Brexit: Un proceso de divorcio cada vez más complicado

Desde que la población del Reino Unido determinó, mediante un referéndum nacional, la salida del país británico de la cooperación internacional de la Unión Europea, los mercados mundiales empezaron a prepararse para un divorcio inminente. Sin embargo, luego de la fecha pactada para el divorcio el Estado europeo aún no establece un acuerdo sólido de separación.

Desde los primeros días del referéndum celebrado el 10 de abril del 2016, la coyuntura de la política británica presentó una nueva visión política, centralizada en desarrollar nuevos estatutos que le permitan al Reino Unido salir de la UE de la mejor manera posible, protegiendo a la población en aspectos económicos y sociales.

La nueva primera ministra, Theresa May, quien reemplazó a David Cameron luego de su renuncia, debía tomar la tarea más difícil del Brexit, el cual se centraba en establecer un acuerdo de divorcio con la Unión Europea; acuerdo que beneficiará a dos partes disgustadas. El establecer un acuerdo comercial con Bruselas no será fácil, no obstante, el optimismo por parte de los británicos ante las nuevas políticas que la primera ministra estableció un nuevo paradigma en los mercados mundiales.

Aunque en el transcurso de los meses, los mercados financieros se encontraban pendiente ante todos los avances que se determinaban, no fue hasta inicios del cuarto trimestre del 2018 que los parlamentarios empezaron a dudar sobre los acuerdos propuestos por May con la UE, ya que este acuerdo establecía un nuevo conjunto de normas comerciales y migratorias entre la región más retirada del Reino Unido, Irlanda del Norte y la República Irlandesa.

Theresa May confiaba que los legisladores apoyaran el acuerdo comercial que se logró establecer en Bruselas con la Unión Europea, pero, la realidad fue muy diferente a los objetivos establecidos por la primera ministra desde que asumió su cargo en el 2016, ya que el 15 de enero del 2019 el parlamento rechazó de manera histórica con 432 votos en contra, el acuerdo de divorcio de la primera ministra.

Este suceso marcaría el inicio de un conjunto de derrotas para el gobierno británico, ya que los legisladores rechazaron el acuerdo por tres veces consecutivas, aumentando un escenario de incertidumbre e inestabilidad política y económica, no solamente desde un aspecto nacional sino regional.

Las preocupaciones no se hicieron esperar tanto por parte del Reino Unido como la Unión Europea. El jefe de negociaciones de la UE para el Brexit, Michel Barnier, ha intentado establecer distintas alternativas para celebrar un divorcio con acuerdo comercial, ya que las consecuencias que se pueden generar al momento de una salida brusca sin acuerdo previo pueden llegar a afectar el desarrollo de una economía que se encuentra ralentizada.

Aunque la Unión Europea ha intentado mitigar la crisis que se está generando entorno al Brexit con la aprobación de un aplazamiento en la fecha de divorcio y la disposición de asesores políticos y económicos, el problema se centra en las decisiones que se están tomando en la cámara baja británica, ya que los legisladores no han permitido aprobar ninguna solución tanto en el corto como en el largo plazo.

Finalmente, los mercados se encuentran a la espera de que se pueda aprobar un acuerdo antes de que se cumpla la nueva fecha del Brexit (22 de mayo), en el cual se espera que se realice una nueva votación del acuerdo comercial de la primera ministra. Aunque este nuevo acuerdo presente una gran participación de Bruselas como por miembros del gobierno y la oposición, los resultados históricos ponen en duda si esta posible nueva votación puede determinar un acuerdo que disminuye las presiones en la red internacional.

Ni el Distrito Financiero o su personal aceptarán responsabilidad por cualquier pérdida o daño causado por hacer trading, como resultado de la confianza en la información contenida en nuestro sitio web. Bien sea: datos, cotizaciones, gráficos y señales de compra y venta. Infórmese de los riesgos y costos asociados al trading en los mercados financieros. Todos los precios de acciones, índices, futuros, divisas y señales de compra y venta son indicativos. Estos son proporcionados por terceros, por lo que estos pueden no ser exactos. Así, que las pérdidas en las que pueda incurrir como consecuencia de la utilización de estos datos no es responsabilidad de Distrito Financiero.