Un alivio momentáneo; euro, cerca de mínimos de varios años

Hola Amigos, buen día. Luego de una jornada de caídas muy fuertes en la bolsa de Nueva York, los futuros de los índices bursátiles comienzan a ofrecer señales de recuperación. Las mismas ya comenzaron a percibirse sobre el cierre de la sesión del miércoles, acelerando en horario asiático, y sin mayores novedades en la actual sesión europea. De todas formas, el cierre de la bolsa de Frankfurt por un festivo en Alemania ralentiza el ritmo en estas horas.

Esta suerte de recuperación de los futuros le está dando aire al dólar ante el yen. La moneda nipona había acelerado en la víspera, y parecía lista para quebrar sus máximos de 109 unidades de la semana anterior. Sin embargo, ahora regresa sobre sus pasos, y cotiza por debajo de 109.70, por lo que el quiebre de 110.00 le dará al dólar mayor fuerza para el resto de la sesión.

En verdad, el dólar solo presentaba signos de debilidad ante el yen. En el resto de sus pares, no tiene reclamo alguno. Frente al euro, se acerca a 1.1105, mínimo del año que obtuvo la semana pasada, y su quiebre, si el precio vence nuevamente la zona del cercano 1.1130, sería inminente. En dicho caso, 1.1065 y 1.1030 serán los soportes a seguir. El euro no tiene incentivos para crecer ni para recuperarse. Los últimos discursos del BCE fueron pesimistas, de alguna forma acordes a su tono habitual. Pero además, las cifras de Alemania, la principal potencia del viejo continente, no ayudan. La encuesta IFO de clima de negocios conocida días atrás fue elocuente, con cifras que se ubicaron en sus peores guarismos de los últimos años.

La libra Esterlina tampoco pasa por sus mejores días. A la incertidumbre del Brexit se le suma la que genera el reemplazo de Theresa May, que ya renunció, y a quien se le busca sucesor. Como quedó dicho en otras columnas, Boris Johnson, un excéntrico excanciller británico y partidario de un Brexit duro, está en primer lugar para tomar el cargo de May, lo cual adelantaría la salida de la UE, y también el caos que muy probablemente se instale en Reino Unido desde entonces. La libra se muestra débil, y el quiebre de 1.2605, mínimo de la semana pasada, la llevaría a 1.2400 en los próximos días, donde aparece, con un análisis de Fibonacci invertido mediante, el objetivo bajista más claro para el cruce GBP/USD.

La agenda de noticias del día tiene como protagonista la primera de dos revisiones del PBI de Estados Unidos del primer trimestre. Se espera una baja respecto a la medición anterior, lo cual podría ponerle un freno al dólar en una primera instancia. A este dato se suma el siempre interesante informe de peticiones de subsidio por desempleo, que sigue batiendo records mínimos de 50 años.

La sesión americana podría ser testigo de una baja modesta del dólar, aunque claro está, la marcha de los papeles en Wall Street le darán ritmo a un mercado de divisas, que tiene en el dólar a un claro ganador para este mes que está por finalizar.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, nos vemos el viernes.

 

Nota legal Este reporte, así como sus datos, informes y recomendaciones, está elaborado con el objeto de proporcional información general y no constituye una invitación a la compra o venta de divisas. El presente informe se basa en informaciones tomadas de fuentes que se consideran fiables pero que no han sido objeto de verificación independiente por parte de Adrian Aquaro. Confiar en el contenido del reporte o en las opiniones vertidas en el mismo corre por cuenta exclusiva del lector. Adriann Aquaro no participa con este informe del asesoramiento financiero a persona alguna, y no se responsabiliza por las ganancias o las pérdidas que se realicen tomando como base las opiniones vertidas en el mismo.