Editorial

La recuperación ha continuado en la última parte de 2018, permitiendo un avance del PIB del 2,5% y consolidando un entorno de moderación del crecimiento. Aunque durante el cuarto trimestre, el incremento en la actividad (0,7% t/t) fue ligeramente superior al de tres meses atrás (0,6% t/t), la economía española ha crecido cinco décimas menos que en 2017. Los factores clave para explicar esta desaceleración fueron la menor contribución de la demanda externa, la pérdida de fuerza en el avance del consumo privado y el aumento de la incertidumbre, tanto respecto a la economía global como a la nacional. Así, las ventas de bienes y servicios al exterior moderaron su crecimiento afectadas por pérdidas de competitividad (petróleo, tipo de cambio), por la reducción en el incremento de la demanda europea y por factores que incidieron negativamente sobre sectores específicos (turismo, automoción). Por otro lado, la variación en el gasto de los hogares ha ido debilitándose a medida que se ha agotado la demanda pospuesta durante la crisis, y conforme a la caída de la tasa de ahorro de las familias (como porcentaje de la renta), que ha alcanzado niveles históricamente bajos. Finalmente, la sostenibilidad del crecimiento a nivel global presenta hoy mayores dudas que hace un año, y la falta de consensos sobre la política económica a seguir en España, como consecuencia de la elevada fragmentación parlamentaria, continúa teniendo un impacto negativo sobre la actividad.

El crecimiento se ha acelerado ligeramente en la última parte del año pasado (0,7% t/t), aunque podría ser temporal. Así, las exportaciones de bienes parecen haber dejado atrás la atonía mostrada durante buena parte del 2018 y habrían mejorado su evolución independientemente del destino. Lo anterior estaría reflejando la temporalidad de la ralentización en algunos sectores afectados por factores de oferta, además de los efectos positivos sobre la competitividad del avance de la inversión en maquinaria y equipo. Por su parte, el turismo exterior siguió sin materializar su recuperación y la incertidumbre sobre los factores estructurales que lo están presionando a la baja aconsejan cautela sobre las expectativas para los próximos trimestres. Finalmente, el impulso fiscal habría mantenido la contribución de la demanda pública al crecimiento, a pesar de la desaceleración que continuaría en el gasto privado, principalmente en el consumo de los hogares.

Hacia delante, se espera que la recuperación continúe, y se mantenga la creación de empleo, mientras que los salarios podrían comenzar a aumentar consistentemente por encima de la inflación. De esta manera, el PIB podría crecer un 2,4% en 2019 y un 2,0% en 2020. De cumplirse este escenario, la economía podría crear alrededor de 800 mil puestos de trabajo en el conjunto de los dos años, mientras que la tasa de paro se reduciría desde el 15,3% en 2018 hasta el 12,6% en 2020. Adicionalmente, la prolongación de la recuperación en el mercado laboral podría comenzar a poner presión sobre la evolución de las remuneraciones por asalariado que se incrementarían un 1,9% y un 2,2% en promedio por año en 2019 y 2020. En principio esto se daría en un contexto de desapalancamiento con el resto del mundo donde la economía mantendría un superávit en la cuenta corriente de alrededor de un 1% del PIB.

La viabilidad del escenario macroeconómico presentado en esta revista depende de que las principales economías del mundo experimenten un "aterrizaje suave", condicionado a la resolución favorable de distintos elementos de riesgo y del apoyo de los bancos centrales. Durante los últimos meses, se han incrementado las dudas sobre la sostenibilidad del crecimiento en algunas de las grandes áreas económicas. A esto han contribuido factores como el agotamiento del impulso fiscal en EE.UU., las tensiones relacionadas con los conflictos comerciales, la desaceleración en la economía china, y el reciente ajuste en los mercados financieros. De manera clave, se espera que las expectativas mejoren gradualmente en la medida en que las negociaciones entre EE.UU. y China vayan produciendo resultados que mantengan sin cambio los aranceles entre ambas economías. Asimismo, la incertidumbre política en Europa debería ir en descenso. Esto, siempre que la salida del Reino Unido de la Unión Europea se haga de forma ordenada y que se siga enfriando la tensión generada por el enfrentamiento entre el Gobierno Italiano y el resto de la UEM. Por último, se espera que los bancos centrales respondan a este entorno menos positivo y cambien, en consecuencia, su estrategia de política monetaria. Esto implica que los aumentos de tipos de interés finalizarían en EE.UU. en el 3% y no llegarían a los niveles previstos hace tres meses. Por su parte, el BCE sólo comenzaría a incrementar los tipos de referencia a partir de mayo de 2020, medio año después de lo esperado previamente.

