En una conferencia de prensa rodeado de sus hijos mayores , el presidente electo de Estados Unidos Donald Trump, y el siguiente vicepresidente en el mando, dieron sus primeras palabras tras su elección en noviembre pasado.

El vicepresidente electo, Mike Pence ha hablando de la "energía" de Trump en la transición, y ha dicho que que hay un "esfuerzo en los principales medios de comunicación para deslegitimar a Trump y que "El pueblo estadounidense está enfermo y cansado de eso".

El nuevo presidente inició sus palabras hablando sobre las agencias de inteligencia, mientras continúa su guerra contra ellos. Sin embargo, ha elogiado a los medios de comunicación por ignorar en gran medida las acusaciones que le han hecho.

En la sesión de preguntas, lo primero que Trump ha dicho, es que la reunión que sostuvo con las agencias de inteligencia está "clasificada", y que no lo discutirá. "Es una vergüenza que la información se dejó salir, y las noticias son falsas".

En cuanto a la piratería cometida al Comité Nacional Demócrata, ha dicho que "Cree que fue Rusia, pero también anteriormente nos han pirateado otros países y otras personas".

El mandatario hizo bromas reafirmando, que "Si a Putin le gusta Donald Trump se considera que es un activo y no es un pasivo ", señalando que la lucha sobre ISIS es un área en la que ambos paises podrían cooperar.

Luego Sheri Dillon of Morgan Lewis ha leido un texto, donde se ha dejado claro que los hijos de Trump, Don y Eric, así como un ejecutivo de negocios de largo plazo, dirigirán la Organización Trump, y que el presidente electo será puesto en un fideicomiso.

También ha anunciado Dillon, que Trump entregará cualquier producto de diplomáticos que permanezcan en los hoteles Trump a Hacienda de los Estados Unidos, y que las finanzas de Trump se comparan con Nelson Rockefeller cuando este último se convirtió en vicepresidente.

Trump ha mencionado los déficits comerciales, en particular con paises como China, Japón y México y ha enaltecido sus decisiones sobre sus consejeros, diciendo que "Está muy orgulloso del gabinete", y ha mencionado que técnicamente todavia no existe por el momento.

Ahora, en la cuestión de las empresas que venden productos fuera de los EE.UU. "No va a suceder", dice Trump, y "Habrá un impuesto fronterizo importante para estas compañías que están saliendo y consiguiendo su dinero lejos con el asesinato".

El funcionario mencionó que no le gusta el plan de salud llamado Obamacare, y ha dicho que "Van a estar muy orgullosos de lo que presentaremos en la atención médica", y que presentará un plan para reemplazarlo poco después de que su nominado (Tom Price) sea confirmado.

En cuanto ha México, ha dicho que hay mucha gente buena, pero que realizará una reforma comercial con su vecino, para crear un impuesto fronterizo, y que la realización del muro tomará un año y medio para concluir, y que al final México terminará "reembolsando el dinero a Estados Unidos".

** FXStreet, noticias de divisas **