El par EUR/USD continuó moviéndose a la baja durante la sesión de Estados Unidos y rompió por debajo de los mínimos de la semana pasada. Hizo suelo en 1.1716, alcanzando el nivel más bajo desde el 21 de noviembre. En este momento, cotiza alrededor de 1.1720, bajo presión.

Un dólar estadounidense más fuerte en general empujó al par aún más a la baja. El billete verde cobró impulso después de los datos del PPI (la tasa anual alcanzó el 3.1% por encima del 2.9% esperado, la más alta desde febrero de 2012) y fue respaldada por el aumento de los rendimientos de los bonos de EE.UU. El rendimiento a 10 años aumentó de 2.38% a 2.41%, un máximo de 1 semana.

Al mismo tiempo, los precios de las acciones en Wall Street extendieron las ganancias. El Dow Jones subió un 0.55%, en máximos históricos por encima de 24.500. El DXY estaba subiendo aún más por encima de 94.00 y también en la parte superior de una línea de tendencia bajista. Fue visto por última vez en 94.17, el más alto en casi un mes.

Los datos económicos y las expectativas positivas sobre la reforma del proyecto de ley de impuestos impulsaron el dólar y los precios de las acciones. El miércoles, se publicarán más datos de inflación (IPC) y luego, el FOMC anunciará su decisión. Con un aumento de tasas esperado, las proyecciones actualizadas y el tono de la declaración jugarán un papel clave y representarán un riesgo para la perspectiva alcista del USD. Otro tema relevante de la semana es la reunión del BCE el jueves.

Perspectiva técnica

El impulso negativo de EUR/USD permanece intacto. A la baja, el soporte inmediato se ve en 1.1710 (mínimo del 21 de noviembre), 1.1680 (máximo del 10 de noviembre) y 1.1660 (mínimo del 14 de noviembre). Por el lado positivo, el indicador de confluencia técnica de FXStreet identifica los niveles de resistencia potenciales en 1.1745, 1.1810 y 1.1830.

** FXStreet, noticias de divisas **