Semana definitoria, con tres bancos centrales en la mira

Hola Amigos, buen día, bienvenidos a esta semana de junio.  Como se da en pocas oportunidades por año, esta semana tendremos las reuniones de política monetaria de tres de los más importantes bancos centrales del mundo, como lo son la Reserva Federal, el Banco Central Europeo, y el Banco de Japón.

Pese a ser tres de las entidades rectoras en la materia, las expectativas que surgen de cada uno de estos encuentros son distintas.  Respecto a la reunión de la Fed, se espera que, al cabo de la misma, el miércoles a la tarde, eleve la tasa de interés por segunda vez en el año, llevando la misma a un rango menor al 2%.  Sin embargo, ya descontada la medida, lo que se espera con mayor atención es la conferencia de prensa que, media hora después del anuncio, brindará el presidente de la entidad, Jerome Powell.  De la misma se espera alguna pista que permita determinar el verdadero motivo que desvela a los mercados: si habrá, en el transcurso del año, uno o dos aumentos más de tasa de interés.

Hay varios motivos que confluyen para que haya más de uno.  El primero es que las metas de inflación de la Fed, del 2% anual, ya han sido alcanzadas.   Por otro lado, recién estamos en el primer trimestre del año, y ya van dos aumentos, con cuatro reuniones adicionales hacia adelante.  Desde 2015, la Fed aumenta en un cuarto de punto su tasa en la reunión de diciembre, aún cuando la inflación no acompañaba.  Habrá que esperar el discurso de Powell para confirmar todo esto.

Del lado del Banco Central Europeo, no habrá aumento de tasa, naturalmente, pero en los últimos días trascendió la intención del organismo de discutir en la reunión de este jueves la cuestión del plan de estímulo, que actualmente consta de 30 mil millones de euros colocados en el circuito, y que parece estar en sus últimas etapas.  El euro se vio beneficiado la semana pasada por estas versiones, y podría seguir en ese camino si se confirman estas conversaciones.  Claro que un día antes estará la Fed…

Por último, el Banco de Japón dejará sin cambios sus tipos de interés, que siguen negativos.  El yen hace caso omiso a las reuniones del BoJ, y se muestra más dinámico ante las cuestiones geopolíticas complicadas que últimamente abundan, y que lo transforman en un activo de refugio. 

Como se ve, se trata de una semana plena de datos, en la que hay que destacar también las cifras de inflación de Estados Unidos, y la cumbre entre los presidentes Trump y Jong Un, prevista para la sesión asiática del martes.  Por el momento, los mercados no se han hecho eco de la reunión del G7, de la que habíamos dicho que se esperaban pocos gestos diplomáticos, y efectivamente no los hubo.  El propio Trump se fue antes de finalizar el encuentro, y sus socios comerciales, las principales potenciales globales, lo acusan absolutamente de todo. 

Este lunes será un día de transición, con los precios de los principales pares de divisas ofreciendo movimientos muy medidos.  El euro y la libra Esterlina retroceden de sendas alzas que habían observado a primera hora, y que los habían llevado a 1.1820 y 1.3440 respectivamente.  El yen, sin cambios alrededor de 110.00, y las monedas vinculadas a las materias primas prácticamente sin cambios.  Este es el panorama que esperamos continúe en la sesión americana.

Para finalizar, quisiera destacar que esta columna cumple hoy 14 años de publicación continua.  Es momento de agradecer a todos los lectores, que día a días nos hacen llegar sus comentarios, críticas y señales de aliento.  Para quien suscribe es un gusto compartir la visión de los mercados electrónicos día a día, y si bien hay formatos que han cambiado, la esencia sigue siendo la misma del primer día.   A todos, muchas gracias.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones,  nos vemos el martes.

 

Nota legal Este reporte, así como sus datos, informes y recomendaciones, está elaborado con el objeto de proporcional información general y no constituye una invitación a la compra o venta de divisas. El presente informe se basa en informaciones tomadas de fuentes que se consideran fiables pero que no han sido objeto de verificación independiente por parte de Adrian Aquaro. Confiar en el contenido del reporte o en las opiniones vertidas en el mismo corre por cuenta exclusiva del lector. Adriann Aquaro no participa con este informe del asesoramiento financiero a persona alguna, y no se responsabiliza por las ganancias o las pérdidas que se realicen tomando como base las opiniones vertidas en el mismo.