La libra Esterlina vive un día importante

Hola Amigos, buen día.  Tanto el Banco de Japón como la Reserva Federal dejaron, a sus respectivos turnos, sin cambios sus políticas monetarias, que de todas formas marchan a distintas velocidades y con distintos objetivos.

El comunicado oficial de la Fed, conocido el miércoles por la tarde, no dejó mucho para el análisis.  El texto apenas varió respecto al de junio, y habló de la fortaleza de la economía, de una tasa de desempleo en niveles casi ideales, y de una inflación creciente pero controlable.

Los anuncios proteccionistas del gobierno de Trump reciben diversas críticas desde amplios sectores, en especial académicos, sugiriendo que habrá una inflación mucho más alta que la actual, y que la Fed se verá obligada en seguir subiendo la tasa.  Trump exhibe con cierto orgullo un PBI que en el segundo trimestre creció más del 4%, y con ello calla las críticas, pero pone en posición de acción a la Fed.  De hecho, las encuestas dicen que hay una probabilidad del 90% de alza de tipos en septiembre, y un 65% en diciembre.  Se trata de las dos fechas más probables para que la entidad eleve la tasa, extendiendo de esta forma los diferenciales respecto a los demás bancos centrales.

Sin embargo, las novedades poco favor le hicieron al dólar, que creció un puñado de puntos ante las monedas principales, y perdió incluso en algunos frentes.

Este jueves será el turno del Banco de Inglaterra, que a las 7:00 del este dará a conocer su posición de política monetaria, respecto a la cual hay visiones enfrentadas de parte de los especialistas:  por un lado, muchos creen que después de que la inflación se escapó por encima del 3%, está plenamente justificado que la tasa comience a crecer en forma pausada;  por otro, la incertidumbre del Brexit, y una cantidad de cifras macro que demuestran una clara desmejora en la economía británica, hace innecesario elevar la tasa en este momento. 

Los pronósticos están divididos, y si hubiera un alza de tipos, las ganancias de la libra serían limitadas; si no hay cambios, la moneda británica podría perforar 1.3000 sin problemas.  Desde las 7:30 hablará el Gobernador del BoE, Mark Carney, que echará luz en el asunto.  La sugerencia es no colocar posiciones en los pares de la libra hasta que termine de hablar, dado que los movimientos serán amplios e inesperados.

El yen, y las monedas vinculadas a las materias primas, no hay sufrido modificaciones importantes, y salvo alguna contingencia, no las tendrán en las próximas horas; lo mismo aplica a la onza de oro, que se ubica en mínimos de un año, aunque su caída parece entrar en zona de agotamiento.

Un jueves, entonces, pleno de oportunidades y datos, que tendrá, además del comunicado del BoE, las peticiones semanales de subsidio por desempleo, y en la sesión asiática del viernes, las ventas minoristas de Australia, como principales atractivos.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, nos vemos el viernes.

 

Nota legal Este reporte, así como sus datos, informes y recomendaciones, está elaborado con el objeto de proporcional información general y no constituye una invitación a la compra o venta de divisas. El presente informe se basa en informaciones tomadas de fuentes que se consideran fiables pero que no han sido objeto de verificación independiente por parte de Adrian Aquaro. Confiar en el contenido del reporte o en las opiniones vertidas en el mismo corre por cuenta exclusiva del lector. Adriann Aquaro no participa con este informe del asesoramiento financiero a persona alguna, y no se responsabiliza por las ganancias o las pérdidas que se realicen tomando como base las opiniones vertidas en el mismo.