Índice Dólar Previsión 2019: Un tropiezo no es una caída

  • El Rey Dólar podría doblarse, pero no romperse, mientras persistan los desequilibrios entre los bancos centrales.
  • La agitación política en el Viejo Continente continuará apuntalando al DXY.

El dólar estadounidense es el ganador general este 2018, a pesar de haber sido golpeado en estos últimos días del año. El índice DXY se recuperó desde un mínimo anual de 88.25, alcanzado a principios de febrero, a un máximo de 17 meses de 97.71 en diciembre, ahora luchando alrededor del nivel de 96.50.

Gran parte de la fortaleza del dólar provino de la Reserva Federal de EE.UU. y su ajuste de la política monetaria, dos pasos por delante de cualquier otro banco central. Pero también se benefició de la debilidad en otros lugares, principalmente en los problemas políticos en el Viejo Continente. El Brexit, la desaceleración del crecimiento económico y la incertidumbre, fueron probablemente las palabras más utilizadas al referirse a Europa este año. La crisis actual en Italia y en Francia son las cerezas sobre el pastel. El índice del dólar DXY es una media geométrica ponderada del dólar en comparación con una cesta de divisas, con el EUR y el GBP que tienen aproximadamente el 70% del peso de su valor.

Ver: Previsión Económica y Política de EE.UU. para 2019 

Canadá y Australia iniciaron el año con buen pie, pero la caída de los precios del petróleo y las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China pesaron más que los alentadores datos locales. Solo el CAD tiene algo de peso en el DXY, pero al final, todas las monedas principales influyen en el dólar.

¿Qué haría la Fed a continuación?

Volviendo a la Reserva Federal, el mercado todavía está tratando de evaluar cuán significativa ha sido la decisión más reciente. El presidente Powell y compañía cumplieron con lo prometido y el único cambio relevante en su postura es que el gráfico de puntos ahora anticipa dos subidas de tasas para 2019, frente a las tres subidas pronosticadas anteriormente, ya que las tasas se encuentran en el "rango inferior" de la tasa neutral.

¿Se ralentizaría aún más el ritmo de las subidas? Esa es la pregunta que golpea al dólar estadounidense estos días.

Hay dos factores que sesgan la balanza hacia un "sí". Las críticas y desagrado del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, a un dólar más fuerte, porque arrastra el crecimiento económico y la caída de los mercados bursátiles, los cuales se dirigen a fin de año en mínimos de varios meses. La confianza de los inversores se ha deteriorado y debe ser restaurada. Si la Fed se mantiene confiada y cumple con lo esperado, prevalecerá la ventaja del USD, y luego la respuesta será un "no".

Por supuesto, absolutamente nada es blanco o negro. La Reserva Federal de EE.UU. puede tener una buena cantidad de influencia, pero los desarrollos políticos en Europa seguramente tendrán su opinión en el futuro del dólar. Menos de 100 días antes del Brexit, lo único claro es que nada está claro cuando se trata del divorcio del milenio. Un Brexit duro causará problemas no solo en el Reino Unido sino también en la Unión Europea, a pesar de la postura firme de los responsables políticos. El comercio y los trastornos financieros están en la parte superior de la lista de preocupaciones.

Ver: Previsión Económica y Política de la Unión Europea para 2019

Perspectiva técnica del índice DXY

El índice del dólar ha alcanzado la zona de 97.00 a finales de octubre, entrando en una etapa de consolidación en el gráfico semanal que se extiende a los últimos días de negociación del año. El mínimo del rango está en 95.68, y el máximo está en 97.70, donde se ha limitado el movimiento un par de veces recientemente. El índice DXY se encuentra en un nivel crítico de resistencia a largo plazo, el 61.8% de retroceso de Fibonacci de su caída mensual entre 101.76, el máximo de enero de 2017, y el mínimo establecido en febrero de 2018 en el mencionado 95.68. Una ruptura firme por encima de este nivel será una fuerte señal alcista que podría llevar al índice DXY hasta 100/101. Sin embargo, el dólar necesitaría razones fundamentales, aún no a la vista, para alcanzar esos niveles.

Al observar el gráfico semanal y el movimiento al alza de este año, el 23.6% de retroceso de Fibonacci se encuentra en torno al nivel de 95.50, justo por debajo de la base del rango de las últimas 7 semanas, lo que lo convierte en un soporte relevante, ya que una vez roto, el desaliento de los alcistas aumentará mientras que los bajistas regresarán. El potencial alcista se está desvaneciendo de acuerdo con las lecturas técnicas de este último gráfico, ya que los indicadores disminuyen en niveles positivos, acercándose a sus líneas medias, después de carecer de fuerza direccional durante más de dos meses. Sin embargo, el mismo gráfico muestra que el índice DXY se mantiene por encima de sus medias móviles, que se encuentran dentro de un rango bien limitado, pero con la media móvil de 20 periodos que ya ha cruzado por encima de la media móvil de 100 y ahora apunta a superar la media móvil de 200 periodos, una señal de que los alcistas no se dan por vencidos todavía.

El 38.2% de retroceso de Fibonacci de este año se encuentra en torno al nivel de 94.20, lo que proporciona una gran línea divisoria. Una ruptura por debajo de este nivel y la siguiente caída sería más clara, apuntando al nivel de 92.00, el 61.8% de retroceso del mismo movimiento.

Punto y figura para el DXY

Gonçalo Moreira by Gonçalo Moreira, CMT


De una estructura debilitante en 2017, el gráfico del índice del dólar DXY evolucionó a una configuración de recuperación en 2018, lo que sugiere una continuación de las estructuras de recuperación hacia el objetivo 2 todavía sin completar, en el nivel de 105.00. Si este mercado mantiene los mismos niveles de impulso observados durante la caída, parece que podría restaurar toda la pérdida en el mismo período de tiempo. Una ruptura por encima del nivel de 98.00 dispararía la tercera señal de compra consecutiva y abriría las puertas para subir al nivel de 105.00.


USDJPY punto y figura

 

La información en estas páginas contiene declaraciones a futuro que implican riesgos e incertidumbres. Los mercados e instrumentos perfilados en esta página son sólo para fines informativos y no deben de ninguna manera aparecer como una recomendación para comprar o vender estos valores. Usted debe hacer su propia investigación minuciosa antes de tomar cualquier decisión de inversión. FXStreet no garantiza de ninguna manera que esta información esté libre de errores, errores, o incorrecciones materiales. Tampoco garantiza que esta información sea de naturaleza oportuna. Invertir en Forex implica un gran riesgo, incluyendo la pérdida de toda o parte de su inversión, así como angustia emocional. Todos los riesgos, pérdidas y costos asociados con la inversión, incluyendo la pérdida total del capital, son su responsabilidad.