El índice de precios al consumo de Reino Unido cayó un 0.5% en enero, moderando el descenso del 0.6% previsto por los expertos y situándose muy por debajo del aumento del 0.4% de diciembre.

Esta es la primera caída vista por el indicador desde julio y la más improtante desde enero del año pasado, cuando también retrocedió un 0.5%.

La inflación interanual se ha mantenido en el 3.0%, una décima por encima del 2.9% estimado. Por su parte, el IPC subyacente interanual ha crecido dos décimas, elevándose al 2.7% en enero desde el 2.5% previo, superando el 2.6% pronosticado.

Los precios minoristas cayeron un 0.8% desde la subida del 0.8% previa, acentuando la caída del 0.7% estimada. A nivel interanual, el indicador creció un 4.0%, por debajo del 4.1% previo y previsto.

** FXStreet, noticias de divisas **