En medio de un mercado caótico, los datos de empleo

Hola Amigos, buen día. Con un clima totalmente enrarecido en las Bolsas de Valores, y con un mercado de divisas que viene de sufrir una grosera manipulación en varias monedas importantes, es que los operadores se aprestan a conocer los datos de empleo de Estados Unidos del mes de diciembre.

Al respecto, se espera que se hayan generado unos 180 mil nuevos puestos de trabajo el mes pasado, con ganancias por hora que crecerían un 0.3%, y una tasa de desempleo en el mínimo de medio siglo, en el 3.7%.

Los datos, que ciertamente han perdido impacto en los movimientos del dólar, siguen siendo los que de alguna forma ponen efectivamente en marcha el mes en curso. Y esta vez, más allá de los movimientos extraños que hemos visto en la mañana del jueves, no será la excepción.

El dólar llega debilitado a esta instancia, con el euro por encima de 1.1400, luego de haber llegado a 1.1291 apenas 24 horas atrás, y sin muchos fundamentos que lo ayuden. El quiebre de 1.1420 podría darle un impulso mayor a la moneda única, buscando en su caso la zona de 1.1440 y 1.1465, paso previo a buscar 1.1495, máximo de los últimos días, desde donde inició una fuerte baja, que tampoco encontró motivos desde las noticias.

La libra Esterlina, que con las maniobras del jueves en el inicio de la sesión llegó a un nuevo mínimo de un año y medio en 1.2381, se recuperó en buena forma, y cotiza a 1.2670, con una moderada tendencia alcista de corto plazo. La cuestión del Brexit es, en el caso de la moneda británica, el combustible que encuentra el par GBP/USD para ofrecer sus movimientos más importantes. En este sentido, si bien no hubo avances significativos, algunas versiones hablan de una votación algo más equilibrada en el Parlamento británico para decidir -o no-, la salida de la UE, cuya fecha está prevista para fin de marzo.

En cuanto al yen, la reapertura del mercado en Japón no varió fundamentalmente las cosas, y si bien cedió muchos puntos desde 104.70, precio que tocó el jueves temprano y que fue el máximo desde abril pasado, mantiene un sesgo que lo favorece en el corto plazo.

Una vez más ubicado como refugio de los inversores, el yen cotiza a 108.03 frente al dólar, a la espera de los datos de empleo antes mencionados. De allí es que una cifra por encima de la esperada podría hacer trastabillar a la moneda nipona, que comenzaría a buscar la cobertura de un gap que dejó a inicio del mes, en 109.60. De lo contrario, el par USD/JPY podría observar una nueva baja, que tiene en 106.90 su primer soporte de importancia.

La fuerte recuperación del petróleo que en la fecha supera los 48 dólares, le está dando un fuerte apoyo a sus monedas vinculadas, como el dólar canadiense y el peso mexicano. El Loonie, muy debilitado desde mediados de diciembre por la caída del WTI y la decisión del BoC de no mover la tasa de interés, había tocado un mínimo de un año y medio en la zona de 1.3700, desde donde se recupera con fuerza en estas horas, por debajo de 1.3600.

Algo similar sucede con el dólar australiano, que luego de llegar a un mínimo de 9 años debajo de 0.6700, se ubica ahora por encima de 0.7000. En su caso, el nuevo record de más de 6 meses del oro, ya cerca de los 1300 dólares por onza, es determinante.

Así las cosas, nos espera una sesión americana con buenos movimientos, con la Bolsa de Nueva York intentando absorber el impacto de una caída de las acciones principales, y con la expectativa de siempre en cuanto a los informes de empleo.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, y un muy buen y reparador fin de semana, nos reencontramos el próximo lunes.  Hasta entonces.

 

Nota legal Este reporte, así como sus datos, informes y recomendaciones, está elaborado con el objeto de proporcional información general y no constituye una invitación a la compra o venta de divisas. El presente informe se basa en informaciones tomadas de fuentes que se consideran fiables pero que no han sido objeto de verificación independiente por parte de Adrian Aquaro. Confiar en el contenido del reporte o en las opiniones vertidas en el mismo corre por cuenta exclusiva del lector. Adriann Aquaro no participa con este informe del asesoramiento financiero a persona alguna, y no se responsabiliza por las ganancias o las pérdidas que se realicen tomando como base las opiniones vertidas en el mismo.