Dólar nuevamente en carrera alcista de la mano de la Fed

El comunicado de política monetaria de la Reserva Federal del jueves no dejó mucho para el análisis, dado que coincidió en gran parte con el anterior, pero sí sirvió para ordenar al mercado y alinearlo con un dólar que se había mostrado errático durante los primeros días de la semana.

Se van conjugando algunos elementos que permiten pensar en una moneda estadounidense más firme para los últimos dos meses del año. El primero de ellos, el alza de tipos de la Fed que llegará en diciembre. Pero además, del lado de Europa, una serie de conflictos políticos están repercutiendo en lo financiero.

Entre estos problemas, que no son menores, se destaca la intención del gobierno italiano de promulgar un presupuesto para el año próximo con un déficit fiscal muy superior al permitido por la Unión Europea. Y la cuestión se agrava ante la decisión de Italia no solo de no dar un paso atrás, sino también de incentivar a otros países a transitar el mismo camino, lo cual, si es aceptado, sería desastroso para el euro.

La moneda única termina la semana cerca de sus mínimos del año, y un cierre semanal en mínimos habitualmente es presagio de continuación de tendencia. El quiebre de 1.1300, del cual por poco se salva el euro el viernes, podría ser determinante para su camino futuro. La próxima parada obligada del euro aparece lejos, en la zona de 1.1050, previo a buscar la cobertura de un gap que dejó en abril de 2017 en 1.0720, en ocasión del triunfo de Emmanuel Macron en Francia.

También fue notable la caída del dólar canadiense, que profundizó su baja en los últimos días de la semana, al igual que todas las monedas vinculadas al petróleo.  El Loonie ya está en mínimos desde junio, y pese a que el BoC elevó los tipos de interés, la moneda local poco pudo hacer. Algo similar sucede con el peso mexicano, aunque en su caso, diversas cuestiones políticas vinculadas al gobierno de Lopez Obrador, que aún no asumió, impactan más que la baja del petróleo.

La caída del WTI y del Brent tiene mucho de especulación. La entrada en vigencia de las sanciones de Estados Unidos contra Irán, que el presidente Trump intentó minimizar, no hizo disparar al petróleo como podría haber ocurrido. Por el contrario, el viernes 9 el WTI cayó de los 60 dólares, acelerando su tendencia bajista. Sin embargo, lo llamativo es de la forma en que cae y cuando lo hace. Todo apunta a que se trata de un final de ciclo, y en pocos días veremos al WTI por encima de los 65 dólares.

El caso de la libra Esterlina es aparte de todo. El clima en Reino Unido se va espesando, a medida que pasa el tiempo y no aparece un acuerdo sobre el Brexit. No hay mucho para esperar al respecto. Las fronteras existen o no existen, pero no se puede pretender ambas cosas al mismo tiempo, como en parte quieren que ocurra los británicos. La libra sigue muy volátil, y se torna especialmente inquieta en los inicios de sesión de los lunes, después de fines de semana plagados de versiones, la mayoría de las cuales son vacías de contenido. A la larga, con o sin acuerdo, y salvo que haya una nueva elección, Reino Unido saldrá de la UE, aunque habrá que ver en que términos. Con un acuerdo, libra apuntará a 1.40. Sin acuerdo, no tiene un piso cierto.

Hasta el yen parece haberse rendido, al menos por el momento, a la fuerza del dólar. Si bien recuperó algunos puntos sobre el cierre semanal, el gráfico diario aún apunta a los máximos de octubre, por encima de 114.50. Pareciera mucho camino para una moneda que en cualquier momento puede retomar un alza, si algún conflicto recrudece.

En la tercera semana del mes, como es habitual, se destacan en el calendario de datos las cifras de ventas minoristas e inflación minoristas en Estados Unidos. Ambos informes podrían darle un impulso mayor al dólar, aunque todo dependerá de como este llegue en los pares principales al momento de estas publicaciones.

Nos espera una semana con pocas emociones desde los datos, pero con la expectativa de ver si lo que parece estar tomando forma (un dólar muy fuerte), finalmente se formaliza en los hechos.

Nota legal Este reporte, así como sus datos, informes y recomendaciones, está elaborado con el objeto de proporcional información general y no constituye una invitación a la compra o venta de divisas. El presente informe se basa en informaciones tomadas de fuentes que se consideran fiables pero que no han sido objeto de verificación independiente por parte de Adrian Aquaro. Confiar en el contenido del reporte o en las opiniones vertidas en el mismo corre por cuenta exclusiva del lector. Adriann Aquaro no participa con este informe del asesoramiento financiero a persona alguna, y no se responsabiliza por las ganancias o las pérdidas que se realicen tomando como base las opiniones vertidas en el mismo.