Escandalosa manipulación lleva al yen a las nubes

Hola Amigos, buen día. Los operadores institucionales de divisas le dieron la bienvenida al año con una manipulación de precios muy burda, que tuvo lugar en el inicio de la sesión asiática del jueves. La excusa fue un recorte de previsión de ganancias de Apple, por la desaceleración de la economía de China, anuncio que se había conocido varias horas antes.

Estas maniobras, que después de mucho tiempo son sancionadas por las autoridades regulatorias (me pregunto quien sancionará a quien esta vez, dado que los reguladores son cada vez más laxos), son posibles en horarios de escaso volumen, y también de falta de liquidez.

En la fecha, aprovecharon el festivo en Japón para arremeter con los pares del yen, en especial contra el dólar australiano, que en forma simultánea a un crecimiento del yen de más de 450 puntos, cayo a un mínimo de 9 años, perdiendo el Aussie más de 200 puntos.

Estas maniobras, ilegales por cierto, no tienen sustento en los fundamentales, y son acuerdos entre bancos, que lo único que consiguen es mellar la confianza en el sistema. No son nuevas, claro está.

En octubre de 2016, la libra Esterlina sufrió una caída más profunda aún que la del Aussie de este jueves, al quebrar la zona de 1.1500, donde había una enorme cantidad de stop loss de clientes minoristas, para recuperarse en menos de un minuto.

En mayo de 2010, una manipulación en la Bolsa de Nueva York hizo caer al Dow Jones más del 10% en menos de 15 minutos, en señal de protesta contra ciertas medidas de regulación que había impuesto el entonces Presidente Obama.

La maniobra de este jueves fue ciertamente más suave. Los efectos son los mismos, dado que miles de pequeñas cuentas de inversión quedan fuera de juego, y en manos de los bancos. Graciosamente, y como para no hablar en forma abierta, estos movimientos son calificados como “flash crash”. Quienes preferimos ver las cosas como son, y no como las explican los bancos, los llamamos manipulación de precios.

Desde un punto de vista técnico, el yen llegó a su máximo desde fines de marzo de 2018, cuando tocó 104.60.  En la fecha se detuvo en 104.77, para iniciar una caída que aún se mantiene, y que se puede estirar a la zona de 109.65, gap que dejó en el inicio del mes.

El par EUR/JPY cayó a 118.31, ya cerca de cubrir el gap que dejó en abril de 2017 en 117.05. Pero como se trató de una manipulación de precios, este movimiento duró unos segundos, para retornar sobre 121.00. El precio actual de 122.20 sugiere un alza adicional del cruce, a la zona de 124.30.

El cruce AUD/JPY sufrió una caída de más de 600 puntos en pocos minutos, de los cuales ya recuperó más de 460. No es posible hacer un análisis técnico serio de este movimiento, aunque la superación de 0.7000 del par AUD/USD, y una caída adicional del yen frente al dólar podrían llevar al par a la zona de 75.90 sin inconvenientes.

El euro y la libra Esterlina se movieron con menor velocidad, ambas a la baja, aunque el euro luce ahora recuperado, y con probabilidades de quebrar la zona de 1.1400, más allá del mínimo 1.1292 que tocó a primera hora. En cambio, la libra, que también tocó un mínimo desde abril de 2017 en 1.2381, se recupera más lentamente, a la espera de novedades del Brexit, que tardarán al menos dos semanas en llegar.

El calendario diario incluye las peticiones semanales de subsidio por desempleo, la encuesta ADP de empleos privados de diciembre, y el PMI manufacturero. Pero el inicio de la sesión americana, a las 9:30 del este, determinará si la caída de Apple, que fue muy fuerte el miércoles, arrastra al resto de las acciones principales.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, nos vemos el viernes.

 

Nota legal Este reporte, así como sus datos, informes y recomendaciones, está elaborado con el objeto de proporcional información general y no constituye una invitación a la compra o venta de divisas. El presente informe se basa en informaciones tomadas de fuentes que se consideran fiables pero que no han sido objeto de verificación independiente por parte de Adrian Aquaro. Confiar en el contenido del reporte o en las opiniones vertidas en el mismo corre por cuenta exclusiva del lector. Adriann Aquaro no participa con este informe del asesoramiento financiero a persona alguna, y no se responsabiliza por las ganancias o las pérdidas que se realicen tomando como base las opiniones vertidas en el mismo.