El BCE y una nueva prueba para el euro

Hola Amigos, buen día. Cuando a las 8:30 del este comience la conferencia de prensa posterior a la reunión de política monetaria del Banco Central Europeo, el presidente de la entidad, Mario Draghi, podrá aclarar algunas dudas que tienen los mercados, respecto a las futuras acciones en la materia. En principio, verificar si los anuncios que tuvieron lugar en la reunión anterior, acerca de un probable aumento de los tipos de interés dentro de un año siguen teniendo asidero, o habrá que esperar unos meses más, tal como lo manifestó el presidente del Banco de Finlandia días atrás.

También, habrá que ver si las palabras de Draghi logran frenar la caída del euro, que se ha profundizado en los últimos días, producto de la preocupación que genera en los mercados el conflicto entre la Unión Europea e Italia, donde el gobierno local intenta promulgar un presupuesto con un déficit fiscal por encima del permitido.

Durante toda la semana, ambas partes han endurecido su postura, en especial del lado de Italia, que insiste en que no habrá cambios en el presupuesto que propone, y que para crecer, debe haber un déficit de la magnitud que intenta imponer (2.4% del PBI).

Por último, se espera que Draghi hable del final del plan de estímulo a la economía, que desde su puesta en marcha a inicio de 2015, ha sufrido distintas modificaciones en plazos y en montos; de acuerdo a lo que habló en reiteradas oportunidades, el plan debería finalizar en diciembre de este año

Todo esto, sumado a que por distintos factores las bolsas europeas, asiáticas y americanas están experimentando bajas de proporciones, le agrega condimentos a un jueves que tendrá a Draghi como protagonista en las primeras horas, pero con distintos matices que brindarán buenas oportunidades de negocio durante la sesión americana.

Y es que ya en horario de operaciones de Estados Unidos, se conocerán las órdenes de bienes durables y las peticiones semanales de desempleo, estas últimas sin un gran impacto en los precios. En cambio, los bienes durables, que son importantes por su alto valor agregado, van a provocar movimientos en el dólar.

La moneda estadounidense llega a estas horas fortalecida en prácticamente todos los frentes, en parte por la presunción de que la Fed seguirá elevando los tipos de interés en el futuro (algo que quedó el miércoles prácticamente refrendado en el anticipo de la próxima reunión en el Libro Beige), y también por los rendimientos de los bonos, que si bien cayeron durante el miércoles, vienen recuperando posiciones en las primeras horas del jueves.

El euro apenas supera 1.1400, en un movimiento netamente especulativo, y que hace pensar en una caída importante con la presentación de Draghi. La libra Esterlina, en cambio, no logra recuperarse mas que en algunos pocos puntos de sus bajas de los primeros días de la semana; el miércoles, por caso, llegó a un nuevo mínimo desde el 5 de septiembre, en una figura de cambio de tendencia -doble techo-, que medida en el gráfico diario invita a la venta.

En otro orden, resurge nuevamente el oro, en gran parte por la aversión al riesgo y búsqueda de refugio, ganando más de 8 dólares por onza desde los mínimos del miércoles, en tanto el petróleo, que tocó el martes un mínimo desde inicio de agosto, apenas se recupera, aunque aún permanece por debajo de los 67 dólares. Esta materia prima, que influye directamente en la economía global, estará en jaque durante varias semanas: las sanciones de Estados Unidos contra Irán comenzarán el 4 de noviembre, y lo que se busca es que el país persa deje de exportar.

Estamos entonces ante una sesión americana importante; esperamos fuertes oscilaciones en los precios, y un dólar que si bien asoma como ganador, tendrá su suerte sellada una vez que se escuche la campana de inicio en Wall Street.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, nos vemos el viernes.

 

Nota legal Este reporte, así como sus datos, informes y recomendaciones, está elaborado con el objeto de proporcional información general y no constituye una invitación a la compra o venta de divisas. El presente informe se basa en informaciones tomadas de fuentes que se consideran fiables pero que no han sido objeto de verificación independiente por parte de Adrian Aquaro. Confiar en el contenido del reporte o en las opiniones vertidas en el mismo corre por cuenta exclusiva del lector. Adriann Aquaro no participa con este informe del asesoramiento financiero a persona alguna, y no se responsabiliza por las ganancias o las pérdidas que se realicen tomando como base las opiniones vertidas en el mismo.