El dólar inicia octubre con tono alcista

En un mes que se caracterizó por movimientos algo erráticos en los pares principales, y en el que solo el euro y el yen mostraron tendencias algo más claras (alcista el euro, bajista el yen), la última semana, y más puntualmente desde el pasado miércoles, el dólar unificó su comportamiento en prácticamente todos los frentes, volcando a su favor el cierre de septiembre.

Si bien estaba descontado que la Fed elevaría sus tipos de interés, resultó extraño que en el momento del anuncio, y más aún luego de la conferencia de prensa del Presidente Powell, la moneda estadounidense apenas diera señales de vida.

Ya sobre el cierre de esa sesión las cosas comenzaron a ponerse en su lugar, y el jueves fue el día en que, una vez digeridas las palabras de Powell, el resto de las monedas, como también las materias primas, comenzaran a perder terreno en forma acelerada.

Quedó claro que en diciembre habrá otro aumento de tasa, y probablemente lo haya también en los primeros meses de 2019, año para el cual se esperan tres nuevos incrementos.

A la fuerza natural que este anuncio le dio al dólar, se suma la debilidad del euro, que sin embargo había logrado superar 1.1800 a inicio de semana ante una presentación del presidente del BCE, Mario Draghi, quien habló de inflación subyacente en buen camino, y sin demasiados contratiempos para el futuro inmediato.  Al euro se le complicó el panorama con la cuestión del presupuesto de Italia, que está en discusión entre la coalición gobernante y la oposición; era sabido que este tipo de contiendas iban a aparecer:  pocas veces en la historia se ha visto un gobierno tan extravagante en Italia, y los problemas financieros y presupuestarios estaban a la vista de todos.

Por su parte, la libra Esterlina enfrenta, ahora con rumbo bajista por los anuncios de la Fed y arrastrada por el euro, un futuro incierto, en medio de las idas y vueltas que el Brexit provoca en el ámbito político y financiero británico.  En la semana que termina, se llegó a hablar de un nuevo referendo para determinar la salida o no de Reino Unido de la Unión Europea, y también de elecciones anticipadas que fortalezcan o debiliten a la líder Theresa May.  La mandataria repite cada día que prefiere un no acuerdo a un mal acuerdo, tras lo cual es atacada desde varios frentes, y apoyada desde otros.  Del lado europeo muestran enojo, desconcierto, propuestas vacías, y esperan que los británicos entren en razón.  A mediados de octubre May deberá presentar una propuesta concreta sobre todo lo que queda pendiente:  inmigración, frontera irlandesa, acuerdos comerciales.  Hasta allí, es seguro que se vea a la libra navegar en medio de la nada, y lo que pasará luego nadie lo sabe.  Por lo pronto, termina septiembre en un sorprendente 1.3000, cuando pocos días atrás amenazaba con superar 1.3300.

El yen, en tanto, siguió una senda bajista que acompañó el alza de los bonos del Tesoro, aunque las preocupaciones por el presupuesto de Italia podrían hacer cambiar de rumbo al par USD/JPY.  El quiebre de 113.30 podría revertir la tendencia alcista del cruce, en cuyo caso, si el euro y la libra Esterlina siguen cayendo, veremos fuertes movimientos bajistas de los pares EUR/JPY y GBP/JPY.

La primera semana del mes tiene, como de costumbre, su punto culminante con el dato de empleos de Estados Unidos.  Se trata de varias cifras, la más importante de las cuales es el promedio de ganancias por hora, habida cuenta de que la cantidad de empleos creados, como también la tasa de desempleo, no serán por un largo tiempo motivo de preocupación.  Antes, la encuesta ADP de empleos privados, y también el ISM manufacturero y de servicios, serán datos a seguir en un mes que encuentra al dólar largando la contienda en el primer lugar de la grilla de partida.

Nota legal Este reporte, así como sus datos, informes y recomendaciones, está elaborado con el objeto de proporcional información general y no constituye una invitación a la compra o venta de divisas. El presente informe se basa en informaciones tomadas de fuentes que se consideran fiables pero que no han sido objeto de verificación independiente por parte de Adrian Aquaro. Confiar en el contenido del reporte o en las opiniones vertidas en el mismo corre por cuenta exclusiva del lector. Adriann Aquaro no participa con este informe del asesoramiento financiero a persona alguna, y no se responsabiliza por las ganancias o las pérdidas que se realicen tomando como base las opiniones vertidas en el mismo.