Las minutas la reunión de política monetaria de septiembre (19 y 20) de la Reserva Federal mostraron que muchos funcionarios del banco central ven posible una nueva suba en la tasa de interés antes de fin de año. También se mostraron preocupados de que la baja en la inflación no sea solamente por factores transitorios.

Del documento se desprende que muchos miembros de la Fed dan por garantizado otro aumento en las tasas este año. Esto hizo que se mantengan altas, según los precios de mercado, las probabilidades de una nueva suba en la tasa. Aunque las expectativas para una continuidad en el ciclo alcista para el año próximo se redujeron levemente.

Muchos se preocuparon por el hecho de que la baja inflación que no sea solo transitoria. Esto estuvo en línea con los comentarios de hoy de Charles Evans, de la Fed de Chicago.

Algunos miembros mostraron deseos de retrasar la suba de tasas hasta que la inflación fuera más alta. En términos generales, indicaron que un camino de paciencia en el ciclo de ajuste está garantizado mientras toman nota de como evoluciona la inflación.

En lo que respecto a los riesgos sobre la inflación, pocos ven sesgos alcistas debido a lo ajustado que se está tornando el mercado laboral. Aunque la mayoría vio que los salarios tenderán al alza ante le fortalecimiento del mercado laboral.

El Comité advirtió que los próximos datos de inflación estarán afectados por las tormentas.

El dólar perdió momento en el mercado tras el reporte y marcó nuevos mínimos. El billete verde sigue borrando las ganancias de la semana pasada. El próximo dato clave de Estados Unidos será el viernes con el índice de precios al consumidor; además saldrá también el informe de ventas minoristas.
** FXStreet, noticias de divisas **