el mismo corre por cuenta exclusiva del lector. Adriann Aquaro no participa con este informe del asesoramiento financiero a persona alguna, y no se responsabiliza por las ganancias o las pérdidas que se realicen tomando como base las opiniones vertidas en el mismo.