El crecimiento en España se mantendrá por encima de su potencial, gracias al nuevo impulso proveniente tanto de la revisión a la baja en el precio del petróleo como de una política económica algo más expansiva de lo previsto hace unos meses. La reducción en el coste del combustible puede ser particularmente positiva para el sector exportador, que ganaría competitividad ante la disminución en los costes de transporte. Además, se espera que la mejora resultante en la renta disponible de las familias ayude a sostener el gasto en consumo durante los próximos meses. Así, dado que el menor valor del barril de crudo sería el resultado principalmente de un aumento en la oferta, la aportación positiva al crecimiento en España sería significativa y alcanzaría alrededor de 0,4pp en promedio por año. Por otro lado, la expectativa de tipos de interés bajos por un periodo de tiempo más prolongado intensificará el tono expansivo de la política monetaria. Se espera que en 2019 y 2020 el coste de financiación a largo plazo pueda ser más de 50 y 25 pb menor, en promedio, respecto a lo previsto hace 3 meses. Por último, algunas de las medidas aprobadas en los últimos seis meses por el Gobierno español continuarán apoyando el crecimiento de la demanda interna a corto plazo, aunque con costes a largo. Este es el caso de los incrementos aprobados del gasto público en salarios y pensiones para 2019, incluidos en las previsiones que se presentan en esta revista (a diferencia de otras medidas anunciadas pero no aprobadas). Además, el incremento del salario mínimo interprofesional (SMI) apoyaría los ingresos de alrededor de un 9% de los asalariados: aquellos con contrato ligado al SMI que mantengan su puesto de trabajo.

En cualquier caso, se mantiene la percepción de que los riesgos aumentan y de que se incrementa la probabilidad de que se produzca un accidente que pueda empujar a la economía hacia una evolución menos positiva. Como ya se ha enfatizado, la continuidad de la recuperación a nivel mundial descansa en la expectativa de que mucha de la incertidumbre que se ha generado en los últimos meses vaya disipándose. A nivel doméstico, el impacto que puedan tener algunas de las políticas implementadas es incierto. Por ejemplo, aunque es de esperar que el mencionado aumento en el SMI reduzca la desigualdad salarial, podría incrementar las diferencias en ingresos como resultado de la previsible destrucción de empleo que se observaría. En particular, se espera un impacto negativo en la creación neta de empleo entre 20.000 y 75.000 puestos de trabajo durante 2019, mientras que a medio plazo, y en ausencia de incrementos en la productividad que lo compensen, el impacto podría ser mayor y superar los 160.000 empleos. Esto afectaría a colectivos especialmente vulnerables, además de a sectores y regiones especialmente expuestos a la utilización de contratos ligados al SMI.

Asimismo, la incertidumbre sobre la política económica se mantiene elevada. BBVA Research estima que estaría restando al PIB alrededor de 0,3pp en promedio anual desde 2016. A este respecto, los datos recientes confirman que durante el último trimestre del año anterior se ha producido un deterioro en la inversión en la compra de vivienda que ha coincidido con algunos cambios regulatorios que afectan al sector inmobiliario. Entre estos destacan la sentencia del Tribunal Supremo sobre el impuesto en actos jurídicos documentados vinculado a la adquisición de vivienda y la incertidumbre sobre los cambios en la ley del alquiler. Adicionalmente, la decisión de volver a ligar el incremento en las pensiones de acuerdo a la variación del IPC, sin alternativas que aseguren la sostenibilidad del sistema, introduce incertidumbre sobre su futuro. Todo esto, en un entorno donde no existe certeza sobre la aprobación de los presupuestos de 2019. Incluso si estos últimos se implementaran, las medidas anunciadas, tanto por parte del Estado como del resto de las administraciones públicas, no serán suficientes para cumplir con el objetivo de déficit del 1,3% del PIB a finales del presente año. Esto, sin tomar en cuenta el fuerte crecimiento de gasto público que se está produciendo y que podría intensificarse al aproximarse el ciclo electoral. Así, dependiendo de la aprobación de los presupuestos del Estado, el desequilibrio en las cuentas públicas se mantendría entre el 2,0 y el 2,3% del PIB. Esto, junto con la fragmentación y falta de consenso que persiste en el Parlamento español sobre las políticas necesarias para incrementar el crecimiento y que este sea inclusivo, suponen un foco de vulnerabilidad en un entorno cada vez más incierto.

