El Brexit conllevará la reubicación masiva de bancos lejos de Londres

Este artículo ha sido escrito por John Hardy, director de estrategia en divisas de Saxo Bank

  • La victoria de Macron supone un espaldarazo al proyecto europeo que el Gobierno británico tendrá que tener en cuenta
  • La idea de un Brexit más suave está dando soporte a la libra esterlina 
  • Las exportaciones del Reino Unido a la UE equivalen a casi el 15% del PIB británico

El próximo lunes 19 Reino Unido y la Unión Europea comenzarán a negociar formalmente los términos de su separación, un divorcio que se calcula que podría costar alrededor de 100 mil millones de euros a Reino Unido. Entre tanto, la falta de evidencias claras de un Brexit más suave ha mantenido los mercados financieros tranquilos a pesar del resultado de las elecciones generales de Reino Unido.

Tras la pérdida de la mayoría parlamentaria del Partido Conservador en las elecciones de la semana pasada, se ha reducido la credibilidad de Theresa May para negociar con la UE. En este contexto, Michael Gove, el nuevo ministro de Medio Ambiente y precursor de la campaña“Vote Leave”, ha reconocido que el Gobierno está listo para tomar una postura más suave en las negociaciones del Brexit y asegurar que el acuerdo con la UE pasa el filtro del Parlamento. Sin embargo, Downing Street niega que su enfoque del Brexit haya cambiado.

Realmente va a ser difícil echarse atrás, pero también tienen que considerar nuevos factores condicionantes, como la fuerte victoria de Macron en las elecciones francesas, que supuso un espaldarazo al proyecto europeo.

En segundo lugar, también tendrán que tener en cuenta los movimientos de la UE para aislar a los Estados Unidos, por ejemplo, con algunas medidas anunciadas esta semana que tienen como objetivo que los derivados denominados en euros sean compensados sólo por los bancos con sede en la UE. Esto implicará una necesidad de reubicación masiva de entidades financieras lejos de Londres.
La UE también ha impulsado recientemente un debate interno sobre su futuro y ha presentado planes para crear una Unión Europea de Defensa, algo a lo que Reino Unido se opuso en el pasado.

Hasta ahora la reacción del mercado al Brexit ha sido al azar. El FTSE 100 ha permanecido estable pese a las noticias que apuntaban a que el Gobierno de Theresa May estaba manteniendo conversaciones secretas con el Partido Laborista antes de que comiencen formalmente las negociaciones del Brexit.

A pesar de la tenue reacción del mercado, es sorprendente que la libra esterlina esté aguantando tan bien como lo ha hecho, pues tras hundirse con el resultado de las elecciones generales, ha recuperado posiciones. La idea de un Brexit más suave y el mantenimiento de los tipos de interés por parte del Banco de Inglaterra, organismo en el que cada vez hay más miembros a favor de la subida del precio del dinero, han impedido que la libra esterlina caiga más.

Lo que Reino Unido pone en juego con el Brexit 

La UE es el socio comercial más importante del Reino Unido, ya que representa la mitad de todas las exportaciones e importaciones de la región británica, mientras que las exportaciones del Reino Unido a la UE equivalen a casi el 15% del PIB británico.


Reino Unido paga a la UE £ 350 millones cada semana. Esta cifra equivale al 50% del presupuesto inglés de Educación
y cuatro veces el presupuesto de Educación en Escocia. También representa más de 60 veces lo que el Reino Unido se ha comprometido a gastar en el fondo de medicamentos contra el cáncer NHS.

La UE tiene un superávit comercial neto de £ 50 mil millones con Reino Unido, mientras que el Reino Unido tiene un déficit en cuenta corriente con la UE de £ 100 mil millones.


El presente documento contiene información sobre los servicios y productos de Saxo Bank A/S (en adelante, “Saxo Bank”). El material se ofrece únicamente a efectos informativos independientemente de los objetivos de inversión, la situación financiera, o los medios de los inversores particulares. Por consiguiente, la información incluida en el presente documento no se interpretará como una recomendación; ni como una oferta de compra o venta; ni como la solicitud de una oferta de compra o venta de cualesquiera valores, productos financieros o instrumentos; ni como participación alguna en cualesquiera estrategias de negociación particulares, en cualesquiera jurisdicciones en las que dicha oferta o solicitud, o estrategia de negociación serían ilegales. Saxo Bank no garantiza la exactitud ni la integridad de la información o los análisis suministrados. Saxo Bank no responderá ante ningún cliente o terceros por la exactitud o la integridad de la información o por ningún comentario sobre mercados ofrecidos a través del presente servicio a clientes, ni por ningún retraso, inexactitud, error, interrupción u omisión en la prestación del mismo, por ningún daño ocasionado directa o indirectamente por dichos retrasos, inexactitudes, errores, interrupciones u omisiones, o por ninguna suspensión del servicio. Saxo Bank no asumirá ninguna responsabilidad por el contenido de cualquier otro sitio web, enlazado o no a este sitio, o por las consecuencias de sus actuaciones en base al contenido de otros sitios web. La apertura del presente sitio web no convierte al usuario en cliente de Saxo Bank; y Saxo Bank no responderá ante los mismos por ninguna responsabilidad al respecto. Revelación de análisis y exención de responsabilidad Advertencia: Saxo Bank A/S no responderá por ninguna pérdida con ocasión de ninguna inversión en base a ningún análisis, previsión u otras informaciones incluidas en el presente documento. El contenido de la presente publicación no constituirá una promesa o garantía explícita o implícita por parte de Saxo Bank de que los clientes se beneficiarán de las estrategias incluidas o de que las pérdidas relacionadas con las mismas pueden ser o serán limitadas. Las negociaciones de conformidad con el análisis, especialmente las inversiones con apalancamiento, tales como las negociaciones con divisas y las inversiones en derivados, pueden ser muy especulativas, lo que puede provocar pérdidas y beneficios, en particular cuando las condiciones mencionadas en el análisis no se producen de conformidad con la previsión.

TEMAS RELACIONADOS