FXstreet.com (Barcelona) - En la rueda de prensa celebrada en Madrid, Mariano Rajoy ha sugerido que pensará si pide ayuda a Europa después de conocer las medidas que tomará Draghi respecto a la compra de deuda. El presidente español se ha mostrado indignado por las diferencias entre los costes de financiación de los distintos países de la UE.

El máximo mandatario español reconoció que España enfrenta problemas de liquidez. Dijo que le corresponde a Europa restablecer la confianza y hacer frente a los problemas de liquidez. Además, aseguró que "en este momento es muy difícil que nos presten dinero".

Rajoy confirmó que la deuda externa española es de aproximadamente 900.000 millones de euros, un 90% del PIB del país: "El mayor problema de nuestro paí es lo que debemos, y en este momento es muy difícil que nos presten o nos refinancien esa deuda". Además, se mostró indignado por las diferencias en los costes de financiación de diferentes países, refiriéndose explícitamente a los altos intereses que ha de pagar España frente a Alemania u otros estados.

En la comparecencia, abierta a preguntas, Rajoy negó rotundamente que nadie en Europa le haya hablado de pedir ayuda. En todo caso, dijo que antes de tomar ninguna decisión quiere ver como actúa el BCE: "Yo lo que quiero es conocer cuáles son esas medidas, conocer lo que significan, y entonces, a la vista de las circunstancias, tomaremos una decisión u otra".

También instó a los líderes europeos a poner en práctica las propuestas de la Cumbre del 28 y 29 de junio e implementar la unión bancaria en diciembre.

El líder del Partido Popular hizo hincapié en que España debe reducir su déficit y profundizar las reformas estructurales para impulsar la competitividad, y señaló que su mayor preocupación son los desempleados del país.

** FXstreet.es, noticias de divisas **