 

Descárgate el informe completo

El presente documento ha sido elaborado por el Servicio de Estudios del Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA) por cuenta propia y de sus sociedades asociadas (cada una de ellas del Grupo BBVA) para su distribución en Estados Unidos y en el resto del mundo, y se ofrece a título meramente informativo. La información, opiniones, estimaciones y pronósticos aquí contenidos se refieren a esa fecha específica y están sujetos a cambios sin previo aviso debido a las fluctuaciones del mercado. La información, opiniones, estimaciones y pronósticos contenidos en este documento han sido recopilados u obtenidos de fuentes públicas que la Compañía considera correctas en cuanto a su exactitud, integridad y/o exactitud. Este documento no es una oferta de venta ni una solicitud de adquisición o enajenación de una participación en valores.

Analysis feed

Últimos Análisis

CONTENIDO RECOMENDADO

EUR/USD Pronóstico: El pulso entre los bancos centrales mantiene a los inversores despistados, el BCE es el siguiente

El comportamiento agitado de los precios ha dominado al par EUR/USD en los últimos días, aunque pasó la semana dentro del rango de la semana anterior, encontrándose con los vendedores alrededor de 1.1280 y manteniéndose por encima del mínimo de 1.1192 de julio. Para el par, la semana estuvo centrada en los bancos centrales y en la política monetaria.

EUR/USD Noticias

Pronóstico GBP/USD: Con un nuevo primer ministro en el Reino Unido, la política pasa al centro de atención

El par GBP/USD hizo mínimo el miércoles en 1.2381, el nivel más bajo desde abril de 2017. Ese mismo día empezó una recuperación, teniendo el jueves la mayor ganancia diaria en dos meses. El factor clave fue la caída del dólar estadounidense tras los comentarios de los funcionarios de la Fedque refuerzan las expectativas de un recorte de tasas en julio. El par recuperó la zona clave de 1.2500, pero la tendencia aún apunta a la baja.

GBP/USD Noticias

USD/JPY Pronóstico: Los bajistas no se detendrán hasta probar el mínimo de enero

El par USD/JPY se ha movido dentro de un rango de aproximadamente 120 pips en los últimos días, terminando prácticamente sin cambios justo por debajo del nivel de 108.00, pero no sin antes establecer un nuevo mínimo de julio en 107.20. La actual recesión económica mundial ha seguido alimentando la demanda de activos de refugio seguro, aunque las ganancias del yen japonés se compensan parcialmente con los máximos históricos de Wall Street.

USD/JPY Noticias

El dólar encara una semana con destino incierto

Evidentemente, la bolsa siempre refleja el ánimo de los mercados. Y esta semana, el comportamiento de las acciones principales en Nueva York volvió a poner de manifiesto que, si bien existen temores por el conflicto entre Estados Unidos y China, el Brexit, la situación fiscal de Italia, la tensión con Irán, entre otros tantos problemas que habitualmente aquejan al mundo, cuando la tasa de interés es baja, o puede serlo próximamente, los inversores festejan.

Mercados Noticias

Predicción Bitcoin, Ethereum y Ripple: Oportunidad en el Bitcoin para los cazadores de gangas

La semana finaliza con la atención centrada en dos datos de mercado razonablemente significativos. Primero, el fuerte movimiento alcista del Bitcoin, que ganó más de 1.000$ en 60 minutos. La segunda noticia es la compra en un solo pedido de 20.000 Ethereums, que completaría una inversión total de 300.000 ETH en lo que va del mes por un valor total de 70 millones de dólares. El importe total de la compra es casi tan importante como el momento en que ocurre.

Criptodivisas Noticias

PARES PRINCIPALES

CRIPTODIVISAS

ANÁLISIS


brokers recomendados en tu región