Dólar mixto encara una semana importante

El dólar debió atravesar varios cambios de ánimo durante el mes de febrero. Prueba de ello es que, en los primeros días de la semana que se va, el presidente de la Fed, Jerome Powell, confirmó la nueva postura del organismo, muy conservadora, que contrapone claramente el discurso que presentó en septiembre pasado, cuando se descontaban varios aumentos de tipos de interés durante 2019.

La moneda estadounidense cayó con fuerza en esas horas, aunque se recompuso con la publicación del PBI de Estados Unidos del cuarto trimestre, con cifras que superaron ampliamente lo esperado por los mercados.

Con estas idas y vueltas es que finalizó febrero, y se inició marzo. Con un dólar que encara el mes mostrando un comportamiento mixto, más pendiente de lo que sucede en distintas latitudes que de su propia fortaleza o debilidad.

Así, vemos como el euro, sin muchos fundamentos para caer, pero sin incentivos para crecer, cierra la semana cerca de 1.1400, valor que logró superar para volver sobre sus pasos en pocas horas. Precisamente, y dentro de la temporada de marzo de reuniones de bancos centrales, el BCE tendrá su segundo encuentro del año el próximo jueves, al cabo del cual su titular, Mario Draghi, brindará su habitual conferencia de prensa.

La Eurozona vuelve a estar en problemas desde sus variables macro más importantes, aunque esto no queda reflejado en los precios. Tal parece que se trata de una lucha entre dos monedas -el euro y el dólar-, que se esfuerzan para mostrar cual de las dos está más débil, y por ahora el resultado es un empate. Si Draghi vuelve a presentar sus habituales expresiones escépticas, la divisa única tendrá un camino bajista asegurado. Sin embargo, una cierta mejora en las cifras principales de Alemania despertó la inquietud de un alza de tipos hacia fin de año. Falta mucho para ello.

La libra esterlina pasó sus mejores días en varios meses, con un máximo cercano a 1.3350, luego de varios días de zozobra. La casi seguridad de que el Brexit no se convertirá en una condena a la miseria para Reino Unido despertó a la libra, que venía muy debilitada. No habrá muchas novedades durante la primera semana de febrero, y recién hacia el día 12, es decir, la otra semana, habrá votaciones decisivas. Probablemente, esto haga que la divisa británica se mantenga sin muchos cambios en estos días.

Llamó la atención la caída de los activos de refugio, como el yen y la onza de oro. La divisa nipona rozó las 112 unidades, antes de iniciar una corrección con la que termina la semana, pero que no termina con su tendencia bajista.

El oro, en tanto, perdió los mismos 40 dólares que había ganado desde el 14 al 20 de febrero, con una velocidad alarmante. No le faltan motivos al oro desde un costado geopolítico para situarse muy por encima de sus valores actuales. Pero el precio lo descuenta todo, dice la teoría de análisis técnico, y en este sentido, la búsqueda de riesgo por parte de los inversores castigó al metal precioso con virulencia. De todos modos, el cierre del viernes asoma como un alivio, apenas por encima de los 1309 dólares por onza.

El calendario de la primera semana de marzo es más importante que frondoso. A los anuncios de política monetaria del BCE se suman los del Banco de la Reserva de Australia, que pueden mover decisivamente a un Aussie que no pasa por sus mejores horas, pese a que está recibiendo estímulos alcistas desde China, cuyas cifras macro mejoraron esta semana. También el Banco de Canadá tendrá su propia reunión, el miércoles, en momentos en que el Loonie se fortalece ante un rally del petróleo que lo acerca otra vez a los 60 dólares por barril WTI. En su hora, el BoC habló de aumentos de tipos para los próximos meses, aunque no será en esta oportunidad cuando esto se produzca.

Por otra parte, Japón publicará su PIB del cuarto trimestre, completando la agenda la encuesta ADP de empleos privados, el dato de empleos de Estados Unidos (devaluado en cuanto al impacto en los precios pero no en su relevancia), y una presentación de Jerome Powell prevista para el viernes.

Como se ve, ingresamos a una semana que no pasará desapercibida. Los datos y anuncios a conocerse son transcendentes, y suelen dejar una estela importante en los mercados, por lo que se acercan horas en las que habrá que prestar mucha atención y, como siempre tratando de aprovechar las oportunidades. Ah, no se olvide: aproveche las oportunidades en plazos cortos y con bajo riesgo. Que el último punto, lo gane otro.

Nota legal Este reporte, así como sus datos, informes y recomendaciones, está elaborado con el objeto de proporcional información general y no constituye una invitación a la compra o venta de divisas. El presente informe se basa en informaciones tomadas de fuentes que se consideran fiables pero que no han sido objeto de verificación independiente por parte de Adrian Aquaro. Confiar en el contenido del reporte o en las opiniones vertidas en el mismo corre por cuenta exclusiva del lector. Adriann Aquaro no participa con este informe del asesoramiento financiero a persona alguna, y no se responsabiliza por las ganancias o las pérdidas que se realicen tomando como base las opiniones vertidas en el mismo.