BCE a contramano de la Fed; el dólar se beneficia

Hola Amigos, buen día. Al cabo de una nueva reunión de política monetaria del Banco Central Europeo, quedó claro que los discursos de su titular, Mario Draghi, es totalmente divergente al del presidente de la Fed, Jerome Powell.

Si bien Draghi se había mostrado algo más optimista en sus presentaciones anteriores, en su discurso del jueves habló de un banco central que se encuentra listo para adaptarse a las circunstancias; esto, en otras palabras, equivale a la política acomodaticia de la que tanto habló la Fed, término que dejó de lado en su última reunión.

Estos dichos, más la probabilidad muy alta de que no haya aumentos de tipos de interés prácticamente durante 2019, y las crisis desatadas entre la Unión Europea e Italia por un lado, y el Brexit por otro, solo redundarán en una caída mayor del euro, que comienza a buscar sus mínimos anuales, por ahora en 1.1300.

El de la libra Esterlina es un caso aparte: la cuestión indefinida y confusa del Brexit, del cual nadie sabe como se saldrá, ni cuando, está dañando a la moneda británica que también está apuntando a sus mínimos del año, en 1.2665. Y así como el euro tiene un largo camino bajista por delante (hay que recordar que hace mucho tiempo, en abril de 2017, quedó un gap en 1.0725), la libra no tiene un piso cierto si la crisis del Brexit se profundiza. A las constantes idas y vueltas del gobierno de Theresa May y su contraparte de la Unión Europea se suman datos macro que no acompañan una recuperación sustentable de la libra.

Y este viernes, el dólar tiene una nueva oportunidad de afianzar sus ganancias. Se conocerá, a las 8:30 del este, el PBI avanzado (primera de tres mediciones, tal vez la más importante) del tercer trimestre. Será difícil que la medición supere el 4.2% anterior, y los pronósticos hablan de un 3.3%, nada malo para la primera potencia del mundo. Pero sí hay que recalcar que, si bien no tiene un impacto demasiado fuerte en los precios, se trata de un dato sensible, que en el momento de su publicación beneficia o castiga al dólar de inmediato, de acuerdo al número publicado.  De allí es que toda cifra por encima de ese 3.3% será positiva para el dólar, y viceversa.

En otro orden, la buena sesión que experimentaron el jueves los papeles principales en Wall Street no logró eliminar un cierto temor que rige en los mercados, tanto por el agravamiento de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, por las sanciones contra Irán en materia de exportaciones de petróleo, y por las crisis en Europa ya mencionadas.

Estas situaciones hicieron resurgir al yen, que ya se ubica por debajo de 112, y al oro, que otra vez apunta a sus máximos de los últimos días en 1239 dólares por onza.

Tenemos entonces por delante una sesión americana plena de datos, e incógnitas por develar. Y como siempre, todo esto trae oportunidades de negocio.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, y un muy buen y reparador fin de semana, nos reencontramos el próximo lunes. Hasta entonces.

 

Nota legal Este reporte, así como sus datos, informes y recomendaciones, está elaborado con el objeto de proporcional información general y no constituye una invitación a la compra o venta de divisas. El presente informe se basa en informaciones tomadas de fuentes que se consideran fiables pero que no han sido objeto de verificación independiente por parte de Adrian Aquaro. Confiar en el contenido del reporte o en las opiniones vertidas en el mismo corre por cuenta exclusiva del lector. Adriann Aquaro no participa con este informe del asesoramiento financiero a persona alguna, y no se responsabiliza por las ganancias o las pérdidas que se realicen tomando como base las opiniones vertidas en el mismo.