El oro subió a un máximo reciente a $1347/oz a principios de septiembre influido por los acontecimientos geopolíticos (principalmente Corea del Norte), así como por las expectativas de una trayectoria moderada de futuros aumentos de las tasas de interés en los Estados Unidos debido a los bajos resultados de inflación, explica el equipo de investigación de NAB.

Declaraciones clave:

"Desde entonces, los comentarios menos “dovish” de la Presidenta de la Fed, Janet Yellen, de que las tasas deben aumentar antes de que la inflación alcance el 2%, un dólar estadounidense más fuerte, la fortaleza general en acciones y comentarios menos belicosos sobre Corea del Norte han quitado el brillo del metal amarillo. El oro se cotizaba alrededor del nivel de USD1.270/oz, muy lejos de los recientes máximos y por debajo del umbral crítico de USD1.300/oz, aunque ha recibido cierto apoyo debido a los recientes eventos en Cataluña".

"La tendencia en las posiciones de futuros de oro, largos netos, han estado en simpatía en gran medida con los movimientos en el precio spot de oro, con los fondos de cobertura y los administradores de dinero recortando sus posiciones debido a un menor precio del oro y un USD más alto".

"Mirando hacia el futuro, NAB Economics pronostica que el precio del oro finalizará 2017 en torno a los USD1.262/oz, subiendo a USD1.300/oz a fines de 2018. Los riesgos para nuestros pronósticos están equilibrados".

"Las alzas de tasas esperadas en los EE. UU. ejercerán presión a la baja. Además, una aprobación del paquete impositivo de la administración Trump impulsaría las acciones e impactaría negativamente en los activos de refugio seguro como el oro. Por el contrario, los precios de los activos potencialmente sobrevalorados y las tensiones geopolíticas podrían proporcionar apoyo".

** FXStreet, noticias de divisas **