Oro sin piso, acciones sin techo

Hola Amigos, buen día. En medio de una semana en la que los precios de las divisas principales parecen tomarse una pausa, la búsqueda de activos agresivos por parte de los inversores los lleva a tomar posición en las acciones, lo que queda reflejado en los índices que las agrupan.

Tanto el Dow Jones, como el S&P 500 y el Nasdaq 100 observan sendos rallíes que en todos los casos los acercan a sus máximos históricos, contando ya en su haber con varios máximos anuales en los últimos días.

Este clima de negocios en el que reina el optimismo por una definición cercana del conflicto comercial entre Estados Unidos y China le otorga ganancias a las acciones, al tiempo que hace trastabillar al oro. El metal precioso no encuentra un soporte claro por ahora, si bien tiene muy cerca sus mínimos del año, que tocó el 4 de abril en 1280 dólares por onza. El quiebre de dicho nivel podría estirar la baja del oro a la zona de 1270 dólares en una primera instancia, pero el objetivo de máxima de este movimiento se ubica en la zona de 1255 dólares, donde proyectada aparece una línea de tendencia alcista en los gráficos diarios, proveniente desde los mínimos de 2018 en 1160 dólares.

Estas son las notas principales de un martes que no ofrece variantes de importancia en las monedas. El euro, por caso, cayó unos puntos pese a que el índice ZEW de Alemania arrojó cifras por encima de lo esperado, luego de que el Banco Central Europeo se mostrara algo pesimista respecto al futuro económico de la Eurozona. De todas formas, la moneda única retoma ahora la cota de 1.1300, nivel que, si es superado con claridad, podría devolverle un impulso alcista a la zona de 1.1330.

La libra Esterlina, en tanto, se mueve sin una dirección clara, aunque mantiene un sesgo bajista de corto plazo, de acuerdo a la línea de tendencia en esa dirección en el gráfico de 4 horas que guía el movimiento de la moneda británica. Solo el quiebre de 1.3115 podría cambiar este panorama, aunque ni siquiera los datos de empleo de Reino Unido, que quedaron en línea con lo esperado, hicieron reaccionar a la libra.

El yen, sin cambios relevantes, mantiene un sesgo bajista de corto plazo, similar al del oro. En tanto, el petróleo intenta no perder el soporte de 63 dólares, luego de toparse en la zona de 63.15 con una EMA de 60 períodos en el gráfico de 4 horas, retomando una dirección alcista por ahora muy modesta.

Las monedas vinculadas a las materias primas ofrecen similares escenarios: el dólar canadiense cede posiciones, luego de que la encuesta de negocios conocida el lunes ofreciera cifras decepcionantes, lo que lleva al Loonie a la zona de 1.3400; el dólar australiano, por su parte, pierde posiciones rápidamente, aunque tiene en 0.7135 un soporte de importancia en el gráfico de 4 horas, que podría ayudarlo con un rebote alcista.

El calendario de noticias será muy limitado durante la sesión americana, lo cual augura una jornada similar a la del lunes; pero ya en la sesión asiática del miércoles, la publicación del PBI de China, muy esperado por los mercados, podría sacudir la pausa en que han ingresado los pares principales de divisas.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, nos  vemos el miércoles.

 

Nota legal Este reporte, así como sus datos, informes y recomendaciones, está elaborado con el objeto de proporcional información general y no constituye una invitación a la compra o venta de divisas. El presente informe se basa en informaciones tomadas de fuentes que se consideran fiables pero que no han sido objeto de verificación independiente por parte de Adrian Aquaro. Confiar en el contenido del reporte o en las opiniones vertidas en el mismo corre por cuenta exclusiva del lector. Adriann Aquaro no participa con este informe del asesoramiento financiero a persona alguna, y no se responsabiliza por las ganancias o las pérdidas que se realicen tomando como base las opiniones vertidas en el mismo.