Inflación de EEUU: ¿Un freno para el dólar?

El dólar mantiene una tendencia alcista moderada en las primeras horas del miércoles, recuperando modestamente posiciones ante el euro, y ganando terreno ante el yen.

Sin embargo, tanto el dólar canadiense, como el petróleo y el dólar australiano dan algunas muestras de fortaleza, aún dentro de sus respectivas tendencias bajistas de corto plazo.

La moneda estadounidense había logrado consolidar sus ganancias de la semana pasada el lunes, aunque el martes, desde el inicio de la sesión americana, comenzó a ofrecer algunas dudas.

Desde un punto de vista fundamental, esto tiene un sustento: las conversaciones de alto nivel entre Estados Unidos y China para superar el conflicto comercial que los enfrenta empiezan a tomar alguna forma más clara, y corren fuerte las versiones de que Steven Mnuchin, Secretario del Tesoro, podría ir a Pekín en los próximos días a negociar con su par chino, y con otras autoridades chinas.

A la vez, se especula con que la fecha de negociación límite (1 de marzo) será postergada, sin una nueva fecha programada, para evitar una nueva ola de aranceles a las importaciones de ambos países, y también agravar los ya existentes.

Estas versiones, que ya van tomando forma oficial, repercutieron positivamente en los mercados bursátiles el martes, y los futuros de los índices principales también reflejan este buen clima de negocios. Tanto los futuros del Dow Jones, como los del S&P 500 y del Nasdaq 100 presentan tendencias alcistas de corto plazo, lo cual, de alguna forma, limita el alza del dólar.

El euro, que el martes había logrado recuperar casi 80 puntos desde su nuevo mínimo anual en 1.1257, frenó su alza cerca del 38.2% de su caída anterior, para volver a ceder posiciones en estas horas. el quiebre de 1.1310, mínimo del día, podría impulsar a la baja nuevamente a la moneda única, con un primer objetivo en 1.1275, seguido del mínimo mencionado, y de 1.1215, mínimo de 2018. Por el contrario, la superación de 1.1340 encontrará resistencia inmediata en 1.1345, seguida de 1.1365 y 1.1400.

La libra Esterlina, esta vez afectada por un dato de inflación de Reino Unido que ofreció niveles muy por debajo de lo esperado, vuelve a caer en estas horas, luego de observar una firme recuperación al inicio de la sesión. La moneda británica, que se encuentra bajo la presión de la falta de definición por el Brexit, se mueve en una amplia franja de precios entre 1.2700 y 1.3000, con saltos imprevistos que la tornan muy difícil de analizar en los cortos plazos. La tendencia del gráfico de 4 horas esta vez la favorece, por lo que el quiebre de 1.2940 podría encaminarla a la zona de 1.2960, máximo del día, y más arriba a la zona de 1.3000.

El yen se muestra débil otra vez en todos los frentes. Ante el dólar sigue tocando mínimos del año, y se acerca a la zona de 111.00, nivel poco imaginable días atrás. El Banco de Japón dejó en claro que no reducirá sus planes de estímulo, dando un impulso bajista adicional a la moneda nipona, que se ve afectada además por la búsqueda de riesgo de los inversores, lo cual a su vez implica un alza de las acciones principales en Tokio.

La cifra de inflación minorista de Estados Unidos de enero, que se conocerá a las 8:30 del este, podría poner un freno al dólar, en los frentes en los que aún mantiene un sesgo alcista, e impulsar su baja en los que viene perdiendo posiciones.

La medición esperada es del 0.1% el mes pasado, frente al -0.1% de diciembre, pronóstico del cual realmente dudamos mucho. A su vez, la inflación subyacente quedaría sin cambios en el 0.2%. Ambas cifras, que naturalmente la Fed seguirá con atención, no incentivarían a la entidad a cambiar su discurso de pocos días atrás, muy moderado en cuanto a aumentos de tipos de interés se refiere.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, nos vemos el jueves.

 

Nota legal Este reporte, así como sus datos, informes y recomendaciones, está elaborado con el objeto de proporcional información general y no constituye una invitación a la compra o venta de divisas. El presente informe se basa en informaciones tomadas de fuentes que se consideran fiables pero que no han sido objeto de verificación independiente por parte de Adrian Aquaro. Confiar en el contenido del reporte o en las opiniones vertidas en el mismo corre por cuenta exclusiva del lector. Adriann Aquaro no participa con este informe del asesoramiento financiero a persona alguna, y no se responsabiliza por las ganancias o las pérdidas que se realicen tomando como base las opiniones vertidas en el mismo.