Batería de informes para sacudir la pausa del mercado

Hola Amigos, buen día. Después de un lunes casi anodino, con movimientos de poca monta en los pares principales, las divisas vuelven a cobrar vida, al ritmo de una gran cantidad de informes que se irán conociendo a lo largo de este martes.

Precisamente, la agenda se inicia con la medición del PIB de varios países europeos, informes que suelen quedar para la estadística, pero que pasan desapercibidos en los precios. Esta vez, el PIB preliminar de Italia será protagonista de la sesión europea, en medio del conflicto que enfrente al país peninsular con la Unión Europea por el presupuesto 2019. El gobierno italiano pretende aprobar un presupuesto, y todo indica que se encamina a hacerlo el mes próximo, con un déficit fiscal previsto del 2.4%, que excede en mucho lo permitido por la Unión Europea, que es el 2%.  Los pretextos de los italianos, que es necesario tomar deuda para crecer, parecen argumentos de países de menor peso a nivel global que de una potencia.

Este conflicto no tiene miras de terminar, y el euro está sintiendo las consecuencias. Más allá de alguna corrección alcista puntual, nada indica que vaya a cambiar su rumbo bajista, por lo que el quiebre de 1.1300, mínimo del año hasta el momento que tocó el 15 de agosto, puede ser determinante, para encarar la zona de 1.1000.

El calendario sigue con el dato de confianza del consumidor del Conference Board en Estados Unidos. Si bien no se esperan cambios importantes respecto a la medición anterior, la cercanía con las elecciones de medio término, que tendrán lugar en los próximos días, le dan a cada cifra que se va conociendo en Estados Unidos un tinte especial.

Más allá de otros datos de relativo interés, la atención estará puesto, sobre el cierre de la sesión, en el anuncio de política monetaria del Banco de Japón. Se espera que la entidad mantenga una política ultra flexible, más allá de lo cual el yen sigue actuando como refugio seguro para los inversores. Este lunes, por caso, la moneda nipona había caído cerca de 113.00, para recuperarse sobre el cierre de la sesión a 112.30.

El panorama del martes lo completa la libra esterlina, que sigue muy volátil pero en medio de una caída importante, que la acerca cada día a 1.2665, el mínimo del año que alcanzó a mediados de agosto. Los laberintos del Brexit, donde nadie se pone de acuerdo con nadie, y sobre el cual se especula que no habrá acuerdo alguno, mantienen en vilo a los inversores de la libra. La pregunta para hacerse, en realidad, es: ¿habrá Brexit?

Otros activos para seguir de cerca son la onza de oro, castigada el lunes por el alza de los rendimientos del Tesoro, y el peso mexicano, vapuleado por debajo de 20 unidades, producto de los anuncios del presidente electo, Lopez Obrador. Llama la atención que los mercados, y la opinión pública en general, descrean de los dichos extremos de los candidatos a presidente, pensando que se moderarán al llegar al poder. AMLO fue claro en sus anuncios, y comenzó a ponerlos en práctica, antes de asumir, y esta vez anulando la construcción de un aeropuerto. A México le aguardan 6 años de este tipo de acciones.

Amigos, tengan todos una excelente jornada de operaciones, nos vemos el miércoles.

 

Nota legal Este reporte, así como sus datos, informes y recomendaciones, está elaborado con el objeto de proporcional información general y no constituye una invitación a la compra o venta de divisas. El presente informe se basa en informaciones tomadas de fuentes que se consideran fiables pero que no han sido objeto de verificación independiente por parte de Adrian Aquaro. Confiar en el contenido del reporte o en las opiniones vertidas en el mismo corre por cuenta exclusiva del lector. Adriann Aquaro no participa con este informe del asesoramiento financiero a persona alguna, y no se responsabiliza por las ganancias o las pérdidas que se realicen tomando como base las opiniones vertidas en el mismo.