¿Podrá el dólar revertir su caída con los datos de empleo?

Hola Amigos, buen día. Como ya se ha tornado costumbre en los últimos tiempos, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, apareció “sobre la hora”, para impedir que el dólar se fortalezca en mayor medida de lo que lo había hecho en varios frentes.

Sus argumentos, saludables si son verdaderos, son que ha mantenido conversaciones con el líder chino, Xi Jinping, acerca de la disputa comercial que enfrenta a ambas potencias, y que se han logrado avances “muy buenos”. Esto ocurre apenas unos días después de que el mismo Trump anunciara que si no había un acuerdo pronto, impondrá aranceles a la totalidad de las importaciones chinas.

Lo cierto es que el dólar cayó fuerte el jueves, y en parte lo sigue haciendo mientras se pone en marcha la sesión europea del viernes. El euro superó con claridad la zona difícil de 1.1400, en tanto la libra Esterlina se recuperó desde cerca de sus mínimos del año, en 1.2665, para buscar ahora la zona de 1.3100, a la cual podría llegar en las próximas horas.

No hubo, desde el lado del euro, datos que ameriten su movimiento alcista de más de 130 puntos en pocas horas, luego de tocar los mínimos del 15 de agosto en 1.1300, más que la caída del dólar. En cambio, anuncios extraoficiales, y luego desmentidos, de que Reino Unido y la Unión Europea habían llegado a un acuerdo sobre servicios financieros, en el marco de la salida popularmente denominada Brexit, le dieron un fuerte impulso a la moneda británica, que saltó más de 330 puntos en 24 horas, y con algún espacio adicional para seguir creciendo. El objetivo del par GBP/USD en lo inmediato es 1.3041, 61.8% de retroceso de la caída del cruce desde el 12 de octubre pasado.

También el franco suizo se recuperó en buena forma, desde la zona de 1.0100. Pero, en su caso, aún no ha podido traspasar la barrera de la paridad ante el dólar, y cotiza ahora mismo a 1.0008, con la zona de 1 a 1 como fuerte soporte de corto plazo.

Se destaca también el rally importante del dólar australiano; si bien no hubo datos en Australia, todo lo que favorezca, o parezca favorecer a la economía china, le da fuerza al Aussie. Esta vez, la divisa australiana salió de su letargo de varios días, para ganar más de 180 puntos en poco más de un día, una enormidad si se tiene en cuenta la habitual estabilidad de esta moneda, que se mueve muy poco y muy lentamente.

Al Aussie le siguió la onza de oro. El metal, muy volátil en los últimos días, recuperó su tendencia alcista de corto plazo luego de llegar a un mínimo de 3 semanas el miércoles. Su precio actual, de 1235 dólares por onza, lo deja en buenas condiciones de superar los máximos de octubre, a los que llegó el viernes pasado en 1242 dólares, como paso previo a buscar 1262 dólares, una fuerte resistencia a la que sin dudas le costará llegar.

Y todo esto ocurre justo unas horas antes de la publicación de los datos de empleo de Estados Unidos de octubre, que se conocerán a las 8:30 del este. Tomando en cuenta las últimas mediciones, no es preciso arrojar un pronóstico en cifras, ni en la dirección que pueda tomar el dólar.

Con un fuerte crecimiento en las nóminas, y una tasa de desempleo que ha ido cayendo progresivamente en los últimos meses hasta llegar al mínimo de los últimos 48 años (3.7%), el dólar poco pudo hacer mes a mes en cada primer viernes. Ya sea que las revisiones de meses anteriores no fueron positivas, o que el promedio de ganancias por hora no fue satisfactorio para los mercados, la moneda norteamericana se mostró errática en las últimas publicaciones. Y si se toma en cuenta que, al cabo de cada primer viernes de mes, los pares de divisas principales suelen cerrar tal como se encontraban unos minutos antes de las publicaciones, pues no hay mucho para acotar. Solo esperar los datos, y tomar acción de corto plazo, y con muy bajo riesgo, dado que las idas y vueltas de los precios son constantes durante varios minutos.

En principio, el dólar parece tener un terreno fértil para ganar. Los pronósticos hablan de 195 mil nuevos puestos de trabajo en octubre, frente a los 134 mil de septiembre, y una tasa que quedaría sin cambios, en el 3.7%. Las ganancias por hora crecerían un 0.2% frente al 0.3% anterior. Estos pronósticos favorecen claramente al dólar, aunque la realidad marca que a buenos datos le corresponden caídas del billete ¿será así esta vez? Quedan pocas horas para saberlo.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, y un muy buen y reparador fin de semana, nos reencontramos el próximo lunes. Hasta entonces.

 

Nota legal Este reporte, así como sus datos, informes y recomendaciones, está elaborado con el objeto de proporcional información general y no constituye una invitación a la compra o venta de divisas. El presente informe se basa en informaciones tomadas de fuentes que se consideran fiables pero que no han sido objeto de verificación independiente por parte de Adrian Aquaro. Confiar en el contenido del reporte o en las opiniones vertidas en el mismo corre por cuenta exclusiva del lector. Adriann Aquaro no participa con este informe del asesoramiento financiero a persona alguna, y no se responsabiliza por las ganancias o las pérdidas que se realicen tomando como base las opiniones vertidas en el mismo.