La venta masiva del dólar se desacelera, pero persiste, con las monedas europeas alcanzando nuevos máximos semanales y el par EUR/USD acercándose a 1.2440 en este momento, su nivel más alto desde el 6 de febrero.

La inflación de EE.UU. aumentó inesperadamente en enero, haciendo retroceder los temores provocados por el informe de la nómina no agrícola de los Estados Unidos de un posible próximo ritmo más rápido de alzas de tasas en la economía más grande del mundo. El billete verde se disparó y las acciones cayeron en picado como una reacción inmediata, ya que la inflación subió un 2.1% anual, superando las expectativas del 1.9% y por encima del 2% por segundo mes consecutivo. La inflación en EE.UU. aumentó un 0.5% en el mes, muy por encima del 0.3% esperado. La inflación subyacente aumentó un 0.3% mensual y un 1.8% interanual, superando también las estimaciones del mercado.

La fortaleza del dólar, sin embargo, no duró mucho, ya que Wall Street revirtió el rumbo por el retroceso de los temores. El jueves se publicará el dato de la Balanza comercial de diciembre de la UE, mientras que los Estados Unidos develarán los índices manufactureros de EE.UU de Empire y Filadelfia, el PPI de enero y las cifras semanales de desempleo.

Desde el nivel actual, una resistencia inmediata y relevante se ubica en 1.2480, donde el interés de venta contenía avances a principios de febrero, seguido de 1.2535, el máximo de varios años establecido el pasado diciembre.

El nivel 1.2400 es el soporte inmediato, el retroceso del 23.6% del repunte de enero, seguido de 1.2350 y el nivel de 1.2300, este último el retroceso del 38.2% del mencionado rally.

** FXStreet, noticias de divisas **